Seguidores

Google+ Followers

jueves, 26 de marzo de 2015

Muestras Schmidt y Ariel

Mi madre es una apasionada de la decoración, en especial de las cocinas. Siempre le digo que se anime a estudiar algo relacionado con la decoración o que de vez en cuando se compre alguna revista de ese tipo para entretenerse un rato; pero ella siempre me contesta que no tiene tiempo para esas cosas... Aún así sé que le encanta y disfruta viendo fotos en revistas de decoración con sus salones perfectos, modernos, minimalistas y ordenados y esas preciosas cocinas (¡que no sean blancas!). 

Así que un día así por casualidad, me encontré con que la marca Schmidt, primera marca francesa de cocinas y primer exportador francés de muebles de cocina, repartía gratuitamente cd's con modelos y precios de cocinas y me decidí a pedir uno. Me llegó el pasado 9 de Enero y gastamos una tarde libre de ambas en ver los modelos de cocinas de la marca. 

Nuestra conclusión fue que la marca nos ofreció dos resultados: uno bueno y otro malo. El bueno es que las cocinas son realmente bonitas, con modelos modernos, pensando en los detalles... El malo... El precio. Es cierto que son cocinas hechas a medida, muy bonitas, dan la impresión de ser de calidad (digo que dan esa impresión, porque sin haberlo comprobado, no lo puedo afirmar), pero son algo caras. Nosotros tenemos una cocina mediana en consideración a la casa, si no me equivoco son unos 10-11 metros cuadrados, así que nos saldría por un pico, cosa que en estos momentos no nos podríamos permitir (pero ni nosotros, ni la mitad de los españoles). Aún así fue una alegría para la vista y una oda a los dientes largos, para qué engañarnos. 


Aquí tenéis el cd que venía dentro de la carta...

Y una carta informativa.


Unos cuántos días más tarde, el 23 de Enero, me encontré en el buzón este paquete de plástico azul. No ponía de quién o qué empresa lo estaba recibiendo, no traía nota informativa y dentro no venía nada de nada excepto este medidor (para el suavizante, detergente y tal, para los que no estéis muy familiarizados con esto de lavar la ropa...). Sé qué es de Ariel porque recuerdo haberlo pedido allí, pero parece que no se querían dar mucha propaganda. Ya se la doy yo a cambio del detalle de enviármelo, ya que aproximadamente el 83% de las marcas nunca envía las muestras prometidas... Al menos a mí y de las que pedí en 2014, veremos si el 2015 se me da algo mejor.

Mi abuela ya no echará más el suavizante a boleo (bueno, sí, lo seguirá haciendo, pero porque ella es un alma libre xD).

Web de Ariel: http://www.arielespana.es/Default.aspx

martes, 24 de marzo de 2015

Premio Liebster Awards

El blog Mis momentos de relax otorgó con el premio Liebster Awards al blog de mi amiga Anita Nsf y ella hizo lo propio conmigo, así que no me queda otra que hacer lo mismo con algunos de vosotros. Esto es como el elefante que se balanceaba sobre la tela de la araña, que llama a todos sus amigos y los 4.569 elefantes terminan columpiándose en una tela de araña tan grande como el país en el que vivo. Pero oye, dime tú si así no es más divertido. ;)


La cosa va así:
- Debes seguir al blog que te otorgó el premio.
- Tienes que nominar a 11 blogs con menos de 200 seguidores y decírselo.
- Te toca responder a 11 preguntas o contar 11 cosas sobre ti mismo.


Sigo a Anita desde el primer momento en el que me comunicó que tenía blog, así que ese paso no me va a costar conseguirlo.
El segundo ya es otro cantar, dudo poder alcanzar a nominar 11 blogs que estén activos; pero os voy a animar a todos a hacerlo (por supuesto os lo comunicaré por Facebook, como la otra vez). 
Por último y dado que hace un tiempo publiqué la entrada Tag T.M.I. Too Much Information, prefiero no hablar sobre mí y contestar mejor a las 11 preguntas que se me plantean. 


Ahí van...

1- ¿Cuándo empezaste con el blog?
Empecé, como ya conté en una de mis entradas, un 25 de Noviembre de 2005, lo cual quiere decir que en nada cumpliré una década publicando en este blog...

2- ¿Por qué decidiste hacerte blogger?
Siempre me gustó leer, siempre me gustó escribir y siempre me gustó contar cosas sobre mí (con evidentes restricciones). Lo estaba pasando mal por aquella época y tener el blog me sirvió de desahogo. 

3- ¿Qué nos enseñas en tu blog?
De todo, será por variedad de temas. Hablo, por supuesto, desde sobre mí misma, hasta sobre música, lectura, actualidad, deporte... Pasando incluso por decoración, dibujo, estudios... Lo que pille, lo que me inspire, lo que me hace pensar, lo que veo... Todo tiene cabida en mi blog. 

4- ¿Cada cuándo publicas un post?
No tengo fecha ni día fijo para escribir, depende siempre del tiempo que tenga y evidentemente, de si tengo algo que contar. Últimamente intento escribir al menos cuatro veces al mes, lo que viene a ser una vez a la semana más o menos. 

5- ¿En qué redes sociales te podemos encontrar?
Encontrarme, básicamente, en todas. xD Cuentas tengo por ahí repartidas por todo internet. Eso sí, la que más utilizo considerada como tal, como red social, Facebook. 

6- ¿Por qué elegiste ese nombre para tu blog?
Porque no quería tener una temática concreta en el blog. No quería hablar sólo de deportes, sólo de música, sólo de actualidad... Y porque como reza mi blog al borde de título, me considero una aprendiz de todo, maestra de nada, por lo cual considero que puedo hablar de cualquier tema; pero siempre desde un punto de visto subjetivo como es el mío propio. 

7- ¿Quién es la persona a la que más admiras?
Más que personas, es un grupo de personas: mi familia. Admiro a mis padres, abuelos y tíos por haber trabajado tanto para darme una educación y ayudarme. Les admiro también por haber sabido afrontar de la mejor manera posible todos los obstáculos que nos puso, nos pone y nos pondrá la vida, que no son pocos. Les admiro por ser buenas personas y les admiro incluso también por aguantarme... Y ahora, también admiro a las generaciones que han crecido de ellos. 

8- ¿Cuál es tu lugar favorito en el mundo y por qué?
Mi cama. El lugar donde puedo estar sola, escuchar música, descansar, soñar (más despierta que dormida) y, sobre todo, estar tranquila.

9- Algo o alguien a quien eches de menos, ¿por qué?
A mi abuelo. Era una persona muy importante para mí (nosotros) y ya no está. 

10- ¿Cuál es tu última canción favorita?
Pues ahora mismo me conformo con las que más se escuchan en las radios, que suelen ser las que me ponen de trabajo al curro. No tengo tiempo de analizar mucho más sobre música ahora mismo... Próximamente seguramente me dé por escuchar alguna en bucle hasta que me 'jarte' de ella, que es o que suelo hacer, pero ahora mismo...

11- ¿Cuáles son tus blogs favoritos?
Todos los que tengo como favoritos en este blog. Los blogs -con be- ahora mismo son limitados y si están ahí es básicamente porque, o en algún momento me llamaron la atención por algo, o son de personas por las que siento afinidad y sobre quienes me apetece leer más. 

12- ¿Cómo te organizas para compaginar el blog y el resto de actividades?
Mal. Me organizo, básicamente, entre mal y muy mal, jajajajaja. Tengo serios problemas -y siempre los he tenido- para organizar mi tiempo y el blog con respecto a mi vida y el resto de actividades, no iba a ser una excepción. Hay casi una cincuentena de borradores a la espera de ser escritos, mirados y revisados, pero siempre salen cosas nuevas y no termino las anteriores. Ahora me he adueñado de una agenda en la que siempre apunto tres cosas que hacer en el día y, cuando fallo por alguna razón, ya tengo todo revolucionado; aunque bien es cierto que aprovecho mi tiempo algo mejor que antes gracias a ella. 

13- ¿Cuál es tu red social favorita?
Como red social me quedaría con Facebook, más que nada porque es la que más uso. Sólo conozco a las dos grades, que son Facebook y Twitter y la segunda nunca me enganchó. Las demás no las considero tanto redes sociales, sino más bien páginas donde colgar fotos, ver vídeos y similares. 

14- ¿Videoblog o blog tradicional y por qué?
Para los demás, videoblog, para mí misma blog y la razón es muy sencilla. A ver, yo no tengo un asiento en la R.A.E.L. (ni lo quiero, nunca les perdonaré que aceptaran ye como sinónimo de i griega, por el amor de Dios, ¡sacrilegio!) pero más o menos escribo sin demasiadas faltas de ortografía. Y me expreso bien. Sin más, sin grandes aspavientos, bien y basta. Pero en serio, a algunos cuesta leeros. Que tienen razón esos que dicen: 'compro vocal y resuelvo'... Por eso siempre acepto mejor los vídeos, vale más una imagen (sea como sea ésta) que mil palabras (mal escritas). Para mí, dentro de mis errores, no le pego palizas demasiado fuertes al diccionario y un vlog -esta vez con uve- le haría pocos favores a mi fobia social. 

15- Espero que sigas actualizando tu blog, ¿qué me traerás de él?
Pues como bien he dicho antes, tengo un montón de temas que tratar. Como primicia, diré que algunos tratan sobre casas, también seguiré con las muestras, entre medias tengo mi cumpleaños, los proyectos de cumplir algunos sueños... Muchas cosas interesantes para mí y espero, para los demás también. :)

Y por cierto, una cosita... O yo cuento muy mal, o soy muy rubia... Pero diría que no son 11 preguntas sino 15, llamadme loca... xD


Mis blogs nominados son los mismos que la otra vez: 



Ale, ya tenéis trabajo. :P

jueves, 19 de marzo de 2015

Receta de mis (primeras) croquetas paso a paso

Por fin he logrado encontrar algo de tiempo en mi ajetreada agenda -que parece de coña, pero tengo agenda y es bastante ajetreada- y os puedo poner la receta que yo uso para hacer las croquetas (o "cocretas", aquí cada uno...).

Antes de nada, debo advertir que son muchísimo más fáciles de preparar de lo que parece, pero también es cierto que son bastante entretenidas. Desde que tengo uso de razón me gustan las croquetas, eso sí, de jamón, por favor. Las de atún no me hacen demasiada gracia, de pollo no están mal, de marisco y pescado están riquísimas (¡cuidado con las espinas!); pero las de jamón son mi perdición. Y me ha salido un pareado...

Cuando era pequeña, era mi abuela paterna quien las preparaba y esas croquetas tenían un no sé qué que qué sé yo y que aún con una receta del más profesional croquetero, no serían posibles de igualar. Cuando crecí lo suficiente como para poder ponerme al mando de los fogones, siempre pensé que era una receta muy complicada de hacer, y entre eso y que mi abuela nunca se guió por medidas sino por simple intuición con respecto a los ingredientes, yo no me envalentonaba a probar. 

Un día me decidí a probar por fin, junté todos los ingredientes y... ¡Salieron! E incluso tenían un sabor parecido al de las croquetas de mi abuela, lo cual me hizo mucha más ilusión. No hay mejor homenaje a mi abuela -andaluza- que hacer unas croquetas que quitan el sentío'. Guiño, guiño. 

Los ingredientes que uso para hacerlas son:

30 gramos de mantequilla (o un chorrito de aceite, es para freír el relleno)
1/2 cebolla (opcional)
2 huevos cocidos
105 gramos de harina
1 litro de leche
2 ó 3 huevos
Jamón al gusto (pollo, atún, marisco, lo que queráis)
Pan rallado
Sal


¡A cocinar!


PD. Perdonad si las fotos no son muy buenas, pero es lo que tiene el invierno, te pones a hacer unas croquetas a las ocho de la tarde y es noche cerrada, así que las fotos hechas con el iPhone, no son una maravilla...

Yo lo primero que hago es cortar el jamón en taquitos lo suficientemente grandes como para que te puedas encontrar los tropezones al comerte las croquetas y lo suficientemente pequeños como para no ahogarte... O para no hacer jamón de croqueta, sino croquetas de jamón, ya me entendéis... He tenido la suerte de tener siempre que he hecho croquetas, una pata de jamón, así que directamente corto unos trozos y los hago taquitos. Si no lo tenéis, basta con comprar algo de jamón (en un taco grande) que sea bueno, ya que es lo que le da el sabor a la croqueta. Tampoco hay que gastarse un dineral, pero se nota mucha diferencia en las croquetas dependiendo del jamón. Además, cuanto mejor sea el jamón, mejor sabrá si añadimos algo de tocino del propio jamón en los tacos, que ese tocino rosa del jamón no puede estar mejor. Sano no será, pero rico... Yo siempre pongo la cantidad a boleo, más vale que sobre que no que falte...

El procedimiento es el mismo si las hacéis de carne de cocido, de pollo, de marisco... Con el pescado y sobre todo si las hacéis para niños, tened cuidado con las espinas, que yo he ido varias veces a bares en los que he pedido croquetas y me he encontrado las espinas dentro, lo cual es bastante molesto... También podéis triturar el relleno y así no habrá problemas, aunque personalmente me gusta encontrarme los trocitos en medio de las croquetas. 

Echamos los 30 gramos de mantequilla en una cacerola grande (si lo hacéis en una sartén, os las veréis negr@s a la hora de remover la bechamel) y la dejamos derretir. No tarda mucho. Podéis echar aceite también, pero a mí me gusta más el sabor que le da la mantequilla, las encuentro más suaves así.

Sí, también estábamos cociendo chorizo del pueblo en la otra cacerola. Chorizo de venado, para más señas, típico de Toledo, por si os interesa. Está buenísimo...

Una vez derretida la mantequilla, echamos el jamón...

Y la cebolla. Podéis echar más cantidad de cebolla o no echarla. A mí me gustan con un poco de cebolla, aunque en la tortilla me sobra, cosas de ser yo.

Tenemos que dejar la cebolla bien hecha antes de pasar al siguiente paso porque así tomará mejor su sabor y estará más apetecible a la hora de encontrar los trocitos.

El caso es que... Porque sería un empalago de mantequilla, pero entre la pinta y el olor que suelta, dan ganas de comérselo ya a cucharadas...

Siguiente paso: el/la harina. Son 105 gramos. ¿Por qué? Ni idea, yo leí que son 105 gramos y 105 gramos hecho. ¿Que pueden ser 100 gramos? Pues supongo que sí...

Echad la harina poco a poco, así será más fácil remover puesto que no se apelmazará, ni se harán grumos. Este paso es importante, ya que no podemos dejar que la harina se quede cruda, le daría un sabor y una textura extraña a nuestras croquetas. Echamos...

Removemos...

Volvemos a echar...

Volvemos a remover...

Cuando se gaste la harina tendremos una especie de pasta parecida a esta de la foto. Visto así y siendo sinceros, yo nunca habría pensando que de ahí iban a salir un montón de croquetas y que encima iban a estar hasta buenas.

Empezamos el paso más largo, echar la leche. Necesitaremos un litro de leche, lo que viene a ser un cartón entero que iremos echando poco a poco hasta que se haya evaporado y mezclado bien con el relleno y hasta tener el espesor de la bechamel de las croquetas.

Es el paso que más cansino se hace, ya que cuando parece que va tomando consistencia, tienes que volver a echar más leche, así que se vuelve liquidillo otra vez. Pero lo más cansino de todo es que no puedes dejar de remover en todo el proceso.

¡Otra vez consistencia líquida! A volver a empezar...

Yo remuevo con la izquierda, remuevo con la derecha... Y cuando ya estoy hasta las narices, llamo a mi madre para que me ayude un poco. 

Cuando hayamos terminado de echar el litro de leche y nos quede una consistencia espesita parecida a esta:

Será el momento de echar los huevos duros. Yo echo un par, aunque va en gustos. Hay gente que echa uno y hay gente que no echa. Mis croquetas tienen que tener huevo, que tiene muchas proteínas, calcio, hierro y yo qué sé cuántas cosas. También es el momento perfecto para corregir de sal. Probad la mezcla y si están sosas a pesar de que llevan mucho jamón, echad un poco de sal al gusto.

¡Pa' dentro!

Una vez que tengan el espesor suficiente para ver que se podría hacer la forma de la croqueta con esa masa, las quitamos del fuego, las dejamos enfriar un pelín y las echamos en una bandeja para esperar a que se enfríen del todo. A mí me gusta taparlas con un poco de film transparente mientras las dejo enfriar en la cocina, que aquí las moscas tienen la comunión hecha y hasta carnet de conducir si te descuidas y no me fío.

Lo peor que tienen las croquetas es que, una vez esté fría la masa, la debes meter en el frigorífico y dejarla allí unas horas (yo las dejo un día entero, si las hago una tarde, las preparo ya a la tarde siguiente) antes de poder comértelas. Esto es muy fácil pero también muy pringoso. 

Cada uno tiene su método y todos son buenos. Normalmente se coge la cantidad necesaria para cada croqueta entre las manos, se le da forma, se mete en el pan rallado, se reboza, se mete en huevo batido, se reboza y se vuelve a meter en pan rallado. A mi madre tanto rebozado no le gusta, así que yo le hago la forma, la echo en el huevo batido y después la rebozo en el pan. Con una vez en el pan rallado me salen bastante bien. 

Cuando mi madre les da la forma (el caso de la foto de abajo), yo me encargo de rebozarlas en el huevo y en el pan. Cuando las hago yo, le doy la forma con un par de cucharas y, aparte de salir mucho más estéticas -por así decirlo- me pringo bastante menos y no necesito toquetearlas tanto. Mi madre es que aún tiene que perfeccionar la técnica cuchara versus cuchara, que no la tiene muy controlada.  

¿Cómo están de pinta?

¿¡Y ahora!?

martes, 10 de marzo de 2015

Premio Excellence

¿Os había contado que me habían otorgado un premio? ¡Pues sí, así es! El premio, como veréis en el título de la entrada, es el premio Excellence y viene de la mano de mi amiga Anita, dueña del blog http://anitansf.blogspot.com.es


Las reglas son las siguientes:
- Escribir lo que sientes y tus motivaciones a la hora de recibir el premio.
- Poner en tu blog la imagen del premio.
- Nominar a 10 blogs.
- Seguir al blog que te ha nominado.


Comencemos...

Os va a parecer una tontería, pero recibir este premio, por muy virtual que sea, por "poco valor" que tenga, lo que quieras... Me hace replantearme algunas cosas con respecto a mi blog. Y es que muchas veces no me apetece escribir. Son ya muchos años con él (hace poco cumplí los 9 años), es poca o muy poca la gente que me lee, menos aún la que comenta y muy poco tiempo del que dispongo para escribir y crear contenidos de la manera que a mí me gusta. Aún así el dejarlo me dolería mucho más que todo lo que os comento y sigo creando y escribiendo con aún más dedicación que cuando comencé. Tengo un montón de entradas que están en borrador hace tiempo. Unas están escritas, sólo pendientes de publicar; pero no me apetece hacerlo en ese momento. Otras están a medias y nunca me pongo a completarlas. Y otras directamente están esperando una inspiración que no parece querer llegar.

Pero sigo adelante. Igual que con la vida. Por tanto, mis motivaciones son esas: escribir, escribir, escribir y seguir escribiendo. No importa lo que se diga ni cómo se diga, lo que cuenta es que estás trasmitiendo algo y quizá algún día haya alguien a quien también le apetezca leerlo.

PD: Sí, a veces me pongo muy filosófica por lo que se ve...


Ahora toca nominar... Siento si no llego a diez blogs nominados, pero tampoco es que queden ya muchos blogs en la actualidad que poder seguir. La mayoría han sido borrados o dejaron de escribir hace mucho tiempo. Al menos si no os apetece continuar con el juego, os hago propaganda, que no se diga.

Mis nominados son:

Salir de la guarida
¿Dónde está el pimiento que me importa?
El unicornio herido
Nosrallamus
Pluma, espada y varita
Maratonman34


¡Gracias por todo, Anita! :)

martes, 3 de marzo de 2015

Muestras de Vichy Liftactiv Supreme y Skip Ultimate

Como viene siendo ya costumbre en el blog, hoy voy a hablaros de otras dos marcas que me enviaron muestras a casa. Esta vez es el turno de Skip (famosa marca de detergente) y Vichy (cosmética), cuyos productos en muestrario recibí el día 17 del pasado mes de Diciembre. Sí, aún voy con mucho retraso... 

Vichy, marca que se puede encontrar preferentemente en farmacias y/o parafarmacias y que personalmente uso a menudo tanto en forma de maquillaje, como en jabón limpiador. Es una marca cara y buena, pero a pesar de ello, a mí no es una marca que me apasione. Como digo, tiene cosas muy buenas pero, o bien no he sabido escoger los productos adecuados, o quizá tan sólo sea un problema de caracteres entre mi piel y los productos. Hasta ahora siempre he probado productos de la gama Normaderm y Dermablend, tanto en el gel purificador y limpiador como en el maquillaje. El gel, a pesar de que tengo la piel muy grasa, muchas veces me la reseca en exceso en algunas zonas y esto hace que se quede tirante, algo pelada y se irrite un poco, por lo que a veces lo intercambio con otros de otras marcas. El maquillaje es no comodogénico, asegura que mata los brillos y además, es también un fondo corrector. Al principio cuando me lo compré, me asusté un poco, porque todo el mundo a quien leía, hablaba de eso, de cómo tapaba y corregía imperfecciones, como si llegara a ser algo exagerado. Para mi gusto, ni mucho menos. O es que me doy muy poquita cantidad o sí, tapa, pero sin exagerar, al menos en mi caso. ¿Duración de 16 horas? Sí, es posible, pero yo cuando ya llevo muchas horas con él, siendo la piel incómoda y grasa. Ya digo que hablo dentro de una opinión personal y no a todo el mundo tiene por qué darle la misma impresión, pero en mi caso es así. Lo dicho, tiene defectos, pero a pesar de todos ellos, es el mejor maquillaje que he probado hasta ahora (huele bien, cubre bien, dura bastante puesto y dura muchísimo en gastarse también). Por ahora no cambio. 

Esta vez podré probar Vichy Liftactiv Supreme, una crema con efecto lifting para obtener algo más de firmeza y una corrección extra contra las arrugas aisladas, que a cierta edad no viene mal... Lo malo es que es una loción recomendada para pieles secas o muy secas y mi piel es grasa... Pero nunca se sabe, lo mismo me va genial, con mi piel, nunca se sabe. 

Como podéis ver, recibí un par de sobres monodosis de 1.5 mililitros que espero poder probar muy pronto junto con otras cosas que aún mantengo en lista de espera. 



¿Qué decir de Skip? Como dije antes, conocidísima marca de detergentes de la que recibí una muestra monodosis de 75ml. de su nueva gama Ultimate.

Este producto asegura eliminar las manchas incluso 48 horas después y con una eficacia máxima, así que directamente fue a la manos de mi madre para intentar rescatar las manchas de la ropa de mi padre. Aunque bueno, yo soy más de la opinión de que a mi padre, o quizá a sus manchas, ya no hay quien las rescate... 

Como veréis, además del sobre de muestra, me enviaron un cupón de descuento de 1'5€ por si, una vez testado, me apetecía comprar el producto original de 2'59 litros. 

Web de Skip: https://www.skip.es

¡Nos leemos en la próxima entrada!