Seguidores

Google+ Followers

domingo, 29 de noviembre de 2015

Probando... Mi nueva Braun Silk-épil 5 5-531

Sí Mr Blogger, esta sí es la entrada de la que te hablaba... :P

Hace un tiempo que me dedico en exclusiva a organizar cosas para la casa (medir, hacer planos, buscar ideas, calentarme la cabeza con las cosas que no cuadran, probar cosas complementarias que sí cuadren y que me gusten, solucionarlo, ver que tampoco sirven así y finalmente, comprar) e ir a trabajar. Tengo también en mente hacer cosas pendientes desde hace... Bueno, ni se sabe, pero tal es el lío que tengo, que a veces incluso olvido hasta los pedidos que tengo pendientes.

Por eso cuando hace un par de semanas me llamaron diciendo que tenía un paquete pendiente de llegar y que llegaría esa misma mañana, me sorprendí. En principio -que me acordase- estaba pendiente de recibir un par de cosas para completar la decoración de mi habitación, al menos en esta estancia no tengo que contar con nadie para decorarla y es por ello que es la única de toda la casa que está ya completa... Una de las cosas que había comprado era una funda nórdica para mi edredón, que entre que nunca está de más y que era muy bonita, al final cayó. La otra cosa era una alfombra que encontré bastante barata y como también me venía muy bien para cubrir el suelo a los pies de mi cama y era grande, de nuevo me convenció. Me extrañó que llamasen pidiéndome datos cuando para estos dos pedidos ya estaban confirmados, pero quizá había habido un cambio de última hora o un repartidor despistado, nunca se sabe. 

Lo primero que debía llegar era la funda nórdica, así que me llegó primero la alfombra, por llevar la contraria y despistar, más que nada. Lo segundo, evidentemente fue la funda nórdica, así que ya estaba todo... Pero entonces me llamaron que ya llegaban con mi pedido, que si estaba en casa... ¿¡Pero qué leches había pedido yo que no me acordaba!? Haciendo cábalas, intentando atar cabos... ¡Nada, que no me acordaba! 

Llega el paquete, lo abro...
Aquí el paquete sospechoso

o.O 

Efectivamente, dentro había una Braun Silk-épil 5 5-531 y unas pinzas de depilar con luz incorporada. :O

Resulta que yo hacía un tiempo me había apuntado a un proyecto de Próxima a Ti para testar esta depiladora eléctrica, pero por alguna razón no había recibido el email de confirmación que me mandan comentándome que estaba dentro del proyecto. ¡Sorpresa por duplicado! :)

En absoluto es una queja, todo lo contrario, estoy encantada con el regalo. 

Como ya algunas personas sabréis, yo a lo largo de mi vida he sufrido algunas enfermedades en la piel aparte de las que vienen siendo comunes (varicela y alergias se podrían considerar como comunes y luego tuve otro par que fueron algo más graves) y tengo la piel bastante maltratada. De hecho también sabéis que soy alérgica al agua -por si no tuviese suficiente ya con lo demás- y como mujer que soy, también me depilo. 

Lo hablaba con Vicky y con Mr Blogger hace un tiempo, somos libres de elegir si nos depilamos o no, a pesar de que la sociedad casi nos imponga hacerlo por el mero hecho de ser mujeres, pero yo en mi caso elijo depilarme. ¿Por qué? Para mí, y quizá esté equivocada, es más higiénico. No veo ninguna función protectora ni tampoco higiénica a tener pelo en las piernas o en las axilas (en otros sitios podría ser discutible). 
Incluía unas pinzas de depilar con luz, un cabezal con masaje y el cargador de red.

Como digo, con una piel tan delicada y con las prisas que siempre llevo para todo, nunca me había parado a probar algo más allá de las cuchillas, que si bien no son dolorosas, tampoco son muy eficaces a la hora de mantenerte perfecta durante mucho tiempo. Además en mi caso concreto, siempre terminaban haciéndome pequeños cortes que parecían algo exagerado cuando en realidad carecían de importancia.
Braun Silk-épil 5 5-531
Puesta en marcha...
Mi tía en una ocasión me ofreció regalarme una suya que ella no usaba, pero al final pasó el tiempo y como digo, nunca me animé a comprarme una por si acaso era demasiado doloroso y me tenía que quedar con una depiladora nueva guardad y olvidada en un cajón.

¿Y el resumen de cómo me fue? Podéis leerlo tanto en mi perfil de Ciao.

Mientras tanto si con mis opiniones os habéis animado a probarla o a querer conocer más sobre la marca o sobre las depiladoras en concreto, aquí tenéis también el enlace directo a la web de Braun donde tenéis toda la información que necesitéis.

Con respecto a las pinzas, estoy segura de que tanto mi madre como el nuevo metrosexual de mi padre me las robarán de vez en cuando y si no, tiempo al tiempo. 

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Muestra cuchara de Ordesa y Nivea for men

Segunda muestra de Ordesa recibida el 30 de Julio y esta vez, no me la esperaba. Aproximadamente 5 meses después de enviarme el babero (aquí podéis verlo), Ordesa me ha enviado una cuchara por haber participado en un concurso en el que no recuerdo haber participado, pero... ¡Oye, que la cuchara me viene genial! Dentro de unos meses tengo pensado invitar a toda mi familia a comer para celebrar algo... ¡¡Y probablemente vendrá mi sobri!! Así que esa cuchara le vendrá mucho mejor para comer que las que usamos los adultos, que quizá le parezca algo rara de manejar. No sé, pero los de Ordesa tienen su puntito, a mí al menos me han ganado. 
Web oficial de Ordesa aquí: https://www.ordesa.es


Y la segunda muestra del día de hoy, Nivea, recibida el pasado día 8 de Agosto y administrada por mi padre el mismo día 9, jajajaja. 

   - Men es hombre, ¿no?
   - Sip. 
   - ¿Me la das a mí? Yo te doy una muestra de Fructis para el pelo.
   - Bueeeeeno.

Jajajaja, así que nada, yo tengo mi latita de Nivea (la de la lata azul de toda la vida pero en versión mini) que compré porque era la mejor para las rozaduras que producía el suelo donde trabajaba antes (en deporte es común tener que revolcarte por el suelo, sobre todo cuando estás con niños pequeños). Y él se ha quedado con la muestra. Nivea, la marca de toda la vida.

PD: Sí, bueno, lo de que lo anuncien los chicos de mi equipo es un punto extra a favor. 
Además creo recordar que entrabas en el sorteo de una camiseta del equipo, la cual parece ser que no me tocó... 
 
Web de Nivea: http://www.nivea.es

sábado, 21 de noviembre de 2015

ClaquéBCN


Hoy os traigo una entrada dedicada a las más indecisas, ahora veréis por qué. ClaquéBCN es una nueva marca de calzado customizable, cien por cien española, con calzado fabricado en Elda, Alicante, la cuna de este tipo de producto en España.

¿Y por qué para la más indecisas? Fácil, ClaquéBCN es una marca que fabrica calzado transformable, con partes de quita y pon para que puedes intercambiarlas y disfrutar cada día de ponerte un zapato diferente. Como tanto los zapatos como las partes transformables son diferentes entre sí, siempre podrás llevar un mismo estilo pero adecuado a la ropa que lleves o incluso a tu estado de ánimo.

Como podéis ver, la marca se centra en cinco modelos base (todos con nombres de mujer) entre los que podéis escoger los modelos de tacón bajo, más cómodo para el día a día; el botín de tacón ancho o de tacón algo más alto; la plataforma y la zapatilla de estilo más deportivo.

Especial mención a las fotos, algunas son espectaculares.

Por si no fuera poco con esos cinco modelos y colores diferentes de zapatos, como también los podéis combinar con los accesorios creados para cada uno, podréis componer aún más modelos. 

El lema de esta nueva marca es: TRANSFORM YOUR SHOES TO MATCH YOUR LOOK. 

Como veréis en las siguientes fotos, la modelo lleva los zapatos de la marca con diferentes accesorios, para que podáis ver cómo quedan y cual es la idea central de esta marca de calzado customizable. 

Este look en concreto me gusta bastante, nunca he tenido unos zapatos de este estilo, pero la verdad es que me han llamado bastante la atención, ¿a vosotros os gusta?

 Y de nuevo, ¡fotaza!

¿Qué debes hacer si esta marca te ha llamado la atención y te apetece saber algo más sobre ella o incluso comprar algún modelo?

Aquí te dejo su Instagram: @claquebcn
Su Facebook: facebook.com/claquebcn
Y su página web: http://www.claquebcn.com/es/

Si tenéis Twitter, e incluso en cualquier otra red social, podéis usar también algunos de estos hashtags: #zapatos #zapatosdediseño #zapatostransformables #zapatoscustomizables #customización #diseño #zapatosdiferentes #zapatosoriginales #zapatosmadeinspain #zapatosunicos #zapatosdemujer #shoes #customshoes #designshoes #barcelona #claquebcn #madeinspain #transformation #womanshoes #fashion #fashionshoes #fashiondesign #changelook

Para probar la nueva marca, sus lectoras/seguidoras tienen tres códigos de descuento disponibles hasta el 31/12/2015.

- INFLUENCERCLAQUE_ORO (25% de descuento comprando 1 zapato base + 2 o más accesorios)
- INFLUENCERCLAQUE_PLATA (20% de descuento comprando 1 zapato base + 1 accesorio)
- INFLUENCERCLAQUE_BRONCE (15% de descuento comprando 1 zapato base)

miércoles, 18 de noviembre de 2015

¿Y si creamos púas?

Hace ya unos cuántos años, cuando aún apenas existían los teléfonos móviles (y si existían, su tamaño era comparable al de un microondas) y las cabinas eran algo habitual en las aceras de las calles, yo coleccionaba tarjetas. Me daba igual de dónde provinieran las tarjetas, cabinas, puertas de hoteles, gasolineras, bancarias, sanitarias... Yo las coleccionaba todas, especialmente las que eran muy bonitas y estaban hechas con plástico duro. Por aquel entonces me era muy fácil conseguirlas, mis abuelos vivían en Murcia en una casa alquilada y para llamar, compraban tarjetas para la cabina y nos llamaban bastante a menudo. Cuando a las tarjetas se les acababa la carga, mi abuela siempre las guardaba y me las daba todas juntas cuando venían a Madrid a visitarnos. Gracias a ellos conseguí la mayoría de las tarjetas de mi colección, que no tenía ni idea de para qué podrían servir, pero que ahí estaban. Yo siempre hago colecciones estúpidas, excepto la de coleccionar Volkswagens... Antes nuestros amigos de las compañías telefónicas hacían unas tarjetas bastante chulas, en su mayoría sobre animales (o al menos esas compraban mis abuelos) y donde ponía el nombre del animal y detalles sobre él o algunas otras con personajes de Disney, que como comprenderéis, para una niña pequeña que era yo por aquel entonces, eran bastante vistosas. Tengo también algunas de algún hotel, como por ejemplo la que abría la habitación del hotel en el que nos alojamos cuando fuimos a Disneyland París. No me preguntéis cómo acabó esa tarjeta en mi colección, pero me da que mi padre, con lo despistado que es, se la metió en el bolsillo y acabó aquí, en España (Hotel Santa Fe, para más señas). Incluso tengo otras dos de ese mismo viaje, las dos entradas al parque que en su día (no sé ahora) eran tarjetas duras con imágenes de la película de El Rey León. Alguna hay de las que se ponen en las maletas cuando viajas, del gimnasio, conmemorativas de alguna cosa... En fin, que me hice con una colección de tarjetas que, excepto las que son realmente bonitas y guardan algún recuerdo, estaban ocupando sitio en un estante de mi antiguo salón. 
Ejemplo de tarjetas propiamente feas...

Hace unos cuántos años, por aquella época en la que me divertía buscar cosas por internet, pero en la que también mi madre me impedía comprar porque no se fiaba del tema (ahora es ella quien me recarga la tarjeta para poder comprar), encontré una especie de troqueladora para tarjetas que las cortaba en forma de púas. En realidad no creía ni que se vendiese, y si se hacía, seguramente sería caro y lejano, lo cual aumentaba aún más el primer adjetivo por las dichosas aduanas. 
No me volví a acordar del tema hasta que un día buscando un afinador para el violín (el cual por cierto me robaron -el violín, no el afinador-, si alguien quiere regalarme otro...), en sugeridos, me apareció la recomendación de una troqueladora de púas. Entre que no era demasiado cara y que me venía genial para no seguir destrozándome las manos creándolas, ¡no me pude resistir! Me ahorraba el marcar, cortar (¡anda! Como en las pelus), el dolor de dedos y lijado, con un simple golpe. ¡Plas! Y púa hecha. 

La pila de tarjetas se redujo bastante y aunque me quedé con algunas...

Me gusta mucho más *mi colección actual de púas que la de tarjetas feas, qué os voy a decir. 

* Aclaro que las fotos están borrosas a propósito por el mero hecho de que también he utilizado tarjetas bancarias con números que, aunque cortados y con la tarjeta anulada, podrían verse; tarjetas sanitarias con nombres; algunas con fotos; etc. 

Aquí podéis ver algunas de las más bonitas y originales. En concreto me encantan las transparentes, las negras tampoco están mal y en las que pude aprovechas el agujero (son de una aerolínea). 

PD: Ese señor no es nadie conocido, es un modelo, por si las dudas...

Estas han quedado bastante curiosas, son de tarjetas iguales y por eso se parecen todas entre sí.
Algunas con formas algo diferentes a las habituales...
Total: 189 púas de diferente grosor, tacto, forma e incluso imagen. Tengo incluso púas con el nombre de algunos componentes de mi familia e incluso con su foto. Mola...
Mis 189 púas recién salidas del horno.