Seguidores

Google+ Followers

martes, 30 de diciembre de 2014

Y yo que creía...

...que mis vacaciones iban a ser de relax.

Ya tenía todo planeado para poder hacer cosas pendientes y además, tener cierto descanso para pasar en compañía con mi familia. Pero las Navidades iban a comenzar guerreras...

El primer contratiempo derivó de tener vacaciones a partir del día 13 -de Diciembre, claro- a ser retrasadas hasta el 22, que dices tú, pa' qué, pos' pa' nah', pero allí tuvimos que estar. Quieras que no, una semana es una semana y se nota, pero pasado el leve percance, esta vez sí empezarían mis vacaciones. Este año, retraso en los cobros y además sin cesta en casa. La crisis que lo llaman.

Unos días antes de mis vacaciones, una vecina tuvo un percance con el coche y éste quedó siniestro, aparte del susto de mi vecina y sus consecuencias físicas. Primer aviso -paga la coca xD-.

Segundo accidente, mi vecino, esta vez de otro portal, tuvo otro percance y tuvimos que ser desalojados porque era probable un daño grave en los cimientos de ese piso y aledaños. A la puta calle. Segundo aviso.

Tercer percance, accidente casero y mi vecino muy grave. No se sabe si saldrá. Con esto y la inundación del piso de mi vecina de al lado, esta vez puerta con puerta, espero que tengamos para una temporada. Lo de inundación fue literal. ¿Habéis visto la película de Jumanji? Pues igual pero sin el fallecido Robin Williams, que en paz descanse. Como podéis comprobar, las reuniones vecinales son de todo menos aburridas. Con la preocupación de mi vecino todavía en mente, mi padre llegó esa misma noche de una cena de empresa presumiblemente intoxicado o con una reacción alérgica por algo del menú. A urgencias, y de urgencias, al hospital con gotero...

Ahora sí, ¡vacaciones! Empezaría con la limpieza del Mac, que ya el pobre iba un poco ahogado. Eran 142'6GB libres de los 2.96'9GB totales. Ahora tengo 1.38'8GB libres, un poco menos de la mitad y, quieras que no, se nota. Por fin coloqué TODO lo que tenía en proyecto. Cada foto o vídeo está colocado por temas, los cuales a su vez están divididos en carpetas y subcarpetas. Todo muy T.O.C. Además, borré duplicados y por supuesto, tengo una copia de seguridad en el disco duro. No es imposible perderlo todo, pero al menos esta vez lo he puesto complicado. Me llevó más tiempo del que me hubiera gustado, pero fue la primera y principal cosa que tenía pendiente para estas vacaciones de Navidad.

Ahora me tocaba coger una tarde -bueno, dos- para hacer croquetas. Me pasé la tarde con ellas, porque sí, muy ricas y todo eso, pero como bien dice mi madre, muy entretenidas... Primera parte lograda. Además, hice fotos del proceso, que mucha gente me ha pedido la receta y me apetecía escribirla un día en el blog. Las fotos salieron un poco oscuras, es lo que tiene hacerlas con el iPhone sumado a que a las seis de la tarde ya casi sea noche cerrada. Odio el invierno.

Parte dos, el segundo día de croquetas lo aproveché para ir Madrid. Lo tenía tan pendiente que casi se había convertido en obligación. Allí vi algunas cosas que le pude escribir en la lista a Papá Noel y, ¡SORPRESA! El gordito barbudo me las trajo. :) Lo raro es que me haya desaparecido también el dinero justo que cuestan esas cosas además de lo que cuesta un viaje de ida y vuelta a Madrid... Cosas raras que me pasan. Una vez reposó la bechamel y después del viaje, nos tocó ponernos a rebozar croquetas.

¿Os gusta el árbol de este año de la Puerta del Sol?

Ahora tocaba recoger a mi abuela para que pasase la Navidad y también acercarme a visitar a mis otros abuelos. Y bueno, ya que estábamos, sintonizarles la tele, que ni siquiera podían ver Telemadrid (claro que, para lo que echan...). Que oye, se verán más canales ahora que hace unos años, pero joder, anda que no nos hacen trabajar. Que si sintoniza, que si luego vuelve a sintonizar, que si los quitamos, que si ahora los quitamos otra vez, que si mejor no, mejor en Marzo que no nos ha dado tiempo...

Justo la mañana de Navidad, el día dedicado a Papá Noel, pasó algo que esta vez me afectó de lleno. No puedo decir qué es. No es algo grave, yo estoy 'bien', pero es algo que jode MUCHO. Y me cago en toda la mala gente del mundo que sólo se dedica a hacer daño a otras personas. Hoy por la mañana, dentro de unas horas sabré si la resolución de todo esto que ocurrió tiene un efecto relativamente positivo o por el contrario, lo tiene negativo. Si ocurriera lo segundo, estas Navidades se las dedicaré a toda la gente mala que existe en este mundo, que no es poca. Desde aquí os deseo que todo lo que hagáis o penséis y que repercuta negativamente en los demás a sabiendas de que estás haciendo algo malo, se vuelva contra vosotros con el doble de fuerza. Amén.

Así que con este panorama, no me ha dado tiempo a hacer mucho más de toda la lista que tenía. Ayer intenté imprimir unos mensajes de diversas marcas a las que escribo para saber si etiquetan bien sus alimentos dado mi problema con las alergias. Me he quedado sin tinta en la impresora. Si es que cuando no...

Con respecto a los borradores que tengo en el blog a la espera de ser publicados -bah, sólo son 48 xD- espero poder hacer un 'especial muestras' antes de que lleguen más. Por lo menos en el Facebook sí que estoy al día, que todo no se puede.

Espero que comprendáis que esté un poco perdida estas Navidades, pero es que yo no sé qué tipo de mafia organizada se ha puesto de acuerdo para echarme mal de ojo. Lo único que sé es que se les da cojonudo. Sea como sea, aunque me quede mal sabor de boca, este año he conseguido tachar algunas de las cosas que tenía en ese álbum de Facebook llamado 'Cosas que siempre quise comprar'. Y que oye, si alguien se anima a comprarme las demás, no le diré que no... Lo de pasarme por WhatsApp más a menudo, o lo que viene a ser pasarme sin más, va a tener que esperar.

Por cierto, ¿seguisteis el recorrido de Papá Noel en Google? ¡Yo sí! Y bueno, aunque todos me tomaban por loca (ejem...) hice capturas de pantalla de cuando estuvo por España. ¿No me creéis?

Aquí le tenemos en África, camino de subir hacia los Pirineos. :D

Aquí ya en Cataluña, con 4,824,596,435 regalos entregados. Los míos estaban aún en el saco... :)

Y aquí me había dejado ya los regalos. O eso se suponía... Fui a comprobarlo por si acaso...



¡Y sí! ¡Allí estaban! Ya era un poco entrada la madrugada, pero tal y como Google predijo, los regalos de Madrid ya estaban repartidos. Cada año que pasa soy más buena, así que creo que no hace falta decir por qué tenía tantos regalos...
¡Una Volkswagen radio y MP3! El colmo de los colmos, Volkswagen mezclado con música. Oh Dios mío, una perdición... Me ENCANTAN esas luces de papel con forma de estrella. Hacía mucho tiempo que quería una y no me pude resistir. Las zapatillas son súper calentitas, tengo un proyecto pendiente yo con este tipo de zapatillas. Y hasta aquí puedo leer. xD Y mi tarjeta regalo. Esa la gané a través de internet, pero me llegó el día de Navidad. :)

No sólo es bonita, además es súper calentita... Mi nueva bata pingüinera. :) Estoy súper feliz con ella. 


 Un par de postalicas, una de Car y la otra de Isa. ¿Os gustan? :)


¡Y mi llamador de ángeles! Lo quería desde hace años cuando una vecina le regaló uno a mi madre por un favor -que en realidad hicimos a medias mi madre y yo, pero pseeé, mi vecina eso no lo sabía y aunque mi madre me dejara el suyo...-. Ya es mío.

Papá Noel me trajo ilusión. Falta me hace...

Y la máquina de chicles, que la tengo desde un poco antes, pero que es otra de esas cosas que siempre quise y aún no tenía. 

Estoy feliz con mis regalos. :)

lunes, 15 de diciembre de 2014

Camiseta Healthy & Tasty, Teresa Carles

Últimamente me siento Juan Palomo, yo me lo guiso, yo me lo como... ¡Y es que no paro! 

Hace ya un par de meses -y medio- que comencé en el nuevo trabajo y la verdad es que a pesar de todo lo que implica para mí el apenas cobrar, pasar taaaanto frío, tener que estar tantas horas fuera -desplazamientos incluidos- y también ser un trabajo tan social, he de admitir que me gusta todo lo que podría llegar a gustarme un trabajo así. A pesar de eso, muchas veces me siento baja de moral al pensar que podría pasarme como en el sitio anterior y que esto es aún más probable si la gente comprueba que no soy capaz de avanzar o al menos no lo hago a la velocidad que ellos esperan. Pero bueno, mientras tanto, sigo recorriéndome los pueblos de la comunidad madrileña que aún no conocía, vuelvo a visitar otros que ya visité y hasta aumento mi curriculum. ¿Lo malo? Estas Navidades me va a tocar estar al pie del cañón exceptuando los días clave de las Navidades, lo cual supone menos tiempo libre, pero algo más de dinero en mi hucha -porque lo que gano no da ni para monedero, hucha de lata-.

Perdonadme por tanto que os vuelva a reportar a aquel 30 de Septiembre al que os remontaba en mi última entrada del blog, Muestra de Nestlé -peluche incluido-; pero aquel día tuve premio doble, muestra con regalo y también muñeca chochona... 

Hacía unos días, no recuerdo exactamente cuántos, había participado en un concurso del restaurante Teresa Carles en el que, si no recuerdo mal, te preguntaban algo así como qué te gustaría encontrarte en un restaurante cuando fueses a comer. Qué tipo de plato, qué tipo de novedad, qué originalidad, qué receta, ¿qué te gustaría? Viendo que era un restaurante respetuoso con las dietas, vegetariano de referencia, cocina innovadora, sana, para todos los bolsillos... Contesté basándome en ello y en mis gustos y problemas personales: me gustaría un restaurante en el que poder comer con mis alergias. Que no todo fuese apto (a ver, soy alérgica, pero entiendo que las demás personas también tendrían que comer allí puesto que es un restaurante normal y también acepto que no puede haber un restaurante para alérgicos al huevo, otro para alérgicos a los frutos secos, celíacos...) pero en el que pudiese pedirme un postre y me lo pudiesen servir sin decirme que no hay nada que pueda tomar. ¡Y gané! 

Bueno, no fui la única, hubo otras 19 personas que ganaron conmigo, pero... A todos y cada uno de los 20 que conseguimos ganar el sorteo, nos enviaron a casa la camiseta que elegimos de la tienda Teresa Carles shop

Y mira que tenía ganas de escribir esta entrada, además de porque me apetecía mostraros la camiseta, porque me apetecía compartirlo también con Teresa Carles. Ya que era un poco tarde para sacarme una foto de la camiseta puesta -ya sabemos que en España tenemos dos estaciones: qué puto frío y qué puto calor y en esos momentos estábamos ya en el qué puto frío en Madrid- al menos os dejo la entrada para que podáis ver la camiseta. 

Y ya de paso, os dejo todas sus direcciones web, que tienen para elegir. Tengo muchos amigos en Cataluña, así que si a alguno le apetece probar algo nuevo, ya sabéis:


¡Prometo usarla mucho este verano que viene!






Y lo mejor de todo es que me vale, cosa rara para ser una mediana... :)

jueves, 27 de noviembre de 2014

Muestra de Nestlé -peluche incluido-

El pasado día 30 de Septiembre, el cartero me llamó para decirme que tenían un paquete a mi nombre que era lo suficientemente pequeño y ligero como para poderse transportar bien; pero lo suficientemente grande como para no poder llevarlo en el cajetín de la moto. Me comentó que la mejor idea era ir a la tarde siguiente a la oficina de Correos a por él, pero yo al día siguiente tenía que trabajar y no iba a tener tiempo, así que me dijeron que mirarían si me lo podían traer a casa ese mismo día en coche, que habría alguien para recogerlo... No tenía ni idea de lo que podía ser, porque yo pido muestras de muchas cosas a fin de conocer todo lo que me ofrece el mercado. Grande, pero no demasiado... Yo suelo pedir muestras de colonia o de crema que vienen en un sobre común, ¿qué sería?

Y al día siguiente allí estaba, una especie de paquete que es verdad, era ligero pero un poco voluminoso y cuyo remitente era Nestlé. 

He de decir que la marca me ha gustado desde siempre. Es una marca reconocida, pero no por ello tiene que ser una buena marca. En este caso y en mi opinión, lo es. Yo pedí una muestra, cierto es y como veis, me ha llegado; pero no sólo es buena por esto. Como muchos sabréis, soy una persona con alergias alimenticias y hay mil cosas que no puedo comer. En ocasiones, por vaguería, por ganar más dinero o vete tú a saber por qué, determinadas marcas no etiquetan de forma correcta sus productos, especialmente las trazas, que suelen ser derivadas en su mayoría de una contaminación cruzada. Esto hace que los alérgicos tengamos dos opciones para llegar a probar determinados productos. La primera es arriesgarnos y... Teniendo en cuenta que la reacción de muchos de nosotros frente a los alérgenos es un shock anafiláctico... Como que no. La otra es escribir a la marca y preguntarle tanto si etiquetan bien -si cualquiera de sus marcas, productos, submarinas y derivados etiqueta los alérgenos y sobre todo las trazas- y preguntar también si están concienciados con los problemas que sufrimos los alérgicos a ciertas cosas. Algunas ni contestan y muchas de estas marcas que no contestan son marcas de sobra conocidas por todos. Nestlé no sólo contesta, sino que también está concienciada con todos estos problemas y además tiene apartados concretos para informar a los usuarios sobre su trato en cuanto a: celiaquía, alergias alimentarias e intolerancias alimentarias, entre otros, lo cual es de agradecer. 

Por si alguien ha llegado hasta aquí y tiene dudas sobre el tema, aquí os dejo el enlace: https://www.agustoconlavida.es/nutricion/problemas-de-salud

E incluso, no sé si será el caso, hay empresas que tienen dos o más maquinas independientes donde producir los mismos o parecidos productos o donde directamente, intentan eliminar todos los alérgenos posibles. Me explico... Cualquier chocolatina (tableta de chocolate, o incluso casi cualquier cosa que tenga chocolate) tiene frutos secos, ya sea en trazas o directamente como ingrediente. Si alguien no me cree o tiene curiosidad por saber si esto es cierto, sólo tiene que animarse a leer los ingredientes de cualquier tableta de chocolate que vaya a comprar o que vea en una tienda. Normalmente al final de toda la lista de ingredientes, hay un apartado en el que pone: 'puede contener trazas de frutos secos' o en su defecto, que ahora lo leo mucho, 'puede contener trazas de frutos de cáscara'. Entiendo que una tableta de chocolate con almendras, tenga almendras... ¿Pero por qué tiene trazas de nueces y avellanas? ¿Por qué una simple tableta de chocolate con leche, normal, sin nada, tiene trazas de frutos secos? No dan sabor, no quitan sabor, sólo están ahí por la contaminación cruzada de haber hecho con anterioridad cualquier tableta de chocolate con almendras o un brownie. Los alérgicos no lo podemos comer y a las personas sin alergias les sería indiferente que tenga esas trazas, así que, ¿no sería mejor hacerlo en otra máquina? Es más caro, sí, pero también venderían más. Por ahora no conozco una sola marca del mercado que ofrezca una tableta de chocolate que no tenga trazas. NI UNA. El día en el que a alguien se le ilumine la bombilla y emplee una máquina sólo para hacer los chocolates, galletas, tartas, etc. sin contaminación cruzada, no se hará rico; pero siendo la única marca del mercado que ofrece eso, venderá más seguro. 

¿Y qué tiene de bueno la marca Nestlé? Lo primero, que etiqueta bien. Tanto los ingredientes, como las trazas, lo cual es de agradecer. ¿Y lo mejor de todo? Hay cosas con chocolate que son aptas para los que como yo somos alérgicos, en este caso, a los frutos secos. ¡El Kit-Kat es apto! Cualquiera de sus versiones, creo recordar que tanto el negro, como el con leche y el blanco, son aptos. ¡Sin trazas! Como creo que también son aptos el Nesquik y las masas de hojaldre de La Cocinera... Dejando atrás el chocolate y los dulces, hay muchísimas cosas que los alérgicos a los frutos secos no podemos comer, desde patatas fritas hasta pizzas, pasando por supuesto por helados. E incluso hay cosas con las que alucinas al ver los ingredientes. Los que seáis alérgicos a algunas comidas sabréis de lo que hablo. 

En fin, que no me enrollo más, para saber si puedes comer un producto de la marca, sólo debes leer el etiquetado. Si no lleva nada prohibido para ti, puedes comerlo. Nestlé es bien... 


Y ahora vamos a hablar del paquete... 



Pedí información para niños de unos 12 meses, que es la edad de mi sobrina.



Me enviaron un imán para la nevera y dos papillas, una de ocho cereales con miel y la otra, de ocho cereales con galleta María. A ver si le gustan a la nena. :)


Y bueno, un montón de información sobre peques de esa edad, de cómo van creciendo, de qué es lo más adecuado tanto en alimentación como en cualquiera de los demás aspectos...


Cupones de descuento para papillas, leche, potitos... Todo esto lo reservé para la peque. Si les gusta la marca y pueden utilizar algún descuento, mucho mejor. 


¡Y me venía también una corona de feliz cumpleaños! No sé si se la enviarán a todos pidiendo la muestra o simplemente tuvieron el detalle de ver la fecha de nacimiento de la niña y mandarla. Su cumple era justo unos días después. 



¡Y un pequeño peluche!
Ahora lo de que el paquete fuese voluminoso tiene un poco más de sentido... Eso sí, no había manera de sacarle favorecido al pobre, pero os aseguro que es muy chulo y muy suavecito. A mí me encanta...

Y todo esto gratis. 

martes, 25 de noviembre de 2014

25 Noviembre de 2005

http://fc05.deviantart.net/fs45/f/2009/113/e/4/Number_9_by_Soid442.jpg

Hace ya nueve años...


Un mismo 25 de Noviembre de hace ya, eso, nueve años, estaba escribiendo la que sería la primera entrada de mi blog. Seguramente tiene cierto sentido que se titulase Presentación.

Como todos, o casi todos, empecé el blog algo tarde y animada por algunos amigos que me sugerían que lo hiciera, apoyados en la idea de que escribía muy bien. Tan confiada y segura estaba yo de eso ***ironíiiiiiia***, que ni siquiera me atrevía a abrirlo sola, tuve que hacerlo acompañada de mi súper melo Álex. Ay Álex, si tú supieras cómo han cambiado las cosas desde entonces... Ahora incluso hay otro Álex en mi vida que por supuesto, también es un encanto. Te caería muy bien, fliparías si te los presentase y vieras quién es. Aunque... Él, al contrario que tú, ¡es muy madridista!

Volviendo al tema del blog, en serio, ¿por qué me animasteis tanto a comenzar a escribir uno cuando ni siquiera escribía ambos signos de exclamación? Si volviera a mi yo de hace nueve años, ¡me daría de collejas! En la actualidad lo considero, cuanto menos, un sacrilegio.

Espero que podáis perdonar aquella adolescente... Porque cuando comencé el blog, aún estaba en edad adolescente. Quién me iba a decir a mí que, camino de la treintena, iba a estar aún contando mis penas por este medio. Pocos blogs, con be, han durado tanto. De hecho, empecé la andadura con muchos de vosotros: Soni, Álex, Núria, Dani, Patri... Pero poco a poco os fuisteis quedando en el camino, lo cual comprendo, y me quedé aquí solica. Aunque debo admitir que no me da miedo...

Escribir en un blog, al menos según yo lo veo, es un trabajo un poco complejo. A mí me gusta escribir inspirada, o quizá debo decir que me gustaba, porque hace tiempo que no siento apenas inspiración cuando escribo mis entradas, lo cual no quiere decir que deje de hacerlo. También me gusta buscar información, intentar encontrar un léxico variado (a mí me da siempre la impresión de que repito 40.000 veces las mismas palabras, pero bueno, yo lo intento) y, no creo que lo consiga; pero también me gusta escribir desde la perspectiva del supuesto lector que pudiera estar entrando este blog a leer alguna de las entradas. Algunas veces no me leería ni yo misma. Otras simplemente necesito desahogarme y escribo cosas que probablemente sólo entienda yo y dejen a los demás totalmente fuera de esas lecturas. Y bueno, en ocasiones me meto en temas de actualidad, aunque siempre mirándolo desde mis ojos y analizando todo con mi opinión.

Son 435 entradas, 436 con la de hoy. Tengo casi 50 entradas a la espera de ser escritas y/o publicadas. Es un blog sin temática fija, o más bien, con todas las temáticas; pero sobre todo, un blog en el que deposité la idea de que fuese un yo y como reza el título, mis pensamientos lanzados al mundo. Por eso es común que la etiqueta más repetida en él sea la llamada yo. Y claro, siendo yo (de nuevo, ¿veis como me repito?), las etiquetas de música, deportes, dibujos y arte eran obligados referentes.

Quiero dar las gracias además a mis 69 seguidores, 66 visibles, simplemente por ser mis seguidores. Seguramente la gran mayoría ni siquiera me lea, simplemente un día se hicieron seguidores y dejaron de leer sin más, pero aún así gracias. Oh, un hurra especial para una de mis seguidoras, que soy yo misma, la cual un día marcó como favorito el blog, luego no supe cómo quitarlo y ahí me quedé...

Han sido nueve años en los que, a pesar de ser yo y mis circunstancias, no han dejado de pasar cosas. Seguramente han sido menos de las que le podrían pasar a cualquiera de vosotros y también menos importantes, pero a las que puedo considerar mías propias.

Las más importantes, quedarán para siempre recopiladas en esta entrada que os haré a modo de resumen y... Para los nuevos... ¡Sed todos bienvenidos!


***Recorriendo mi blog...***

2005

Jajajajaja, oh, encontré la primera entrada de mi melo... Es del 5 de Diciembre, se llama Lágrimas de contrabando estoy segura, segura de que le di la plasta con que escribiera hasta que el pobre, cedió a mis deseos. Para orgullo del blog y de servidora, lo hizo otras 13 veces más. :)


2006

Ohhhhh, ¡el primer (y creo que también último) juego del amigo invisible en el que participé! Madre mía, ¡fue en la Navidad de 05/06! No sólo fue importante por el hecho de que fuera la primera vez que participase en el juego de este tipo, sino también porque aquellos días gané a una amiga que conservo aún en la actualidad, mi amiga Daniela. Otro idioma, otro país e incluso otro continente, pero amigas al fin y al cabo. O bueno, quizá con el tiempo que hace que le debo carta, ya no tan amigas... Y hablando de cartas, esta así era mi correspondencia en 2006, sólo os diré que la de 2014 a pasado a llenar UN ARMARIO DE JARDÍN. Ahí es náh'...

Uno de los peores y a la vez, mejores días de mi vida, mi examen de conducir... Lo escribí, como se suele decir, a toro pasao, un año después de haberlo hecho, lo cual quiere decir, que en el mes de Marzo hará ya los mismos nueve años que cumple hoy mi blog, que me saqué el carnet de conducir. Lo releo y aún siento nervios.

¡Mi 20 cumpleaños! ¡Y aún no era alérgica a los frutos secos! Mi tarta favorita desde que tengo uso de razón: la tarta de fresas. Digamos que ahora, siendo alérgica a las frutas, ha dejado de ser mi favorita. Se podría decir que soy como el vino de garrafón, empeoro y gano alergias con los años... xD

Un 12 de Mayo de 2006 me dio por escribir una entrada la cual pasaría a ser la más comentada del blog con 135 comentarios hasta la fecha. Cómo no y tratándose de mi, aquella entrada hablaba sobre la timidez. Supongo que no estoy tan sola. A día de hoy, la gente continúa escribiéndome ahí y exponiendo sus problemas y yo, sigo contestando.

¿Recordáis aquel protector de pantalla que os hice a l@s chic@s del foro? ¡Yo lo tuve puesto un montón de tiempo! De hecho, si pudiera, lo volvería a poner, aunque las fotos fuesen un poco antiguas. Ya veis, la mayoría de bastante antes de 2006. Con muchos perdí el contacto, pero algunos de los que salís, tampoco habéis cambiado tanto. :P


2007

Y mi colección de púas, la cual dejé medio abandonada hace tiempo... Y digo medio porque, aunque siga teniendo bastantes, más que en la foto, no he comprado ninguna más. Algunas me las encontré, otras me las trajeron de recuerdos de viajes...

El 18 de Febrero de 2007 hice mi primer dibujo, que precedería a muchos más y que, a lo tonto, a lo tonto, ayudaría a mi economía. Comenzaron a proponerme venderlos, acabé cediendo y... Terminé siendo plagiada por otros usuarios y acumulando nada más y nada menos que 511 suscriptores en Youtube. Fue el comienzo de algo grande y algo importante para mí. ¿Debería volver a intentarlo?

Mi cumpleaños número 21. Parece una tontería, pero recuerdo todos y cada uno de vuestros regalos y felicitaciones. Y no sólo las de aquel año. Aparecieron años y desaparecieron los dulces en las celebraciones.

El dibujo de Stella (Melina Kanakaredes), quien no sólo me agradeció el detalle, sino que me mandó su autógrafo. Fue increíble, ¡no me lo esperaba!

Para ser sincera, el chocolate casero que hice por primera vez, no tuvo éxito alguno; pero fue todo un acierto ponerme a dibujar con él. Si llego a saber el éxito que iba a tener, lo hago antes. Le tocó ser una Nelly Furtado chocolateada. No descarto el repetirlo de nuevo.


2008

Mis primeros 200 suscriptores en Youtube...

Mi madre siempre me decía que NO me acercara a la cocina. NUNCA. Bajo ningún concepto. No me podía acercar a nada que se estuviese cocinando, con lo cual, aún siendo bastante mayor, yo no pasaba de calentar la comida en el microondas. Eso sí, yo por mi parte tenía unas ganas increíbles de aprender a cocinar y, sobre todo, de poder hacer un día el bizcocho de limón de mi abuela. ¡Y lo hice! Luego probaría las rosquillas, magdalenas, tartas, pasteles de carne...


2009

El regalo de mi madre para su cumpleaños. No se lo esperaba y le encantó. Hice un seguimiento día tras día de lo que iba haciendo hasta el día en el que se lo di: día 2día 3día 4día 5día 6día 7día 8día 9día 10día 11día 12día 13día 13 (bis)día 14día 15 y día 16.

Y mis chicas guitarristas, empezando con Hayley, cómo no...


2011

¡Las personas que versionaron mi vídeo de Youtube! No me lo esperaba para nada y hasta me pidieron permiso. Lo malo... Lo de siempre, el copyright de Youtube provoca que los vídeos que no quites tú mismo, sean eliminados por ellos. Si no me equivoco, uno queda.


2012

El 24 de Febrero de 2012 fue un día MUY importante en mi vida que difícilmente olvidaré. Cumplí un sueño y creía que siempre lo iba a recordar como aquel sueño cumplido que fue frustrado por gente tonta en mi infancia, pero... No, después de la infancia siguió haciendo gente tonta que ha hecho que el día pase un mal recuerdo de algo que quise que fuera y que nunca fue.

Mi mono, resultado de mi primer experimento en costura. No quedó tan mal, es muy mono... Espero poder volver a coger la máquina con ganas estas vacaciones.


2013

Y después de aventurarme a comprar por internet, método en el que nunca había confiado... Ahora pretendo intentar vender, a ver qué tal sale. Tengo esperanzas en que salga bien, aunque de esperanza no se vive. En cuanto tenga un poco de tiempo para hacerme una cuenta bancaria, haré el primer intento, ese ya -espero- en 2014.

¡Mi primera tabla de ejercicios! Donde conocí a mi monitor, que era un amor de tío y que se tuvo que ir, porque otra cosa no; pero el trato profesional en temas deportivos, no sé si será sólo generalizado en este pueblo o en general, brilla por su ausencia. A mí también me echaron y eso que yo ni siquiera cobraba...

La defensa personal que cree en el blog hablando de Coy Mathis, en la que cada día daba una razón diferente en la que explicaba por qué era totalmente comprensible que un niño se pudiese sentir niña sin necesidad de que nadie se vuelva loco en el intento de comprenderlo. Yo creo que en días posteriores, conseguí hacer 10 razonamientos bastante sólidos sin apenas esfuerzo, ¿por qué para otros es tan difícil?

El tráiler de mi Draw My Life... Me lo curré, me lo curré... Pero en el Draw My Life me lo curré aún más. Dije muchas cosas que nunca creí que pudiese decir sobre mí y aunque no es tan íntimo como podría llegar a serlo, lo es lo bastante como para que quien me quiera conocer de verdad, pueda hacer.


Faltan muchas historias, buenas, malas, cambios, la mudanza, el nuevo trabajo, la muerte de mi abuelos, el par de musicales que fui a ver, mis increíbles vacaciones (esta entrada con la del musical de Mecano están pendientes en borradores, que las quiero dedicar un poco más de tiempo)... Pero no siempre hay ganas para ponerte a escribir en determinados momentos.

Al 2014 lo dejo en el aire, porque aunque casi lo tenemos gastado, nunca sabes lo que el futuro te deparará...


¡Feliz cumpleaños!

jueves, 20 de noviembre de 2014

Un poco de almacenaje (Cámaras, cables y auriculares)

¿Recordáis mi última entrada llamada Un poco de almacenaje (Mesa Wii)? Os conté que en aquella mesa de almacenaje existía una balda, la más alta, en la que tenía tres cajas de las que os dije, revelaría su contenido en una próxima entrada. Pues bien, aquí está esa entrada y aquí está también el contenido de las cajas...

Últimamente, diría que más o menos antes de que llegara el verano, comencé a ver búhos por todas partes. En tela, en ropa, en complementos (por favor, si alguien no ha visto una mochila de búhos este verano, que vaya a los comentarios y se manifieste. Si eres de Madrid y no eres agorafóbico, las has tenido que ver. De hecho, la caja dispensadora de pañuelos que tengo en mi mesilla de noche es de... ¡Búhos!). El caso es que los búhos están de moda, a ver lo que dura, y yo he querido unirme a la moda y hacer algo práctico con ella.

¿Qué os parece?

Con algunos tubos de papel higiénico (sí, eso son, simples tubos de cartón del papel higiénico), unos rotuladores y, si queréis, algunas hojas de colores, podréis hacer un divertido 'guardacables'. Yo conocía otras versiones, simplemente adapté la mía a lo que me dio de sí la imaginación y también a lo que necesitaba. Me pareció muy original dejar los cascos por fuera a modo de orejas, para que así además reconocieras a primera vista los cascos que quieres coger y no tuvieras que abrir todos los búhos antes de encontrarlos.

La segunda mitad de la caja la utilicé para almacenar más cables, pero esta vez simplemente forré los tubos de papel con papel de regalo. Tenía uno muy bonito que me había sobrado de otro experimento y lo utilicé para que los tubos quedasen algo más elegantes. También puse un cartón separador para diferenciar los cascos de los demás cables y que también forré con el mismo papel. Aquí guardo básicamente todos los cargadores que tengo: iPad, iPhone, cascos bluetooth, altavoz portátil, cámaras, etc. Queda perfecto, está ordenado y además es muy práctico. Puse unos pequeños carteles en cada cable para identificar rápidamente para qué es cada uno y simplemente has de abrir la caja, coger el que quieres y volver a cerrarla. Si no os queréis complicar mucho, esta última opción es la más sencilla. Además, si os apetece complicaros aún menos, ni siquiera es necesario que forréis los tubos, compráis una caja bonita y como van a ir dentro, nadie los verá; pero a cambio, tendréis los cables organizados.

Compré una pareja de cajas, una más grande y la otra algo más pequeña. La pequeña fue para lo que os he contado, la grande la utilicé para otra cosa.

¡Más cables! Estos cables eran demasiado largos para meterlos en tubos tan pequeños, así que simplemente los metí en la caja y fuera puse una pegatina para saber lo que guardaba. Aquí metí los cargadores (sin los cables, lo que es el enchufe en sí), los cables que sobraron de la tele, uno de una lámpara que se rompió pero que aún sirve, el de la impresora y que antes tenía todo el rato en el suelo por medio... Seguro que aquí están más ordenados y protegidos que en el suelo.

La tercera caja estaba reservada para mi GoPro y por supuesto, todos sus accesorios. Aquí están el bastón extensible, el bobber, la correa, los soportes, todos los pequeños accesorios, el arnés y, como era de esperar, la cámara. Sobraba algo de sitio, así que también he guardado aquí el otro par de cámaras digitales que tengo.

Ahora cada vez que necesito algún cable, alguna cámara, auriculares o algo relacionado con la tecnología, seguramente lo encontraré en cualquiera de estas cajas. 

lunes, 17 de noviembre de 2014

Un poco de almacenaje (Mesa Wii)

Últimamente soy la chica que todo lo ordena. ¿Que tengo unas piedras volcánicas que traje de recuerdo de Tenerife? Busco una táctica para que estén a la vista, pero no se pierdan, manchen o estropeen alguna superficie. ¿Que necesito poner orden para toda la ropa tanto del trabajo como del gimnasio? Pues me monto una mini zona de orden deportiva justo a la salida de mi dormitorio. O entrada, según se mire... ¿Demasiados cables que organizar? ¡Eso está hecho! Todos ocultos, pero a mano.

Mi padre es el colmo del desorden y el desastre. Mi madre roza el T.O.C. en organización y limpieza. Os podéis imaginar el caos que provoca que ambos estén juntos y viviendo en la misma casa... Por otro lado estoy yo, que ni una cosa, ni la otra. Me gusta la limpieza, aunque limpiar sea una de las cosas más aburridas que puede haber en esta vida. Dicen que quien algo quiere, algo le cuesta y para mi alergia, es recomendable que reinen el orden y la limpieza en la casa. Hago la cama, barro y quito el polvo cada día y por supuesto, también friego el suelo, aunque esto no lo hago a diario. Con respecto a mis cosas, tengo un desorden organizado. No está perfecto, tengo una habitación demasiado pequeña para tanta cosa; pero no creo que pueda haber quejas. De hecho, si mi madre apenas las tiene, no las puede tener nadie. En fin, que como digo, una habitación pequeña, sumada a cero posibilidades de almacenaje, deriva en un resultado que no me gusta nada: el almacenamiento de las cosas 'al montón', unas encima de otras. Eso sí es algo que no soporto. El tener que tener, valga la 'rebuznancia', varios libros para leer puestos en el suelo porque no hay otro lugar, el que mi videoconsola tenga que estar en el suelo y el trajín que conlleva tener que levantarla cada vez que barro, friego o paso el polvo... No puedo. 

En las fotos, todo el almacenaje que había en mi cuarto el día que me vine a vivir a esta casa. 

Sí, dos mesitas y nada más, las cuales por cierto, no eran para mí, sino parte del almacenaje del salón... Lo más lógico en ese momento fue poner la tele encima de una de las mesas y en la otra, la lámpara de mi cuarto. Lo de poner la lámpara o la televisión en el suelo también podría haber sido factible, pero aparte de raro, no era muy buena idea dada la afición de mi madre por llevarse todo por delante -con sus consiguientes y bastante usuales moratones-. 

Aquí se ve una de las mesas con la televisión, mis DVD's de Piper, todos los juegos y la propia Wii, en el suelo. 


Y la otra mesa de igual tamaño, que usé para poner mis pañuelos, las púas, algún libro y mi amado Gizmo (que nadie se preocupe, la luz no es muy brillante y ni le mojo, ni le doy de comer después de medianoche...).


Una de las noches me dispuse a contestar algunas cartas que tenía pendientes de enviar y de nuevo llegó el lío. Las hojas para escribir, al suelo.

Me fui a esa tienda de decoración sueca (tienda de decoración, paga y te haré toda la propaganda que pueda además de decorar mi primera casa con tus productos xD) y compré esta especie de estantería en la que poder colocar muchas de las cosas que tenía por ahí en el suelo, como por ejemplo la videoconsola.

Aún no está colocado del todo: el sombrero tendrá su propia percha, las perchas de colores que hay encima de la mesa irán colgadas y no estarán ahí y los cables tampoco estarán encima de la mesa y tapando parte de la televisión, evidentemente. Aún estoy pendiente de conseguir una broca corona o de campana (creo que se les llama así a las brocas que hacen agujeros de gran diámetro) para poder pasar los cables y enchufes por detrás de la estantería, que como veis tiene el fondo cubierto por una madera) y así poder enchufarlo todo sin tener los cables por el suelo o molestando. 

La parte de abajo son joyeros. La caja de color claro tiene varios compartimentos en los que guardo anillos, pendientes, pulseras, relojes, etc. En el medio, un cofre de madera para guardar más bisutería. En la esquina derecha, tengo un botellero que forré con terciopelo y transformé también en joyero para guardar las cosas más grandes. Podéis ver cómo lo hice en esta entrada: Enero productivo.

Segunda valda: la consola con sus juegos y las pelis (¡por fin colocados!), un par de peluches (el perro se llama Pamplinas) y unas cajitas, las moradas, MUY especiales. :)

Lo de la tercera balda, en la próxima entrada, que aunque parezca que no, tiene un poco más de miga. 

jueves, 13 de noviembre de 2014

Muestras Hawaiian Tropic, Gucci y Puleva

Aquí os dejo otras tres muestras gratuitas que me llegaron en la semana del 27 de Octubre. 

La primera es de la marca Hawaiian Tropic, marca conocida por sus bronceadores, aftersuns, lociones, aceites y brillos labiales. La verdad es que había un bote por casa de, creo recordar que era aceite, que usaba mi padre para "broncearse" hace muchos años. Pongo entre comillas lo de broncearse porque dado que el bote era de mi padre, no podría asegurar si la marca era efectiva o no. Me explico. Mi padre es de un blanco Iniesta rotundo y siempre ha tenido ese mismo color, al menos desde que yo le conozco, lo que vienen a ser casi 29 años. Eso sí, es blanco Iniesta en tronco y piernas, porque lo que se denomina vulgarmente como moreno albañil, lo tiene yo creo que de serie. De vez en cuando, ya sea porque él mismo se mire de refilón en algún espejo, o porque parte de su ropa permita que se vea un trocito más de carne de lo que comúnmente se permite enseñar en brazos o cuello y alguien le haga un comentario del tipo: '¡Tío, creo destiñes porque ese cambio de tono no es ni medio normal!' (xDDD), le da por ponerse al sol ese mismo día y pasa a ser una gamba que habla. Sólo es un día, ya digo. O se va a andar por el pueblo sin camiseta y viene como si llevara la camiseta de la selección española, o le da por irse a una cabina de rayos UVA y esta vez viene con la del Athletic de Bilbao (vetas incluidas, dejó los brazos pegados al tronco y se quemó todo lo demás, así que tenía dos franjas a cada lado del cuerpo monísimas). Pero luego nos vamos a Canarias y no consiente salir del hotel... En fin, dejando a un lado las peripecias de mi padre con el astro rey, esta vez voy a probar yo la crema y a ver qué tal. Me hubiera gustado más probarla en una época más adecuada, por lo menos aunque fuese en una primavera que permitiese enseñar un poco los brazos. Pero ya sabéis que en España sólo hay dos estaciones: 'me cago en la puta qué frío' y 'me cago en la puta qué calor' y ahora, desgraciadamente, estamos en la primera. 

Por cierto, otro dato importante, es una marca recomendada por la fundación internacional de cáncer de piel (Skin Cancer Fundation). Aquí tenéis el enlace de la marca en España, por si necesitáis comprar algún tipo de protector solar: http://www.hawaiiantropic.es/index.php



Segunda muestra: Gucci. Esta vez es una muestra de perfume y, como las demás, está a la cola para ser probada. Sería raro que llegase a comprarme una marca de perfume diferente a la que uso porque me gusta mucho, pero quizá es cuestión de probar cosas diferentes, quién sabe. 

El caso es que no está de más el conocerla y menos aún siendo algo gratuito. Si es que hasta la tarjeta es fashion, ¡cómo se lo curran estos de Gucci!

El enlace de la marca, por si os apetece: http://www.gucci.com/es/home


Y aquí la última muestra, de nuevo de Puleva. Lo más curioso de este vale de regalo por otro litro de leche, esta vez de Puleva Viva, es que ni siquiera recuerdo haberlo pedido... Una de dos: o tienen mis datos y han decidido mandármela después de haber pedido la de Puleva Max o estoy muy gilipollas y la pedí y no me acuerdo. Va a ser casi con seguridad la segunda, porque el nombre del destinatario no era el mismo de la otra vez, sino mi nick en Facebook, lo cual me extraño aún más. Desde luego en este pueblo los carteros se ganan bien el sueldo, porque cualquiera relaciona un nombre con el otro... Supongo que fue cuestión de escribir bien la dirección, pero lo dicho, entre los carteros y Puleva, otro litro más de leche gratis. Me voy a currar unas croquetas más ricas estas Navidades...

¡Y tartas! 



jueves, 6 de noviembre de 2014

Mi Calabaza para Halloween 2014


Narra una leyenda irlandesa que había un pillo de nombre Jack, el Tacaño. El diablo, a quien llegó el rumor de tan negra alma, acudió a comprobar si efectivamente era un rival de semejante calibre. Disfrazado como un hombre normal acudió al pueblo de éste y se puso a beber con él durante largas horas, revelando su identidad tras ver que en efecto Jack era un auténtico malvado. Cuando Lucifer le dijo que venía a llevárselo para hacerle pagar por sus pecados, Jack le pidió que bebieran juntos una ronda más, como última voluntad. El diablo se lo concedió, pero al ir a pagar ninguno de los dos tenía dinero, así que Jack retó a Lucifer a convertirse en una moneda para demostrar sus poderes. Satanás lo hizo, pero en lugar de pagar con la moneda, Jack la metió en su bolsillo, donde llevaba un crucifijo de plata. Incapaz de salir de allí el diablo ordenó al granjero que le dejara libre, pero Jack respondió que no lo haría a menos que prometiera volver al infierno para no molestarle durante un año.
Transcurrido ese tiempo, el diablo apareció de nuevo en casa de Jack para llevárselo al inframundo, pero de nuevo Jack pidió un último deseo, en este caso, que el amo de las tinieblas cogiera una manzana situada en lo alto de un árbol para así tener una última comida antes de su tormento eterno. Lucifer accedió, pero cuando se hallaba trepado en el árbol, Jack talló una cruz en su tronco para que no pudiera escapar. En esta ocasión pidió no ser molestado en diez años, además de otra condición: que nunca pudiera el diablo reclamar su alma para el inframundo. Satanás accedió y Jack se vio libre de su amenaza.
Su destino no fue mejor: tras morir (mucho antes de transcurridos esos diez años pactados), Jack se aprestó a ir al cielo, pero fue detenido en las puertas de San Pedro, impidiéndosele el paso pues no podían aceptarle por su mala vida pasada, siendo enviado al infierno. Para su desgracia allí tampoco podían aceptarlo debido al trato que había realizado con el diablo, quien de paso le expulsó de su reino y, despechado, le arrojó a Jack unas ascuas ardientes, las cuales el granjero atrapó con un nabo hueco, mientras burlonamente agradecía la improvisada linterna que así obtuvo. Condenado a deambular por los caminos, anduvo sin más luz que la ya dicha linterna en su eterno vagar entre los reinos del bien y del mal. Con el paso del tiempo Jack el Tacaño fue conocido como Jack el de la Linterna o «Jack of the Lantern», nombre que se abrevió al definitivo «Jack O'Lantern». 

Este año le había dicho a mi madre que me hacía especial ilusión tallar una calabaza para Halloween. Al día siguiente esto estaba en la mesa de la cocina...

Era la primera vez que intentaba tallar una calabaza, así que probé a comenzar con pasos sencillos. Primero punteé toda la superficie con una chincheta y siguiendo las líneas por donde pretendía hacer las hendiduras. No sabía si el resultado final sería apreciable a simple vista, así que pensé en echar un poco de harina por encima para que al meterse en los agujeros, hiciera mejor contraste con el naranja de la calabaza. 

Como veis, el resultado final se aprecia bastante bien. 

Aquí ya había completado más o menos la mitad del trabajo. La silueta estaba tallada por completo, pero la calabaza estaba aún a falta de ser vaciada.

 Preferí hacerlo así para que la superficie estuviera más firme a la hora de meter el cuchillo, aunque la verdad es que no sé si afecta demasiado, ya que el relleno apenas son unos cuántos hilajos y algunas pipas sueltas.

Este es el WIP (Work In Progress) de la calabaza siendo iluminada. Primero sólo con la silueta hecha.

Unos cuántos agujeros después...

Y el final. No tengo fotos mejores porque las hice todas con el iPhone, pero... No se ve del todo mal, ¿no? Al menos lo que es la idea...

  
¿Os ha gustado?