Seguidores

Google+ Followers

domingo, 25 de noviembre de 2012

Mis pequeños asuntos con las lanas...


Bueno, pues aquí está, no hay más espera, por fin os presento... ¡Mi aberrante gorro! No sé si es porque es un mal día, una mala semana y un mal mes (lo dejo porque se alarga) pero yo cada vez lo veo más feo.

Disculpad que no me enrolle como otras veces contándoos mi vida pero... No sé, no me siento muy inspirada últimamente. Prometo que en cuanto sienta inspiración, vengo y os pongo al día. 
Os dejo el paso a paso.

Y así comenzó el punto. Esto es el elástico del gorro. Era la primera vez que hacía un elástico, nunca antes lo había intentado porque no sabía que iba a ser una cosa tan sencilla. Sí, lo sé, parece una banderilla y no se diferencia el detalle y dibujo de la lana, pero mi Shrek navideño y mi osito de Ikea os mandan saludos. o.O



Aquí se ve mejor el detalle de los puntos. Llevaba muy poco, pero con mi madre hablándome no soy capaz de hace runa vuelta entera en condiciones. Siempre me despisto y acabo haciendo los puntos mal, así que hasta que no me voy a la cama y me concentro allí, mi gorro no empieza a avanzar.



Aquí ya tenía el elástico completo terminado y alguna vuelta del primer color del gorro, el negro. Quería hacerlo colorido y me pareció original que la primera vuelta fuera del mismo color del elástico, porque así si doblas el elástico se seguirá viendo el color negro de la primera vuelta.




Este es el segundo color. Es un azul muy bonito, voy a ver si puedo hacer algo más con ese color de lana, pero esta vez tengo que echar demasiadas cuentas para que los puntos cuadren y me queden bien para la costura y... Yo soy de letras, creo que me estoy complicando demasiado.




Tercer y cuarto color, verde y amarillo. Pobre mona, se deja hacer todo tipo de... Monerías.

Elástico doblado...



Elástico sin doblar. Se apagó la luz.



El detalle de las rayas...



Quinto y sexto color, naranja y rojo. Bueno, y como veis, la primera vuelta del último color y el final del gorro. De nuevo escogí la opción del negro.



La primera disminución de mi vida en punto. La verdad es que no fue nada difícil. Lo que no creía es que las disminuciones se notarían tanto, yo me pensaba que el punto era algo más "profesional"... Pasé de 72 puntos a 63, de 63 a 54, de 54 a 45, de 45 a 36 y de 36 a 27, que son los que salen en la foto. Después habría que reducir un poquito más el gorro.



Hasta que reduciendo de 9 en 9 me quedaron 9 puntos finales que irían fruncidos.



Y una vez fruncidos, era la hora de coser el punto, otra de las cosas que hacía por primera vez...




Pero como veis, no fue tan difícil y esto sí me pareció que quedaba mejor que las disminuciones. No es perfecto, probablemente quedaría mejor un gorro hecho con agujas circulares pero... A mí no me importa que quede una costura. A decir verdad, la mayoría de los que tengo comprados la tienen.



El detalle de cómo iba quedando cosido hasta el color azul y con el negro aún pendiente.




Y aquí, el gorro por fin terminado, cosido, rematado y puesto al lado de otros dos gorros míos (tengo muchos, me encantan los gorros) para que se vea que son más o menos del mismo largo y ancho. Soy de cabeza pequeña, qué le vamos a hacer...



Y su pompón. :)

Como no sale nadie con él puesto (si yo me niego en rotundo a que me hagan fotos, mi madre no se queda muy atrás y más si le digo de publicarlas en internet...) os diré que es un gorro de estos largos, tipo 'slouchy' en inglés, que con la traducción literal vendría a ser 'agachado' y que yo para este caso concreto traduciría más como 'caído'.

Espero que os guste. Yo, ya os digo, cuanto más lo miro, más... Psé... :/




jueves, 1 de noviembre de 2012

Kit "básico" para deportistas frioleros

Soy deportista y friolera, lo admito. A mí dame cuarenta grados al sol en pleno Agosto que estoy tan feliz, pero no me saques de casa con menos de veinte porque tengo frío. Qué le vamos ha hacer, no tengo calorías y soy friolera. Hay cosas peores... Por ejemplo, ser una asesina en serie. Y como no soy asesina en serie, pues soy friolera. Algún día me meteré a asesina en serie y veré si así dejo de ser friolera. xD

Bueno, a lo que íbamos. Hace unos meses comencé a hacer deporte en una escuela deportiva además de apuntarme al gimnasio hace alrededor de un mes. La diferencia es simple: en el gimnasio hay calefacción y en pleno campo, donde hacemos deporte, hace un frío "que te cagas". Y no, no hay calefacción. xD Cuando voy al gimnasio, el kit es bastante básico: pantalón de chándal largo y transpirable, camiseta de manga corta y en invierno, sudadera. Bueno y dos pares de calcetines por  dos razones... La primera porque ya lo he dicho antes, soy friolera, cojones. xD Además, las zapatillas si no me pongo tantas capas me hacen daño. La segunda es porque me pongo unas tobilleras -soy floja de tobillos, pero y de qué no soy yo floja- y no me gusta ponérmelas directamente en la piel desnuda. Con tantas costuras aprietan bastante y me dejan la marca en la piel, así que me pongo unos calcetines, las tobilleras y encima otros calcetines o medias que tapen las tobilleras, que si no aparte de antiestético queda raro. o.O




¡Horteraaaaa! ¡¡Cacho horteraaaaa!! xD No sé, queda tipo alemán en Salou... o.O

Pasemos al kit de deporte de invierno en la calle. Digamos que... Ya que tengo que hacer deporte en la calle tres veces por semana y nos obligan a llevar pantalones cortos, una se abriga como puede. Y ya que también soy la más mala del grupo con una gran diferencia, al menos ya que voy a hacer bulto no quiero pasar frío. La ropa de entrenar (la de competir es otra) consiste en: pantalón corto, camiseta de manga corta y sudadera. Mira no, a mí dádmela con calefacción o algo, chimenea portátil, una manta eléctrica que funcione por el ritmo de los latidos del corazón -que con lo que corremos, me voy a asar fijo xD-... Yo con eso tengo frío. Bueno, y los demás también, lógicamente. Así que digamos que he medio tuneado mi traje de entrenamiento. Obligatorio calcetines largos. Algunos se los doblan -en invierno no, tampoco somos tan valientes :P-. Yo utilizo la misma técnica del gimnasio, me pongo unos cortos, las tobilleras y los calcetines largos. Y no me los subo hasta el muslo porque tengo un poco -aunque poco, he de decirlo- sentido de la estética. Lo de pillarte unos pantalones largos con los calcetines queda cutre, pero pillarte unos pantalones cortos por dentro de unas medias largas... Dios, qué imagen más dantesca. xD



Mallas. Parte importante. En verano te las pones cortas para que no se te vean las ideas en cada ejercicio, pero en invierno, aparte de tapar mi espectacular blanco Iniesta -y me atrevería a decir que él está más moreno que yo, tristemente...- la parte de la pierna que se te quedaría al aire con los pantalones cortos no llega a sufrir hipotermia. O bueno sí, es que hace mucho frío.

La mejor parte la he estado dejando para el final. Parte de arriba. Camiseta de manga corta y sudadera obligatorias. Vale... Lo diré todo de carrerilla para que resulte menos cansino. Sujetador deportivo, camiseta interior, camiseta térmica de manga larga, camiseta de entrenamiento, sudadera y guantes térmicos. Yyyyyyyy... Si hace mucho frío, camiseta de manga corta térmica debajo de la de manga larga. O de manga larga doble, ya veremos. xD

Con eso... Sigo pasando frío. xD Pero es que cuando lo hace, lo hace. Me estoy replanteando comprarme algo más...




Que nadie se ofenda o se lo tome como insulto a la religión. Igual que digo esto digo pasamontañas de terrorista. Lo importante es que me tape.