viernes, 23 de junio de 2017

Probando... El desinfectante textil Sanytol

Después de año y medio esperando mi primer proyecto con Youzz, por fin puedo anunciar que... ¡Fui seleccionada para probar el desinfectante textil de Sanytol!

No sé si es que lo han notado en el ambiente o es simple casualidad, pero ahora que estoy por primera vez de Rodríguez en mi casa (a la fuerza ahorcan) me viene genial estar dentro de esta campaña. A decir verdad, no suelo poner demasiadas lavadoras porque tampoco suelo tener mucha ropa para lavar. Antes, cuando trabajaba echaba a lavar la ropa del trabajo (lógicamente y la interior). Luego añadía la de estar en casa y con ello no me salía una lavadora, así que la posponía para cuando hubiese más ropa, sábanas o algo que hiciera que no tuviese que poner la lavadora medio vacía con el consiguiente gasto; pero... Mi padre es muy fan de manchar al menos tres camisas AL DÍA, siempre dos pantalones, se ducha al menos un par de veces en verano cuando no son tres, se va a andar (y echa a lavar esa ropa, evidentemente) y con ello, tiene ropa y calcetines en el cesto de la ropa sucia para parar tres trenes. Y si pensáis que exagero con esto de la ropa sucia, sí, en efecto, llevo sangre andaluza, pero es que mi padre lleva más...

Yo ya en su día me negué a poner ese tipo de lavadoras que luego además toca tender, recoger, planchar, doblar y colocar, así que pongo lavadoras de vez en cuando cuando se trata de lavadoras normales con la ropa sucia semanal y seguramente las sábanas o ropas que completen la lavadora. Y para eso... Siempre es bueno probar diferentes marcas de lejías, detergentes y suavizantes que consigan su cometido, que viene a ser dejar la ropa suave y con buen olor (en el caso del suavizan) o quitar las manchas más difíciles, en el caso que nos preocupa ahora. Mi padre tiene manchas de todo tipo, si no son de vino, son de grasa y si no de protector solar, crema, tinte o de una mosca que pase y tenga la suerte de que se le pose en algún lugar y le deje algún vestigio, porque cuando no es él mismo, es el camarero y cuando no alguien cercano, pero siempre siempre la medalla al mérito se la lleva él, mi padre. Y por eso digo que entre otras cosas me niego a poner sus lavadoras... Peeeero... También es cierto que la mejor manera de probar el detergente de Sanytol va a ser con la ropa de mi padre, ya que la mía se echa a lavar prácticamente limpia y como se suele decir, con darle un agua es suficiente. Aún así el que pueda darla algo de suavidad extra, que cuide las prendas y les dé un buen olor, para mi gusto es prácticamente fundamental.


Desde la marca no aseguran que con este desinfectante textil conseguiremos destruir las bacterias que en lavados a baja temperatura no logran eliminarse y provocan malos olores. Yo creía que ese olor era porque los calcetines de mi padre se había terminado pudriendo con el tiempo y el uso, pero oye, si Sanytol dice que puede solucionarlo y además dejar un olor refrescante en las prendas, ¡habrá que probarlo!

Como siempre recomiendo, podéis usar los hashtag #ElGestoSano, #YouzzSanytol y #FueraLosMalosOlores para hablar del desinfectante textil de Sanytol en las redes o podéis también echarle un vistazo a su web http://sanytol.es.

2 comentarios:

  1. ¿Y qué tal la prueba de fuego? no, no esa prueba de fuego, la ropa de tu padre no merece eso aunque algún día se pase de sucia, me refiero a que si sale limpita y todo eso...

    ResponderEliminar
  2. Pues según nosotros mismos y las personas a las que se lo he dado a probar, lava bien, desinfecta bien (aunque tampoco metemos cosas "tóxicas" a la lavadora, la verdad...) y deja la ropa suave y con buen olor. La ropa de mi padre es más para tratarla con ácido y luego ponerla en cuarentena, pero vamos, que yo la he lavado con Sanytol también y bien, jajajajaja. ¡Aprobado! :P

    ResponderEliminar