miércoles, 10 de mayo de 2017

¿De qué te quejas?

Silencio. Calla. A nadie le interesa tu vida. No les interesa lo que pueda estar pasando. Así es como me han educado toda mi vida y, aunque en ocasiones no lo comprenda, creo que tiene una gran razón de ser como es y tanto por ello como por mis seres cercanos, lo respeto. Aunque me sigo quejando. Porque los demás ya lo saben. Lo deducen. Se anticipan. Lo prejuzgan... Como hacemos todos alguna vez.

Calla, ¿no ves que si no te juzgarán? Si algo malo te pasa, serás el centro, de las burlas, de las risas... O para otros serás razón de penar. Que alguien se apiade de esa pobre desgraciada. Pobre. Si algo sale bien, no lo cuentes, no lo expliques, no lo aclares, ¿no sabes que te envidiarán? ¿De dónde sale tanto ego de esa Don nadie, ¿¡pero qué se ha creído!? ¿De qué sabes tú tanto? ¿Se cree que por ser hermana de quien es, es mejor? La tonta esta... Pero si en su vida ha dado palo al agua. No cuentes que el día fue bien. ¡No cuentes que el día fue mal!

¡No digas que estuviste estudiando un mes fuera! Quién lo pago, ¿el trabajo de tu madre? Normal que no se separe de su abuela, ¡seguro que aún le hace la comida! ¡Pero si es que tú no has hecho nada nunca! Deberías trabajar. No, en eso no, en otra cosa. ¡Sal más! ¿Por qué no te echas un novio? Pues así no puedes seguir. ¡Mira tu primo! Él sí tiene problemas, trabajando de sol a sol y con tres hijos. Ya podías hacer tú lo mismo y ser alguien en la vida. Tienes que hacer lo que yo diga, porque es lo que está bien y es donde entra el derecho de queja. ¿Acaso ya te estabas quejando con anterioridad? Mal hecho, no tienes razón. ¿De qué te quejabas? ¡Pero si no puedes tener más suerte! ¡Todo te viene siempre de cara! Anda que no te están permitiendo cosas... En mi época eso no pasaba, conmigo no estarías así, desde luego. Ahora dice que le gusta el fútbol, ¡si no sabe lo que es un fuera de juego! Y las motos, ¡lo que me faltaba! ¿Actriz? ¿¡Tú!? Bueno, bien... No vales para médico, ¿no ves que con esas pintas no te van a tomar en serio? ¡Estudia una carrera! Seguro que no sirves ni para limpiar escaleras, ¡pues a ver de qué vas a vivir! ALGO TENDRÁS QUE HACER.

Y es verdad. Y es real. Mi familia tiene razón, no cuentes, ellos ya saben todo.

Hace muchos años yo nunca contaba nada de lo que me pasaba, aunque haya pasado por mucho. Por mucho. No tenía ese derecho. Yo nunca tenía problemas, porque a nadie le interesaban. Yo no tenía un hermano alcohólico; un primo con cáncer; un abuelo infiel y que no quería a sus hijos; una tía que no podía moverse; un amigo con una enfermedad terminal; una muerte anunciada; un tío con problemas graves de vicios y de dinero; litigios vitalicios, repetitivos, presentes; no pasé una estación en un hospital; y tampoco tenía miedos vitales o un monstruo que no habitaba debajo de mi cama, sino debajo de mi cabeza. Yo nunca he tenido nada de eso porque nunca me han dado la opción. ¡No te quejes o sabrán de aquel día fatídico, de aquella mancha en una vida perfecta! Porque la depresión se quita simplemente cuando no estás triste, el alcoholismo se cura dejando de beber y al cáncer una muerte lo elimina... Y desaparece para siempre. ¿Qué problemas tienes tú? Yo sí que tengo problemas, ¿pero tú? SI ESTÁS ASÍ ES PORQUE QUIERES.

Cuando por fin descubrí que había un derecho a equivocarse y otro que permitía la queja, demandé esas protestas y lo que obtuve fue lo que siempre me dijeron. Cuando por fin alguien me dio la oportunidad de hablar, de exponer estas reclamaciones, esa misma persona me silenció por excesiva. Porque era demasiado. Porque no era para tanto. Porque... ¿Qué sabré yo de la vida? Yo sí sé lo que es la vida, lo que es que te trate mal, ¿pero tú?

Las apariencias engañan, pero tú... TÚ LO TIENES TODO. 

10 comentarios:

  1. Todo eso lo dice la gente que en realidad quiere escucharse a si misma y no oír lo que tienen que decir otros. Cuando les cuentas algo ellos lo toman como forma de poder comparar y contraatacar con sus propias cosas...

    ResponderEliminar
  2. Pero si te quejas haces mal porque eres una quejica y si no lo expresas, también haces mal porque no es bueno guardárselo todo.

    ResponderEliminar
  3. Como siempre, hay que buscar un equilibrio y saber a quién te diriges y qué puedes compartir con esa persona.

    ResponderEliminar
  4. ¿Crees que alguien (que no sea monje budista) a conseguir encontrar ese equilibrio en la vida? Porque tengo mis serias dudas. xD

    ResponderEliminar
  5. Los monjes budistas tampoco, no te creas. Si acaso los eremitas y porque viven solos xD

    ResponderEliminar
  6. Hmmmmm, me interesa el tema... ¿Dónde dices que hay que pedir la vez? :P

    ResponderEliminar
  7. Nah, ya es un poco complicado. Piensas que estás a tomar por saco del mundo y que vives en un lugar aislado e inaccesible y te aparecen senderistas domingueros y te chafan la vida aislada y solitaria. Y eso de vivir de raíces y frutos me da que no es vida para ti (más que nada porque por la alergia me da que no ibas a poder no por otra cosa).

    ResponderEliminar
  8. ¿Estamos hablando de monjes budistas o de vida en comuna? Que me he liao'. :P

    ResponderEliminar
  9. Conclusión: Haz lo que te dé la gana, te criticarán igual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vive tu vida y sé feliz, es lo mejor.

      Eliminar