Seguidores

Google+ Followers

miércoles, 12 de abril de 2017

Probando... El papel higiénico húmedo de Colhogar

¡Bien! De nuevo en Trnd han vuelto a confiar en mí para probar el papel higiénico húmedo de Colhogar.

En casa solemos tener siempre tanto en el baño como en otras estancias de la casa (en la cocina y en mi cuarto, por ejemplo), una pequeña bolsita con toallitas húmedas que empleamos para diferentes usos. La utilidad de las toallitas del baño parece ser evidente, pero quizá no lo sea tanto si aclaro que además de para ese uso tan evidente, las tenemos también para limpiar o refrescar algunas zonas de la piel después de la depilación, para eliminar pequeñas manchas puntuales en los sanitarios o de algo que haya podido caer en el suelo, e incluso en este caso al ser un papel higiénico con aloe vera, podría ponerme un poco en la piel para calmarme los picores de la piel atópica, cosa que ya antes hacía con las toallitas húmedas que usamos actualmente y me calmaba durante un rato.

Dicen además que mujer prevenida vale por dos y yo como aparte de mujer (creo, al menos esta mañana lo era) soy prevenida, siempre que puedo llevo también alguna toallita por lo que pueda pasar. Y... Lo que pueda pasar trabajando con niños es: manchas, sangre, pintura, tierra y ciertas sustancias que yo estoy segura, podrían ser una nueva especie auto inmune creada por estos pequeños seres menores de diez años. ¿Lo malo? No suelen hacer paquetes de toallitas pequeños en los que vengan unas cuántas toallitas (dos o tres, no pido más, para cuando se gasten reponerlas) que se puedan guardar en cualquier sitio y que no se sequen mientras no tengas la necesidad de usarlas todas y te queden algunas húmedas para próximas veces.

Hace un par de meses, uno de los papis de un niño de mi trabajo me entregó un paquetón de toallitas de esos en los que vienen 80 y que pesan lo suyo (porque además de venir muchas, al estar húmedas el peso se eleva) que alguno de los otros papis había perdido por el camino (por cierto, luego resultó pertenecer a uno de los abuelos de mis niños). ¿Con esto qué quiero decir? Que llevar esto en las mochilas de los peques es muy útil, comprarlas en este tamaño es más económico pero ocupan demasiado y muchas veces corremos el riesgo de, como pasó, no sean prácticas de transportar en sus mochilas y que si no las gastas en el tiempo recomendado (creo que en alguna parte leí que este tiempo eran tres meses) terminen por perder su beneficio.

Desde Colhogar y con la mediación de Trnd, he recibido en mi casa un paquete con dos sobres grandes de papel higiénico húmedo con 52 piezas de las dos versiones: Colhogar Pure (aporta sensación de higiene y cuida las pieles más sensibles) y Colhogar Aloe Suavidad (enriquecido con extractos naturales de aloe vera para lograr una sensación de higiene con toda suavidad). Además también se incluyeron 20 sobres pequeños de muestras con tres piezas del segundo modelo de papel húmedo, el de Aloe Suavidad para regalar a mis amig@s. Con total seguridad me voy a quedar algunas de esas porque no podrían venirme mejor, pero las que me queden  serán seguramente cedidas a gente de la familia (tenemos tres niñas pequeñas, mi abuela es usuaria habitual de este tipo de producto y también hay una profe en la familia que trabaja con peques) y a los papis de los niños que conozco.

Por lo que he leído, ambas variedades han sido testadas dermatológicamente y se elaboran con pH neutro para la piel. Tampoco contienen perfume, parabenos o alcohol, por lo que son adecuadas para que las pueda utilizar cualquier persona. Otro gran beneficio a diferencia al menos de las toallitas que yo suelo usar es que este papel húmedo está elaborado con un 100% de fibras de origen natural y son biodegradables, por lo que podemos tirarlas por el WC.

Y a vosotros, qué os parece, ¿os apetece probarlo?

1 comentario:

  1. Si no tienen alcohol no son buenas para los borrachos, así que para todo el mundo para todo el mundo...

    ResponderEliminar