Seguidores

Google+ Followers

lunes, 18 de marzo de 2013

Feliz San Patricio (tardío)

La verdad es que hoy tenía muchas ganas de levantarme y gritar eso de: "Feliz San Patriciiiioooooo". Mejor en castellano, claro, porque no sé yo si eso de "Happy Saint Patrick's Day" me iba a salir a mí con el acentillo adecuado... No soy irlandesa. Tampoco estuve nunca en Irlanda. Pero los que me conocéis, sabéis tengo cierto sentimiento hacia esa tierra vecina, el idioma, sus costumbres, su gente y sobre todo, su música. Gracias a todo eso y en especial a ella (vivo poyeyaaaaaa xD) conocí a un montón de personitas que me apreciaron por lo que era y no por lo que hacía ver que era por aquel entonces. 

El caso es que siempre he pensado que si viviese con alguien (que no fuese mi madre, porque cada vez que hago algún tipo de repostería ella me regaña porque no quiere comerlo para no engordar pero dice que está muy rico todo lo que hago y que no puede evitarlo... Por cierto, no está nada gorda, pero ella dice que sí...) celebraría tooooodas las fiestas y buscaría pelis sobre el tema para verlas, haría juegos y sobre todo, comida adecuada a la fiesta. Celebraría tanto las fiestas que normalmente se celebran en casi todas las casas de España (Navidad, Semana Santa, San Valentín, cumpleaños...) como las fiestas de San Patricio, Acción de Gracias, Halloween y similares, con sus respectivos dulces, piruletas, magdalenas, roscones, bombones, tartas, lo que toque dependiendo de lo que estemos celebrando. Todo casero. Sí, lo que para mí sería muy bonito y cariñoso, como llevar un bizcocho con sirope de fresas, unas galletas y un Cola-Cao a la cama en el día del cumpleaños de una persona, para esas personas sería un martirio. Que sí, que todos en su mayoría decís que eso de que os lleven el desayuno a la cama os mola, pero tener repostería en Enero por Navidades, en Febrero por San Valentín, en Marzo por San Patricio... Os terminaría cansando. Pero a mí me encantaría. Y aunque intentaría innovar todos los años con cosas nuevas y diferentes a ver qué tal salían, a mí puede que también me terminase cansado. A pesar de todo, no creo que nadie tenga oportunidad de probar mis dotes culinarias. Mi madre me ha prohibido que haga más cosas ricas que se coman. xD No tengo pareja. No tengo compañeros de piso. No celebro mi cumpleaños, las Navidades son muy tristes, Cupido tiene orden de cuarentena en mi zona... 

En fin...

Ayer, y para variar, tampoco celebré San Patricio. Tendrá que pasar otro año más antes de que pueda conseguir mi ansiado gorro de Guinness, ya sabes que soy una chica muy paciente. Antes de ayer estuve todo el día enferma y sabía que hoy iba a estar mejor, pero una pesadilla recurrente que no tenía desde hacía muchísimo tiempo me hizo predecir que el día cuanto menos, iba a ser extraño. Y lo ha sido...

Desde que era muy pequeña he tenido la misma pesadilla tonta un montón de veces. Cada cierto tiempo, antes se repetía muy a menudo y ahora muchísimo menos, sin saber por qué, a veces se me presentaba. Siempre sueño que estoy durmiendo en mi otra casa a pesar de que hace ya unos años me mudé y casi nunca duermo allí. La cama está situada como cuando era pequeña, como cuando acababa de llegar a vivir a esa casa. En mi adolescencia cambié la cama de sitio a otra pared, pero en esta pesadilla siempre está ahí, como al principio. De repente me despierto por la noche con mucha sed o ganas de ir al baño e intento dar la luz de mi habitación. Yo normalmente nunca haría eso, nunca daría la luz e iría a oscuras para no despertar a mis padres que duermen más abajo, pero en mi sueño doy la luz y la luz no se enciende. Instintivamente dentro de mi sueño, pienso que simplemente se ha fundido y trato de encender la del pasillo con la misma suerte. Ahí ya me empiezo a poner nerviosa, no puede ser casualidad que las tres bombillas (una en mi habitación y dos en el pasillo) se haya fundido a la vez. Entonces en mi interior me digo que simplemente se ha ido la luz, pero en el fondo estoy pensando que unos ladrones han entrado a casa y han cortado la luz para poder robar a sus anchas y no despertarnos, así que cagada de miedo intento dar la luz del baño y... Esa tampoco se enciende. Vamos, lo lógico si se hubiese ido la luz, lo que pasa es que en mi mente ya está en marcha la opción de peligro. Entonces es cuando el corazón se me sale del pecho (pero desgraciadamente sin morir en la pesadilla, que oye, sería un consuelo y al menos me despertaría...) y bajo aguantando la respiración hasta el cuarto de mis padres. En la planta de abajo se están oyendo ruidos mientras bajo por las escaleras... 



Ahora viene la parte extraña de la pesadilla. Es como una serie de televisión, tiene tres finales, dependiendo de no sé qué razón, cada día tiene un final diferente. 

   1. Primer final. Bajo hasta la habitación de mis padres y llamo muy bajito a mi madre (tiene que ser mami, ¿vale? xD) por si hay ladrones que no me escuchen. Mi madre NUNCA me contesta a la primera; que esto sucede igual en mi vida real, por cierto; pero a la segunda vez que la llamo se despierta y le explico lo que pasa con las luces, a lo que se levanta, trata de dar también la luz del pasillo y no luce. Ella me dice que se habrá ido la luz y yo le cuento mi teoría de los ladrones... Unas veces los ladrones están en el salón robándonos...

   2. Segundo final. Y otras veces simplemente se había ido la luz y al rato vuelve. Eso sí, en mi habitación no vuelve, esa bombilla y solamente esa sí se había fundido...

   3. Tercer final. Cuando estoy en la habitación de mis padres y a pesar de no haber hecho ni una ínfima parte de ruido, los ladrones suben y vienen a por nosotros. Por el consiguiente susto, me suelo despertar. 


Hoy mi mente ha escogido el primer final. Cuando me he despertado ya era la hora de levantarme, pero algo andaba mal. No entraré en detalles sobre lo que ha pasado o dejado de pasar, pero el día a sido nefasto. Debería haber sido un día completamente normal y no ha querido serlo, así que me he pasado toda la tarde aburrida y desanimada mirando vídeos de Youtube. Y ha sido entonces cuando se me ha ocurrido la idea. Sí, se me ha ocurrido otro proyecto que quizá (o quizá no) lleve a cabo. Por eso he preguntado quién podría hacer de narrador de una historia. Mi nena Gloria ha sido una de las primeras que se ha ofrecido. Luego Anita se ha ofrecido también (¡gracias Anita!). Y bueno, Mr Blogger... Mr Blogger se nos ha asustado. Pero bueno, yo le entiendo. 

Este proyecto es algo complicado, necesita mucha atención y tiempo y además siento que quizá sea demasiado íntimo para que pueda llegar a hacerlo. De ahí surgen todas mis dudas. A lo mejor no llego a atreverme a realizar nada. Pero no sé... Ayer estuve viendo unos vídeos que me animaron y me sacaron un poco de mi plano astral. Hoy, por el día que ha sido hoy, he vuelto a salir de mi dimensión (os juro que no he tomado nada raro aunque haya estado enferma. Un ibuprofeno y ya y es el de siempre, sin caducar ni nada xD) y me he llegado a plantear el reto. Con respecto a lo que pase después...




Materiales:
- Valentía.
- Imaginación. 
- Mi persona.
- Rotulares.
- Ganas de contar una historia. 



martes, 12 de marzo de 2013

A un paso de EBay...

Hace nada en otra entrada os estuve hablando sobre todas las compras que había hecho hasta ahora aún sin fiarme mucho de este tipo de transacciones (ahora ya me fío más y por cierto, el paquete que esperaba de Tiendas 13 llegó hoy, todo perfecto).

Os voy a enseñar algunas de las últimas compras, entre ellas la de la tienda que me perdió el paquete y que no ha dado señales de vida después de dejar claro en la web que me tendrían que devolver los gastos de envío. En fin, cosas que pasan...

De izquierda a derecha y empezando por atrás: El lienzo de Pocoyó que me ha comprado mi mami. ¡Viene con pinturines para colorearloOooOoooo! Soy tan feliz con estas cosas tan tontas... Mi cuadro con la T1 de Tipo (pone California, jijijij), los parches de la famosa tienda que quería para poner en la ropa que hiciese (en un pone "love", muy al estilo hippy; el otro es el símbolo de la paz con los colores del arcoiris, dos furgonetillas hippies y un smile que no era el que pedí... Lo quería sin la bandera porque esa bandera desprende quizá cierta controversia, pero...), mi huchita de Pocoyo (qué...) y unos anillos que compré en una tienda de mi pueblo que van a cerrar. Era mi tienda favorita.





Lo de atrás son adornos para rastas (sobre todo el de la derecha parece un anillo)...





Esta semana YA, sin falta, tengo que enviarles unos paquetes a mi melo, Soni y Anna. Tengo los regalos comprados hace un montón de tiempo y no he tenido tiempo de enviarlos aún. Bueno, el del melo lo perdieron (o se lo quedaron, porque era una camiseta muy chula, pero vamos a pensar bien y a decir que lo perdieron) en Correos, así que te compré otra cosa. Y el de Soni es por su cumple. :) Yo creo que te va a gustar, pero ya me lo dirás tú cuando te llegue.




Mi chaqueta nueva. Es tan mini que a mí me queda justa y como no debían venderla por esa razón estaba muuuuuuy rebajada. Y eso que el precio original era bastante elevado. Y mis camisetas de Tipo (el modelo de baseball) y de American Apparel.




Una mañana de Viernes mi madre se fue... Y apareció con estas botas para mí. o.O La verdad es que son chulas y andaba algo corta de calzado últimamente. Hoy me compré unas para usar en verano que tienen un poco de tacón. Es una pizca de nada, pero estoy deconocida, no sé qué me está pasando. Debe ser una mutación, el agua de aquí o qué sé yo... Mis súper medias largas que van a quedar genial con las botas porque precisamente llevan azul (no lo hice a propósito) y unos calcetines, que también de esos andaba corta. Había una oferta, pagas tres y te llevas cuatro (o como decía mi mejor amiga, pagas cuatro y te llevas tres, vaya jodienda de oferta. xD) Los de los cupcakes son muy monos. Los de las mariquitas aún más... ¡Pero los de la T1...! Me los pongo cuando quiero tener suerte ese día. No funcionan. ¬¬ Pero aún sigo enamorada de ellos, algún día funcionarán. ¬¬



Aaaaayyyssss...



Y mis púas de nácar venidas desde China con su cajita. :)



De paso y ya que estaba derrochadora hoy (luego mi abu me da "la paga", que ya le vale seguir dándomela con la edad que tengo y me recupero) recibí dos pares de pantalones en el paquete, una camiseta y una sudadera (al menos fue bastante baratito) y hoy me compré las botas que os he dicho, unos guantes para pesas (me estaba destrozando las manos y para 10 euros que valen, no me merecía la pena destrozarlas más. Pero es raro, el izquierdo me aprieta y el derecho no, espero que se den algo de sí...) y una chupa de cuero. Una chupa de cuero un tanto macarilla debo objetar.


Para los que hayáis leído hasta este último párrafo, si es que queda alguno, os explico el título de la entrada, que como habréis visto en lo escrito hasta ahora, no tiene nada que ver con lo que os he estado contando. Creo que ha llegado la hora de arriesgarse e intentar vender algo y creo que EBay será la empresa elegida para este comienzo. La verdad es que la idea de futuro con respecto a mis ventas por este medio es bastante mediocre, imagino que pondré cosas a la venta y todo el mundo pasará de mi culo, pero... Hace relativamente poco tiempo llegaron a mis manos unos productos que quizá sea vendibles y sumado a algún cuadro (a lo mejor la gente sigue teniendo ganas de comprarlos...) y alguna cosilla suelta... Bueno, voy a ir poco a poco y aún no tengo nada en claro, sólo que si puedo tratar de vender algunas cosas y tengo la oportunidad de ver cómo funciona el tema, a lo mejor me animo con algo más. Si queréis más detalles o queréis ver lo que tengo para vender, decídmelo. En principio no voy a poner nada aquí para que no se relacione mi cuenta de EBay con el blog y también con la cuenta de Youtube, que luego ya sabéis lo que pasa (bueno, lo que me pasa a mí) con estas cosas. Os sorprenderá un poco lo que quiero poner a la venta y ya sabéis, si tenéis consejos sobre cómo hacerlo, "soy toda orejas". 

domingo, 10 de marzo de 2013

¡Tablita nueva!

Como ya os conté hace una semana, estaba esperando una tabla nueva en el gimnasio, ¡y aquí está! Supongo que cada vez es más complicado ir ganando peso y lo haré con más lentitud (me sigo manteniendo en los 44 kg., pero ya me han dicho que me ven las piernas más gorditas, wiiiihhh). Lo que sé con seguridad es que no voy a dejar de esforzarme cada día hasta poder alcanzar mi meta. Y si finalmente no lo consigo, al menos que no sea por falta de esfuerzo por mi parte. 

Ahora estoy más tiempo en el gimnasio y tengo más máquinas a las que "presentarme". A ver si las caigo bien... 


... DÍA 1 ...

Máquina de remo
15 minutos.
¡Máquina nueva!



Abdominales con pelota
100 abdominales.
Subimos 20 con respecto a la tabla antigua
y añadimos la pelota.




Elevaciones de piernas en las espalderas
3x12 (36)
¡Ejercicio nuevo!



Máquina para aductores
3x20 (60) con 10 kilos.
¡Máquina nueva!


Máquina para abductores (no, no es la misma que la anterior, ni es el mismo nombre del músculo)
3x20 (60) con peso 10 kilos.
¡Máquina nueva!



Sentadillas con pelota 
4x15 (60)
¡Ejercicio nuevo!


Trabajo con gomas y step en las espalderas 
4x15 (60)
¡Ejercicio nuevo!



Máquina extensiones de cuádriceps 
5x15 (60)
3x15 con 15 kilos.
1x15 con 5 kilos y sólo la pierna derecha.
1x15 con 5 kilos y sólo la pierna izquierda.



Subir y bajar con barra y step
4x15 (60)
¡Ejercicio nuevo!



Curl de pierna acostado 
4x15 (60) con 10 kilos.



Máquina hombros 
4x15 (60) con 5 kilos.



Elevaciones laterales con mancuernas
4x15 (60) con mancuernas de 2 kilos.
¡Ejercicio nuevo!



Bicicleta
15 minutos.
¡Máquina nueva!





... DÍA 2 ...


Cinta de correr (15 minutos)
10 minutos en el 6.0 (andando)
3 minutos en el 9.0 (corriendo)
1 minuto en el 9.0 
1 minuto en el 10.0 



Abdominales 
100 abdominales.





Elevaciones de piernas en las espalderas
3x12 (36)
¡Ejercicio nuevo!




Máquina para aductores
3x20 (60) con 10 kilos.
¡Máquina nueva!



Máquina para abductores
3x20 (60) con peso 10 kilos.
¡Máquina nueva!



Máquina espalda
4x15 (60) con 20 kilos. 



Remo cerrado con polea baja
4x15 (60) con 10 kilos.
¡Máquina nueva!



Hiperextensiones lumbares en banco
4x15 (60)
¡Nuevo ejercicio!



Máquina pectorales
4x15 (60) con 5 kilos, 5 últimas con 10 kilos.



Máquina contractora de pecho
4x15 (60) con 10 kilos.
¡Nueva máquina!



Máquina biceps
4x15 (60) con 5 kilos.



Máquina tríceps 
4x15 (60) con 10 kilos.



Cinta de correr
12 minutos en el 6.0 (andando) con pendiente 5.0
1 minuto en el 9.0 (corriendo)
1 minuto en el 9.5
1 minuto en el 10.0






sábado, 9 de marzo de 2013

Comprando...


Como ya sabéis los que me conocéis, y a los que no os informo ahora, siempre fui un poco "cagueta" con respecto a las compras por internet. Eso de tener que darle tu dinero a alguien sin conocerle y esperar a que cumpla su parte del trato y te envíe lo acordado no está hecho para mi nula confianza en la buena obra de los demás. Tuvieron que pasar varios años antes de que me decidiera a dar el paso y, a decir verdad, tampoco me atreví a comprar, mi primer objetivo fue vender. Digamos que el método de venta fue un poco "ortopédico", yo hacía dibujos, los colgaba en mi canal de Youtube (¿de dónde me iban a mí a salir mis actuales 450 suscriptores si no?) y si a alguien le gustaba, acordábamos la compra por mensaje privado. La forma de pago más que ortopédica era primitiva. Consistía en que la otra persona me mandaba el dinero en un sobre y yo le enviaba el dibujo. A pesar de todo no me fue nada mal. Creo que si junto todo el dinero que gané vendiendo dibujos (y eso que eran de papel) alcanzo los 600 euros. Soy toda una mujer de negocios, ¿verdad? xD

Cuando la gente empezó a ver mis dibujos y en especial las ventas que estaba teniendo, comenzaron a pulular las copias de gente que también dibujaba la misma clase de dibujos y además de los mismos grupos musicales y artistas y se apuntaron al carro de las ventas. Yo dejé de dibujar y por tanto, de vender. 

Fue entonces cuando me pasé al lado de los compradores. Siempre que quiero algo, mi método para conseguir las mejores opciones que existen son buscar, buscar y buscar (¡Rastreator! xD) a través de internet. No tengo nómina, no tengo dinero ahorrado y tampoco tengo cuenta en un banco, así que buscando por internet descubrí la Cybertarjeta y después de una visita al banco, me vine a casa con ella. Os hablé de ella hace unos años, cuando me la dieron. 

Mi único pensamiento con respecto a mi primera compra fue algo así como: "Álex, no gastes mucho dinero que lo mismo te timan". Positivismo al poder, pero, ¿qué queréis? Según está el mundo... Recargué 20 euros (ahí, tirando la casa por la ventana...) e hice el pago de confirmación a PayPal para poder tener una cuenta con la que poder comprar y vender si algún día la necesitaba. 



Un mes después (después del susto de haberme gastado 1'5 euros en PayPal, digo yo xD), a principios de Marzo hice mi primer pago. Como compra prueba, adquirí algo de poco valor (tampoco es que tuviera mucho dinero) pero que siempre quise: una Globalita. :) ¿Las conocéis? Tienda Global Humanitaria. Mi primera compra fue perfecta y estaba más feliz que un regaliz, yeah!

(Hoy no me hagáis mucho caso, me he bebido un vaso de agua y me ha sentado peor que la tarta de chocolate de Ikea...)

En el mes de Marzo y con motivo del día del padre, compré algo que mi padre siempre había dicho que le hacía ilusión tener pero que por aquí era bastante difícil encontrar. Dado que tiene de todo (y cuando digo de todo me refiero a que ha tenido, pero no se ha puesto bajo amenaza de asesinato por parte de mi madre y mía, hasta una gorra de esas con un mini ventilador que te da aire en la frente en verano... xD) conseguí su regalo en internet, en la tienda Megagadgets. Tienen unas cosas muy chulas, la compra fue perfecta y mi padre por fin tuvo su "scratch map" (un mapa de rascar, vamos) el cual le tuvo entretenido dos minutos. Los mismos que tardó en darse cuenta de que China era demasiado grande para rascarla él sólo y me dejó el encargo a mí con Turquía, Portugal, Polonia... Es como un niño... De 1'86, pero un crío.

Por fin en Mayo hice una compra de mayor valor incluyendo un gran plus de peligrosidad como es la compra fuera de España. Lo que vienen siendo aduanas, esas grandes amigas mías que siempre y haga lo que haga, van a mi yugular y me dejan medio moribunda... Pero tenía que arriesgarme, en New York Fashion Police (que no os asuste lo de police, es una tienda donde venden merchandising de deportes, universidades, series de televisión, etc.) vendían unas prendas que siempre había querido y que aquí ni por asomo iba a encontrar. Tuve un ligero problema de entendimiento con la web en mi primera compra. Yo nunca suelo tener mucho dinero en la tarjeta, ya os digo, por los posibles timos. Hice mi pedido, éste fue confirmado y me dispuse a esperar a que llegara. También tengo la costumbre de hacer el seguimiento de los paquetes, más que nada por si hay problemas y para que la espera se haga algo más amena y uno de los días que entré a revisar cómo iba, ponía que el pedido había sido cancelado. Les escribí pidiendo explicaciones en mi inglés de "Harvarcete" y me contestaron alegando que habían cancelado el pedido por falta de fondos en mi tarjeta. Habían confundido (ellos) dólares con euros. Yo tenía 90 euros y había que pagar 99 dólares, por lo tanto, había fondos suficientes, pero quisieron retirarme 99 euros en vez de 99 dólares y claro, no había dinero suficiente. Mi madre me aconsejó volver a hacer el pedido igual a ver si lo tramitaba alguien con más luces y en efecto, todo fue perfecto, me retiraron la equivalencia en dólares de mi pedido (y aún así sobraron algunos euros en cuenta) y mi pedido llegó además exento de gastos por aduanas. 

He aquí una de las compras más importantes de mi vida... Y per-fec-ta en Milanoo. Sí, ya sé que a lo mejor os suena raro haber comprado algo de vital importancia en una tienda asiática. Suena a tener un resfriado y comprar paracetamol en el bazar de debajo de casa en vez de en la farmacia, pero... Era arriesgarme o... El resumen es... Boda de mi primo. Perdón, boda pija de mi primo. Perdón de nuevo... Boda súper pija de mi primo. No tengo vestido. A ver, digamos que si eres joven, o vas de coliflor roja o de coliflor azul. O bueno, de coliflor verde, coliflor con flores, con topos, con machas... Vas de coliflor y punto. Yo soy una perroflauta de 27 años que aparenta 16. Si me visto así es un suicidio... Y además uso la talla 32. No hacen nada de la talla 32 y menos que sea normal... Así que me tuve que comprar un vestido en una tienda de mi pueblo que no me gustaba para nada y que encima me tuvieron que arreglar porque evidentemente era la talla 38. No sé cómo lo arregló la modista que, de sobrarme medio vestido, pasó a faltarme medio vestido. Me quedaba pequeño. A mí. Vamos, que me faltaban 5 dedos para abrochármelo. Y abrochado tipo morcilla... El caso es que me asusté, porque era a mediados de Junio, la modista se iba todo Agosto de vacaciones y la boda era a primerísimos de Septiembre. Me vi sin vestido. Y me puse a buscar desesperadamente por internet hasta que encontré uno en Milanoo que me gustó. Imaginad. Pedí un vestido a boleo a China, que no había tocado, no me había probado, (sobre todo esto, no iba a tener tiempo de arreglarlo si me quedaba mal. Y de grande tiene arreglo, pero pequeño...) no sabía si iban a responder o me iba a quedar, sin dinero, sin vestido y con un cabreo de aquí te espero... Y luego las aduanas. Pero yo lo pedí. La talla 32, te daban hasta para elegir el color. No sabía si comprarme los zapatos a juego con un vestido o con el otro... Ya os digo, a mediados de Junio, el día uno tenía que tener el vestido sí o sí. En la web ponía que se podían demorar hasta 3 meses y además los comentarios eran todos diciendo que les había tardado mucho más de 3 meses en llegar o que ni siquiera había llegado, que una vez recibido era para una Barbie y eso que habían pedido más talla, que lo intentaban coser y era tan malo que se deshacía... Me veía con el vestido de la comunión. No, mierda, que es blanco y encima ya no me entra...  No tardó ni un mes en llegar. Era precioso (parecía la Cenicienta con él puesto, pero el vestido era precioso siempre que no estuviera puesto encima de mi cuerpo). Me quedaba como hecho a medida, de hecho me lo preguntaron un montón de veces en la boda. Fue más barato que el que me arregló la modista (que por cierto, pagamos y no me entra) y tenía muy buena calidad. Ni siquiera me cobraron de aduanas, vamos, una ganga. El único sustito me lo dio mi madre, que me despertó para enseñarme que había llegado (eran las 9 de la mañana) y cuando lo sacó... Dios, se habían equivocado de vestido. Era horrible y no se parecía en nada al de la foto. En NADA. :( Me entraron ganas de llorar... Hasta que mi madre se dio cuenta de que lo habían planchado y venía del revés. ¬¬ Le dio la vuelta... Et voilà, era perfecto. Ni por asomo alguien se imagina aún que es un vestido chino, guardadme el secreto...




Bueno, después de esta anécdota, seguí con las compritas. De nuevo volví a las compras en España. Compré en el archiconocido El Corte Inglés. España, poco dinero y encima una empresa de ese calibre... El envío fue perfecto. Encargué tres cosillas que necesitaba y que habían puesto esa semana de oferta, así que me ahorré el ir y que no tuvieran o se hubiera terminado la oferta. 

A los pocos días compre mi Jukebox/Rockola. Mi pequeño gran capricho... Estoy enamorada de ella. Ha sido el mayor gasto que he hecho con la tarjeta. Costaba 411 euros pero tenía un descuento de 100 euros, así que tuve que aprovechar. No hubo el más mínimo problema con la compra a pesar (o quizá debido a) del precio, al contrario, me contestaron todas y cada una de mis dudas por teléfono antes de la compra. Es una tienda española especializada en todo tipo de productos retro. Si os gusta el estilo, dejadla en favoritos porque no os decepcionará: Madarashop.

Justo un mes después de esa compra, vi a mi querido Sprocket solito y abandonadito en Visto en Pantalla. Siempre me había hecho mucha ilusión tener un peluche de Fraggle Rock (tuve uno, pero mi madre decidió tirarlo :O), uno de Gizmo (el bueno de los Gremlins) y un oso amoroso... ¡Así que los compré! :) Me hizo muchísima ilusión encontrar estos peluches y estaba entusiasmada con la idea de tenerlos por fin (mis primos tenía un Gizmo y tanto ellos como mis tíos me prometieron que me lo darían pasados unos años pero... Pobrecito, seguro que murió mutilado, quemado, tirado por el octavo en el que vivían...). Pasados unos días, me llamaron para decirme que el que más ilusión me hacía (el oso amoroso) no estaba ya en stock a pesar de que aparecía como disponible y que no volverían a tenerlo. No se portaron mal, evidentemente me devolvieron el dinero y me enviaron los demás peluches, pero siempre es molesto pedir algo que sale como disponible en tienda y que luego te llamen para decirte que no te lo mandan porque ni lo tienen ni lo volverán a tener. Sigo queriendo mi osito amoroso y mi cumple es este 30 de Marzo. Apuntad, 30 de Marzo, Álex quiere un oso amoroso... Pero no de esos feos que venden en algunos sitios, que hay cada engendro amoroso... 



Más tarde compré en Thomann. Para los que la no conozcáis, es una tienda alemana que vende todo tipo de instrumental relacionado con la música, desde púas hasta guitarrones de más del millón de las antiguas pesetas. Ya había comprado en Thomann antes (llevo cuatro o cinco compras desde que la conocí) y ninguna de ellas me ha dado problemas. Antes, como admitían el pago contrareembolso, pagaba de esta forma, pero siempre con este tipo de pago hay unos cargos adicionales (que por supuesto son para Correos) que echaban para atrás, más aún sumados a los 20 euros de gastos de envío en la tienda por importes menores a 300 euros. 

En Septiembre me enamoré de unos pantalones. Daneses. Lo de siempre, algo que me gusta mucho pero imposible de encontrar en España y mucho menos en la zona en la que vivo. Por internet es "fácil" y hasta barato y aunque a veces las aduanas asusten, la mayoría de las veces por estos pequeños importes las pasan por alto. Los compré en StylePit. Lo mismo que en anteriores compras, ningún tipo de problema aún sin conocer la tienda ni la marca y venir desde tan lejos. 

Para Navidades hice la compra del siglo. No sé si es que tuve suerte o supe buscar muy bien, pero algo que quería y que normalmente suele costar 50 euros en tienda, me salió por 28 euros y al haberlo comprado en Asos, me ahorré además los gastos de envío. Recomendadísima la web, una de las pocas que no cobra gastos de envío (al menos a España).

Casi el mismo día, me decidí por fin a pedir unas telas en Estados Unidos. Allí suelen ser más baratas y normalmente por compras de poco importe, o no te cobran aduanas o te cobran muy poco, así que probé suerte. Compré en Fabric y la verdad, no sabría si aconsejaros la web, ahora os explico por qué...  Compré varios metros (en este caso yardas) de varias telas, las que me gustaron. El precio total, incluidos gastos de envío, fue algo menos de 50 euros. Cuando llegaron las telas a España, un buen hombre de UPS me llamó para advertirme que si quería el paquete tenía que pagar 27 euros. Por supuesto aparte de lo ya pagado. El hombre que llamó me dijo que gastaba más en teléfono avisando a los clientes de tales barbaridades en los precios que en gasolina repartiendo paquetes. Me dijo que había un montón de denuncias y cuando le expliqué mi caso, que pagaba lo mismo por las telas que lo que me quería cobrar UPS ahora, se quedó alucinado aunque me volvió a confirmar que le pasaba siempre y que denunciara. Pagué un poco menos por los cargos de UPS (los cuales al llamar para pedirme explicaciones me dijeron que "el dinero se lo quedaban ellos" sin más) que por las telas, ya que parte de los 50 euros eran de gastos de envío. Creo, aunque no os lo aseguro, que esta web trabaja sólo con UPS, así que es un punto a tener en cuenta y una razón por la que no os aconsejaría comprar aquí. La segunda razón es que cuando les escribí para contarles mi caso, se lavaron las manos (con más o menos razón, está claro) y me dijeron que tenía dos opciones: o no aceptar el paquete y quedarme sin las telas y sin el dinero de los gastos de envío, el cual no me devolverían o apoquinar lo que me estaban pidiendo y callarme. Pagué, considero que UPS me timó y no volveré a comprar en Fabric. 



Por Reyes me pedí tres cosas que ahora os detallo. Encargué una figurita con mi apariencia "pocoyonizada", vamos, como el muñeco de Pocoyó, ese que a mí no me gusta nada de nada... Comansi, una empresa española, es la que se encarga de esto y además colabora con UNICEF. Mi figurita llegó bien y es preciosa, muchísimo más guapa que mi yo natural. ¬¬ Si queréis la vuestra, podéis hacerla aquí Pocoyize 3D y esperar a que os llegue a casa. 

Entremedias vi una tienda que tenía unas cositas MUY chulas para mis proyectos y que coincidían además con mis gustos personales. Lo primero que os tengo que decir es que las cositas siguen siendo muy chulas, pero no os aconsejo comprar en Capri-Shop. Compré unas cosillas, todo cosas pequeñas y de no demasiado valor económico. Tardaban 48 horas en llegar a mi casa. Supuestamente. Supuestamente porque tardaron un mes y porque tuve que estar escribiéndoles y diciendo que cuándo iba a llegar puesto que no llegaba. Contestan al los emails con palabras escuetas o una foto con el número de tu pedido (no les culpo, es una web italiana y pueden no comprender mi idioma). El primer paquete se perdió así que me enviaron un segundo paquete que llegó a los diez días (que otra vez el plazo de las 48 horas... En fin.) No tendría quejas (sí debería tenerlas, pero soy muy paciente) de no ser porque encima de esperar un mes y 10 días a que llegara mi paquete (nada de 48 horas) si es cierto que Correos perdió el paquete, a ellos les indemnizarán con un dinero que según reza en su web, me pertenece. Al menos los gastos de envío, que son los que me tendrían que devolver si el paquete tarda más de 8 días. Más de 8 días tardó incluso el segundo paquete. Por supuesto a la hora de reclamar ya no contestan a los emails y si te he visto, no me acuerdo. Como digo, lo que me enviaron era muy chulo, pero aparte del lío, me enviaron también algo que no había pedido en sustitución de lo que yo realmente había pedido y no tenían sin haberme preguntado. Simplemente lo cambiaron a su libre albedrío. No me gustó, no aconsejo esta web. 

También compré una camiseta y un cuadro con mi querida T1 en Tipo. Altamente aconsejable, aparte de estas dos cosas que había pedido, me regalaron también una cartera por toda mi jeta. Una amiga mía me ha dicho que es algo que a veces hacen, así que como digo, muy aconsejable. Lo que nunca llegaré a entender, eso sí y suele ser una generalización en todas las tiendas del territorio español, es por qué un paquete de Barcelona a Madrid o de Madrid a Madrid me tarda entre 15-20 días en llegar y uno desde China me tarda entre tres y cinco, pero bueno, España va bien como decía "aquel"...

Para rematar, probé de nuevo con Estados Unidos arriesgándome a otra tajada por parte de aduanas o la empresa transportista de turno (cabe decir que la única que me ha dado problemas a sido UPS y cada día conozco una nueva a medida que compro cosas por internet). American Apparel es una tienda que entraría dentro del término "carilla", pero una vez que te vas a ofertas y encuentras camisetas chulas por 5 euros, te apetece pedir algo, más aún cuando venden cositas que quise tener y nunca tuve. Pedí tres cosillas, pero me quedé con ganas de otra más para la que no me llegaba "el sueldo". Bueno, pensé que si iba todo bien, siempre habría tiempo de pedirla. Pues bien, no sólo llegó, sino que llegó con rapidez y sin cargos de aduanas, así que pedí también lo que había dejado pendiente a comprar. Repetición de la jugada, todo perfecto. :)

El mes pasado volví a comprar, soy una caprichosa y me estoy gastando ahora el dinero que gané con los dibujos, qué le vamos a hacer, era para eso, para caprichitos de la nena... Compré un accesorio y una lata de púas en China. Precio de una púa en España, 1 euro. Precio de 24 púas más una caja metálica para guardarlas en China, 2'45 euros. En España habría sido el mismo precio pero moviendo la coma hacia la derecha. Los asiáticos son gente inteligente... Mandan los dos paquetes por separado, para que si te pilla aduanas el precio sea tan bajo que pasen del paquete, no te pueden cobrar nada por algo que tiene un valor declarado de menos de tres euros... Y además te lo marcan con gift (regalo), que suele pasar libremente por aduanas. Esta web es como un maxi bazar asiático. Desde vestidos de novia, hasta piezas de coche o grifos, probad: Light in the Box.

Aún espero un paquete de algo que compré el 28 del mes pasado. Pero bueno, viene de España, así que espero sentada. Es de Tiendas 13. Aún no os puedo comunicar si van a la lista de decepciones o a la de quiero repetir... Y hoy mismo compré otra cosa en Francia. Poco valor y dos euritos de gastos de envío. Ya os contaré. :)

sábado, 2 de marzo de 2013

Cuida de tu cuerpo y el resto se volverá automáticamente más fuerte

.

Todos los que me conocéis, ya sea desde hace mucho o poco tiempo lo sabéis, soy una chica muy delgada. Mis abuelos eran muy delgados. Mis padres eran aún más delgados que mis abuelos y yo evidentemente, soy muy delgada. Extremadamente delgada. He vivido toda la vida con ello, tampoco ha sido algo que me preocupase demasiado. Siempre fui una chica sana, muy deportista, comía de todo y, aunque en las revisiones del médico siempre obtenía el mismo resultado (más alta que la media en su edad, pero más baja de peso que la media), mi médico me conocía desde que nací y además conocía a mis padres, así que sabía que no había ninguna enfermedad que me impidiera coger peso, simplemente eran (y son) mis genes.   

De pequeña nadie se metió nunca conmigo por eso. Nunca. Además era una niña muy popular incluso a pesar de ser lo que se conoce como "empollona" y tener que haber llevado gafas de culo de vaso desde el año '88 (no llegaba a tres años). Sacaba siempre muy buenas notas, pero a la hora del recreo podía estar tanto con las niñas saltando a la comba, jugando con muñecas o haciendo "pasteles duros" como con los niños jugando al fútbol, las canicas, los tazos o cambiando cromos. 

No es que me gustara mi cuerpo, yo me veía muy delgada, como efectivamente estaba. Pero era una niña pequeña y pasaba del tema. Incluso cuando fui más mayor y empecé a tener algunas alergias a comidas que me provocaron el tener que eliminarlas de mi dieta, tampoco me llegó a preocupar mucho. En alguna ocasión le dije a mi médico que me diera algo para engordar, pero él se negaba alegando que estando sana no hacía la falta, lo cual es lógico. 

En el instituto mis compañías cambiaron y no me gustaba la gente con la que estaba "obligada" a juntarme, así que me autoexcluí tanto de ellos como de la popularidad que tenían y que me habría venido dada gratuitamente si hubiese permanecido a su lado. A partir de ahí y como ya no era popular, hubo un grupo de gente (por suerte bastante reducido: una gorda, un freaky y un pringao'. Sí, ya sé que parece el comienzo de un chiste...) que se dedicó a hacerme bullying. No entiendo cómo pudieron durar tanto tiempo tratando de hacerme daño cada día, porque la verdad es que pasaba de ellos tanto, que una vez mientras me insultaban, pisé al freaky sin querer por estar sentado en las escaleras e intentar insultarme desde un lugar más privilegiado. El último año de instituto me tocó ir a una de las asignaturas en su misma clase (ellos eran más pequeños, pero era una clase que no iba por edades, sino para aprender un idioma extra) y pasé a ser su súper amiga del alma cuando necesitaban algo de esa clase. Yo y más siendo mi último año de clase, pasé incluso más de ellos de lo que lo había hecho en años anteriores. 

Estos chicos me insultaban por estar demasiado delgada y porque siempre llevaba la cara triste e iba mirando al suelo. Lo que no sabían y nunca sabrán es que por aquella época mi abuelo pasaba por una grave y larga enfermedad por la que acabó muriendo. Uno de ellos, ya os lo he dicho, era un ridículo. Con todo lo que conlleva esa palabra en todo su esplendor. La otra era una gorda (con todo el respeto para la gente con unos kilos de más, ella me insultaba a mí por mi físico y lo siento, pero ella estaba muy gorda y lo mejor de todo es que lloraba cuando se lo llamaban. Podría haber aprovechado esa "ventaja" para dejarla por los suelos, pero no es mi estilo, he preferido que con los años haya caído por su propio... Ejem... Peso...) y el otro a sus 19 años y sin ni siquiera ir al instituto (que ya le vale con esa edad y tan poco que hacer como para ponerse a insultar a los demás) aún no había cambiado la voz, lo cual a la hora de tratar de hacerme sentir mal, sonaba hasta divertido... Tantísimo me preocupó lo que decían, que hasta más 10 años más tarde no he intentado ponerle remedio. Y a decir verdad, no ha sido por ellos (por si alguna vez me leéis por una casualidad de la vida como encontrar a una amiga perdida del colegio gracias al blog, lo cual curiosamente me ha ocurrido; que sepáis que el bullying está muy feo y hace llorar al niño Jesús). He decidido cambiar por mí misma. 

Unos años antes de dejar el instituto, dejé de hacer ejercicio. Automáticamente y de forma brutal. Pasé de practicar todo tipo de deportes (fútbol, baseball, basket, hockey...) y a un buen nivel porque no era nada torpe (y digo era...), a no hacer nada de nada. Y mi cuerpo se estancó. Pasé a tener cuerpo de niña de 6 años a tener el mismo cuerpo una vez cumplidos los 25. Y justo con esa edad, decidí que no me gustaba nada y que tenía que empezar a cambiar. Cumplidos ya los 26, comencé a hacer algo de ejercicio para coger un poco de fondo y tener más aguante (tampoco se puede empezar la casa por el tejado, ya sabéis) y por fin un 30 de Septiembre, fui por primera vez al gimnasio. Empecé con musculación para tratar de subir algunos kilos. Pesando tan sólo 40 kilos al principio (sí, 40 y soy relativamente alta) en cuatro meses me puse en 44. Considero que no está muy mal, he ido a kilo por mes, pero este último mes no he conseguido engordar y además de que ya tocaba, mi monitor me ha cambiado la tabla. Desde aquí digo adiós a mi antigua tabla y me acoplo a la nueva, la cual es más dura y espero que me ayude a conseguir mi meta: 50 kilos. 

Voy al gimnasio dos días a la semana y luego hago ejercicio aparte otros tres días más. Lo que no mata engorda y yo, o muero o llego a mis deseados 50 kilos. No hay dolor...


Os dejo mi antigua tabla, ¿qué os parece? Seh, lo sé, me voy a poner más "wenorra" que Cristiano Ronaldo. Porque yo lo valgo... Yo creo que ya hasta nos damos un aire y todo. xD




DÍA 1 …



Cinta de correr (10 minutos)
5 minutos en el 6.0 (andando)
3 minutos en el 9.0 (corriendo)
1 minuto en el 9.5 
1 minuto en el 10.0





Máquina extensiones de cuádriceps (3x15)
3x15 (45) con 15 kilos.




Curl de pierna acostado (3x15)
3x15 (45) con 10 kilos, últimas 5 con 15 kilos.



Prensa horizontal de piernas (3x15)
3x15 (45) con 15 kilos.




Máquina para glúteos de pie (3x20)
3x20 (60) con 20 kilos hacia delante y 3x20 (60) de lado.



Zancadas de piernas (3x15)
3x15 (45) con cada pierna sin peso.



Abdominales 
80 abdominales.





Cinta de correr (10 minutos)
7 minutos en el 6.0 (andando en pendiente 5.0)
1 minuto en el 9.0 (corriendo)
1 minuto en el 9.5 
1 minuto en el 10.0





DÍA 2 …


Cinta de correr (10 minutos)
5 minutos en el 6.0 (andando)
3 minutos en el 9.0 (corriendo)
1 minuto en el 9.5 
1 minuto en el 10.0





Máquina biceps (3x15)
3x15 (45) con peso 5 kilos. 




Máquina triceps (3x15)
3x15 (45) con peso 10 kilos.







Máquina espalda (3x15)
3x15 (45) con peso 20 kilos. 



Máquina pectorales (3x15)
3x15 (45) con peso 5 kilos, 5 últimas con 10 kilos. 




Máquina hombros (3x15)
3x15 (45) con peso 5 kilos. 




Abdominales 
80 abdominales.





Elíptica
10 minutos, dificultad 8.