sábado, 14 de enero de 2006

Y me quedé mirándote

Esto lo escribí hace mucho mucho tiempo y aunque sea muy simple le tengo cariño cogido y como tb se lo tengo cogido al blog, pues ala, dos cariños unidos. Lo comparto aunque ya lo he puesto alguna vez en otros sitios creo.

Y me quedé mirándote. En la opacidad de nuestro universo. Mi universo. Un universo dónde vive una persona con espacio para dos. Una entrada difícil de encontrar con una contraseña que aportar. Una contraseña que muestra el camino a la felicidad. Felicidad que estés ahí, un sueño que en su propia faceta no se puede vivir. Esa propia vida sin vivir, sin poder dormir y con ello es morir. Morir por poder sentirte, sentir que respiras, sentir que vives, sentir que amas. Amar es mi veneno, que me transforma por dentro, que persevo por detenerlo.Detener el tiempo y enmendar mis errores deseo. Deseo, ya no puedo desear, vacío de sentimientos sólo puedo mirar. Y me quedé mirándote.

5 comentarios:

  1. Por si no te lo ha dicho nadie... Vales para escribir!! Yo a veces también escribo relato bastante escuetos; pero como no les llegan a los tuyos ni a la suela de los zapatos y no me atrevo a ponerlos en ningún sitio, terminan hechos cachitos en la papelera de mi cuarto...

    Por cierto, recuérdame que te pase una cosa que escribí pensando en ti ;)

    ResponderEliminar
  2. no me digas que has escrito una historia de terror????? jajajaja


    vale, quedas recordada¡ que lo quiero leer¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. Bueno, quizá un poco de terror sí tiene... Ya te contaré... Jijijiji.

    ResponderEliminar
  4. Ya te lo recordaré que me lo cuentes jajajja

    ResponderEliminar
  5. Trato hecho, vuelve pronto, te echaremos de menos =(

    ResponderEliminar