Seguidores

Google+ Followers

miércoles, 27 de abril de 2016

Trenzas de azúcar

La lista de recetas a llevar a cabo es cada vez más extensa y el tiempo del que dispongo, cada vez más escaso. Tengo planeadas hacer mil cosas (muchas recetas entre ellas) para cuando lleguen las vacaciones, pero aunque visibles, todavía son lejanas. 

Entre los proyectos a llevar a cabo pronto, están estas trenzas de azúcar. Las hice ya hace bastante tiempo, pero me recordaron tanto a un sabor concreto (¿un receta de mi abuela para la merienda? ¿un bollo comprado en la pastelería de mi pueblo cuando era pequeña?) que me quedé con las ganas de repetir y hasta ahora y aún no sé cuándo, no he podido poner mis manos en la masa de nuevo. 

Fue una receta encontrada por internet, así que no os puedo poner medidas o pesos concretos, tan sólo las fotos del "making off", pero si tenéis muchas ganas de hacer algo similar, siempre puedo buscar la receta original o una parecida ya que yo, como digo, también tengo pensado repetirlas algún día. 

Como casi cada bollo o similar, todo empieza con una masa hecha de una mezcla de ingredientes diferentes. Así ya tiene buena pinta, ¿no?

Luego simplemente las di forma y aunque a mí me salieron cuatro, eran bastante grandes, siempre se podían haber hecho con esas mismas medidas seis e incluso más; pero como las mías eran para repartir (dos para mí y una para cada una de mis abuelas) el reparto estaba más o menos claro. 

No recuerdo el proceso del todo bien, pero el mecanismo para realizar la forma de la trenza es sencillo y se parece bastante a las trenzas del pelo con, evidentemente, ciertas limitaciones. Aquí si te pasas estirando, rompes la trenza, en cambio si el tirón es en el pelo tu conejillo de indias simplemente sufrirá un tirón de entre leve y moderado. Y se cagará en...

En fin, luego simplemente le echas un poco de huevo para "pintarlas", un poco de azúcar por encima (ahí está la gracia de la trenza, aunque también te lo puedes ahorrar) y cuando se empiezan a dorar son una preciosidad a la vista, pero también una delicia para el olfato, no veáis cómo olía la cocina cuando las hice...

Está mal que yo lo diga pero estaban buenísimas. Aunque bueno, el mérito no es del todo mío, yo simplemente puse la mano de obra, la receta como digo, era sacada de internet. Ahora me gustaría hacer, sino estas, otra cosa que me parece un tanto similar: pretzels. Todo es ponerse a ello, quizá no salgan como me gustaría o a lo mejor son una delicia para el paladar. Aún no sé qué tal nos llevaremos el nuevo horno de casa y yo, tenemos pendiente desde que me vine a vivir aquí estrechar un poco más nuestra relación por si las moscas... 

Aquí tenéis la textura del interior. Ya digo, ¡muy ricas! :)

lunes, 18 de abril de 2016

Muestras religiosas y Heinz

¡Muestras! :)

Hacía mucho que no recibía muestras de ningún tipo, cada vez dan menos oportunidades de probar productos o recibir pequeños regalos; pero también es cierto que ahora tengo más opciones de recibir otro tipo de artículos que además, una vez probados y comentada su eficacia, puedo quedarme para mi disfrute. Quizá pronto haya más novedades con respecto a esto, pero mientras tanto...

Una muestra para mi abuela, recibida el pasado 29 de Enero. Que nadie se asuste, pero mi abuela tiene una extraña fijación con los rosarios, en concreto, con los rosarios del tipo de la foto, de estos de plástico que son de colores. Tiene al menos tres o cuatro en la cabecera de la cama de su habitación y de distintos colores. Incluso tiene uno que creo recordar, también le regalé yo en su día, que brilla en la oscuridad. Por todo esto, decidí pedirle otro que venía también con algunos libretos que, evidentemente hablan sobre la religión y otros pequeños regalos.

Por supuesto a mi abuela también le gustan mucho las estampitas religiosas. Siempre tiene alguna virgen puesta en la esquina de algún cuadro o, cada vez que se celebra una misa especial o alguna fiesta religiosa, recibe alguna que otra postal de Jesucristo. Usualmente se las queda para ella, pero alguna vez nos las da a nosotros (bueno, yo soy agnóstica, pero las coge par dármelas con tanto cariño que no puedo decir que no, al fin y al cabo, eso no daña a nadie).

A decir verdad, fue una muestra bastante generosa de cosas a las que además, mi abuela suele dar buena salida, aunque sean sólo para adorno. Y bueno, así ahora tiene un rosario de otro color diferente (esto es como los cromos, el negro le faltaba). 

Para más información, aquí tenéis su web: http://www.fatima.org


Segunda muestra, Heinz, sí, de nuevo. Es exactamente la misma muestra sobre la que os escribía en esta ocasión (aquí) en el blog. No es por ser avariciosa con respecto a las semillas, es que la otra vez una vez plantadas, empezaron a crecer, pero de repente se estancaron y se pudrieron. No sé qué pasó, pero todas las plantas que habíamos comprado para crear un pequeño huerto casero, murieron. ¡Mi madre y yo somos un par de asesinas! Ahora que me he cambiado de casa (confiemos en que era eso, "culpa" de la casa, o de su clima o vete tú a saber) y he vuelto a plantarlas. Parece que están saliendo y sobreviviendo, pero no quiero lanzar las campanas al vuelo todavía.

A vosotros qué os parece, ¿sobrevivirán (como cantaba la mítica Mónica Naranjo)?
Web de Heinz: http://www.heinz.es/?redirectfrom=openpage

miércoles, 13 de abril de 2016

Probando... La nueva Veet Sensitive Precision

Hace unos cuántos días, desde la web de EnFemenino, me dieron la oportunidad de probar esta nueva depiladora/recortador eléctrico. A ver, no es que no lo agradezca, al contrario, pero... Fue una depiladora para las piernas primero, ahora para partes íntimas, axilas y cejas... Empiezo a sentirme un poco Chewbacca. o.O En fin, a lo que vamos.

Recibí la Veet hace tan sólo unos días y ya he comenzado a ver anuncios sobre ella en la televisión, así que supongo que si es un buen producto y hace bien su función, no tardará en despuntar. Eso sí, si queréis comprarlo, mirad bien precios en varios sitios antes, porque igual que se ha podido ver a la venta en algunas tiendas por casi 40€, también se puede comprar en otros sitios por la mitad. 

Como podéis ver, es una máquina recortadora (como los cortapelos que se usan para cortarse el pelo de la cabeza pero de un tamaño más mini) para usar en diferentes partes del cuerpo. Como dije más arriba, sirve tanto para partes íntimas, enteras y/o línea del bikini; como también para depilar axilas, cejas e incluso sirve para el vello facial, en definitiva, sirve para recortar casi cualquier vello no deseado que podamos encontrar en nuestro cuerpo porque, aparte de ser muy delicada con nuestra piel, también es precisa y no existe peligro de corte.  
Veet Sensitive Precision con el peine recortador para igualar la longitud del vello, debajo del cabezal rosa se pueden encontrar las cuchillas de corte de 20mm de la Veet. 

Además y para mayor comodidad, la Veet Sensitive Precision viene con diferentes cabezales, para que puedas intercambiarlos según la parte a recortar. Tiene un cabezal de corte de dos caras (16mm y 6mm) para dar forma a las cejas, un peine recortador (2mm y 4mm) para igualar la longitud del vello facial, un peine recortador para igualar la longitud de otras partes del cuerpo y otro cabezal (20 mm) para depilar también otras partes del cuerpo. Os dejo las fotos para entender mejor de lo que hablo, ya que dicen que una imagen vale más que mil palabras.
Cabezal de corte de dos caras, para dar forma a las cejas. 

Peine recortador para igualar la longitud del vello y tapa protectora, por si las moscas. 

Brocha para limpiar, aunque los cabezales (¡sólo los cabezales!) se pueden limpiar también debajo del grifo. 

En mi opinión personal y una vez probada la máquina, puedo decir que cumple las expectativas que promete. Si estás buscando algo que haga que el vello salga de raíz y que tu depilación perdure por algo más de tiempo, quizá la Veet Sensitive Precision no es lo que estás buscando; pero para gente que busque un trato más delicado para su piel y a quien no le importe tener que retocarse algo más a menudo (recordemos que es una recortadora, no una depiladora como tal), sí puede ser un producto que te convenza. La mayoría tenemos claro que una depiladora hace que nuestro vello salga de raíz y que por ello, tarde más en salir; pero al menos en lo que a mí se refiere, mi piel queda tan enrojecida (y a veces incluso con pequeñas heridas si hablamos de zonas externas a las piernas) que no me merece la pena este tipo de depilación. Veet, al recortar el pelo, hace que la zona no se enrojezca y obtienes muy buenos resultados, aunque evidentemente estos sean menos duraderos. Es cuestión de elegir lo mejor para ti y tu piel. Yo ya he elegido.

Aquí tenéis todo lo que puede encontrarse al comprar la Veet Sensitive Precision, instrucciones incluidas, por supuesto.

Y como la gente de Veet está en todo, también en el pack se incluye una pequeña bolsa para que puedas guardarlo todo y no se te pierda ningún cabezal o pieza por pequeña que sea.

¡Es perfecto!

martes, 5 de abril de 2016

SmileBoxInnova + Alimentaria

Hoy, como ya hice en otras ocasiones anteriores, recojo el testigo que me brindan desde Influencers para daros a conocer la nueva SmileBox Innoval en colaboración con Alimentaria.

¿Y qué es una SmileBox Innoval? En su día tuve la oportunidad de hablaros en el blog sobre las SmileBox All Star en esta entrada, donde nos dieron la oportunidad de poder ganar una de las cinco caja que sorteaban. La historia se repite, pero ahora tenemos la oportunidad de poder ganar una de las, también cinco, SmileBox Innova que de nuevo se sortearán. Evidentemente no sólo cambia el nombre de la caja, sino también su interior. Esta vez, al ser una SmileBox en colaboración con Alimentaria, los productos que van en su interior están considerados las últimas tendencias en consumo de alimentos y bebidas. Para que nos entendamos, es algo así como lo que está de moda, todas las novedades y los productos que más gustan ahora mismo presentados en The Alimentaria Hub, que se celebrará entre los días 25 y 28 de Abril en la Fira de Barcelona (Gran Vía).

Para cualquier información extra, por si necesitáis investigar algo o por si yo no he conseguido explicarme del todo bien, os dejo todos los links informativos sobre el proyecto, como por ejemplo:

Twitter: @Alimentaria
              @SmileBox_es

                  http://www.facebook.com/SmileBox.ESP

Para los que tengáis Twitter, aparte de ambos lugares arriba mencionados, también podéis usar los siguientes hashtags para preguntar y/o hablar sobre el tema: #SmileBoxInnoval #SmileBox #SmileBoxMayo #sorpresas #innovación #cajadesuscripción #testdeproductos #sampling #box #innoval #alimentaria2016

Y para terminar, los últimos enlaces e información:

Y después de los links oficiales con toda la información que podáis requerir (si necesitáis alguna cosa en concreto, también podéis escribirles o bien a ellos o bien a mí para que les pregunte, pero creo que tenemos la suficiente información en los enlaces) paso a hablar de manera más personal sobre el proyecto. 
Para ser sincera y quizá pecando también de repetirme, diré lo de siempre, me parecen grandes aciertos el cedernos la oportunidad de probar los productos y opinar sobre ellos antes de que salgan al mercado o una vez estén expuesto a la venta pero aún sigan siendo una novedad. Me parece también que el dar la oportunidad de conseguir estos productos a un precio más rebajado para en consumidor, que es quien va a consumir los productos y el que elegirá si gustan o no y por tanto si son rentables o no lo son, es la clave para las ventas y también para dar pistas sobre cómo encaminar los artículos en cuestión. Pero (en todo lo bueno, siempre tiene que haber algún 'pero') yo siempre tiro hacia lo mío y más que novedades en sabores, me gustaría ver más productos con novedades en sus ingredientes.  

Está muy bien, de hecho está perfecto que poco a poco todas las marcas, especialmente las más conocidas y por ende las más caras, produzcan cada vez con ingredientes más sanos, con menos azúcares, menos grasas, menos sales y de manera más ecológica; pero en mi opinión, muchas marcas aún continúan cojeando en un aspecto importante: las alergias. ¿De qué me sirve a mí que haya quince tipos de chocolate: negro, con leche, blanco, con almendras, relleno de fresa, con galleta, etc., si yo no puedo comer ninguno de ellos? Está claro que una tableta de chocolate con almendras, llevan almendras (¡obviamente!) pero, ¿por qué lleva otros frutos secos o trazas? ¿Por qué podemos encontrar esas mismas trazas en una tableta de chocolate con leche sin más? ¿Por qué una bolsa de macarrones para celíacos cuesta hasta diez veces más? ¿Por qué a pesar de ser obligatorio, existen aún marcas que no etiquetan de forma correcta y veraz?

Como digo, toda evolución hacia lo más sano siempre me parecerá una evolución correcta, pero también es cierto que la comunidad de alérgicos cada vez y por desgracia es más extensa y muchas veces echamos en falta algunos productos especializados en nosotros. Una tableta de chocolate sin frutos secos (por experiencia os digo que cuesta mucho encontrarla, yo aún no la he encontrado en las baldas de ningún supermercado), algo de embutido sin lactosa, unas galletas sin trazas de huevo... 

En cuanto a los productos que sí puedo consumir, pongamos un ejemplo muy práctico: una bebida carbonatada con sabor. El sabor que sea, me es indiferente. Un refresco siempre es mucho más agradable de tomar, especialmente para los niños, si tiene un sabor dulce y ese sabor tan dulce normalmente se consigue añadiendo mucho azúcar. Demasiado, tanto para los niños, como para cualquiera, pero especialmente para ellos. ¿Alguien no se ha topado en internet con la típica foto de las comparaciones entre algunas de la bebidas más famosas y el azúcar que llevan? Que pueda hacer la misma bebida, con el mismo o muy parecido sabor y con apenas azúcar o zero, nos lleva a poder disfrutar del mismo sabor pero sintiéndonos y seguramente siendo algo más sanos en nuestro interior.

¡Apuntaos! Cuantos más seamos, mejor.