Seguidores

Google+ Followers

martes, 31 de enero de 2012

Nuevos proyectos

Y es que si todo sale bien, lo que empezó como una idea loca que rondaba mi cabeza, quizá se convierta en una idea loca y también real que rondaba mi cabeza. Sólo me queda concretarlo un poco todo y comenzar a trabajar en ello. Me llevará mucho tiempo, más aún siendo tan perfeccionista como soy yo, pero creo que lo tengo todo más o menos atado y no tendré que dejar nada de lado. Nadie lo pilla, ¿no? Lógico, es que es secreto... :)

Ah, por cierto, se me había olvidado decirlo. A la izquierda veréis mi nueva bolita del mundo llena de puntitos rojos (bueno, ahora hay pocos pero ya crecerán xD) y un traductor. No lo usará nadie, pero me hacía ilusión y ya está. xD Además, con lo que me costó ponerlo (y luego era lo más fácil del mundo) y luego adaptar los márgenes con mis nulas dotes de informática, con que lo utilice una persona alguna vez que no sea yo haciendo el moñas, me doy por satisfecha.

Por otro lado, sí, por fin empezaré con las clases de guitarra. Tengo apuntados todos los puntos a tratar, las canciones adecuadas, los acordes, los trucos, los consejos, los programas que poder bajar y un sin fin de cosas más. Me queda por mirar si hacer los vídeos con el Mac o mejor con el Net de mi madre y me pongo manos a la obra. Además esta semana mis padres irán a mi otra casa y me traerán un libro en el que vienen un montón de tabs de diferente dificultad para ir incluyéndolas en los cursos, a ver qué sale al final de todo esto. No os preocupéis si al principio parece que todo lo que digo es muy evidente o demasiado sencillo, si veo que el nivel es muy bajo, lo subiré y si veo que es alto, iré más despacio, eso me lo iréis diciendo vosotr@s.

Más cositas... Tengo Volkswagen nueva. Sí, ya perdí la cuenta de cuántas tengo (va en serio, la perdí) pero tengo en casa tres estanterías que están deseando ser decoradas por ellas. Aparte también pretendo volver unas estanterías blancas y sosas en unas estanterías curiosas y originales, pero esto no sé si me saldrá. Salga o no, ¿qué mejor decoración que mis VW en miniatura? :)



Para el cuarto de la música siempre había querido un reloj de esos de estación de tren con dos caras y que se abre. Por una cara tiene el reloj que veis y por el otro un "juldifriski". xD Vale, es que no sé lo que es, si un termómetro, un pluviómetro, un barómetro, un anemómetro, un higrómetro, un podómetro (bueno, no, esto último no xD) o algo que termine en -ómetro como aceitunilla... Estaba a punto de comprarlo en una web dedicada a la decoración retro por 30 euros más los gastos de envío cuando fui a una tienda y...



Me he ahorrado un 50%. No diré que me encanta mi pueblo para no repetirme, pero me encanta mi pueblo. Siempre encontraba relojes de Londres, relojes de Londres... ¡Yo quería mi reloj de New York! Nata me comprenderá... Y aquí está, mi reloj de NY.

Cambiando a medias de tema pero con más cosas que enseñaros, esta semana mi padre ha estado en Turquía por motivos de trabajo. Normalmente y si le da tiempo, siempre me trae algo de los lugares que visita, si puede ser algo típico o algo relacionado con la música. La verdad es que nunca he estado en Turquía, pero la ropa, los complementos y la bisutería tienen que ser preciosas. Me gusta mucho a mí el rollo árabe, musulmán, turco... Tienen cosas muy curradas.

¿Conocéis estos ojos, los "ojos turcos"?



No sé ni si con tres seré capaz de deshacerme del mal de ojo que tengo, pero oye, mejor que "zozobre" que no que "zofarte". En esta web se habla sobre significado de los ojos, por si os interesa leerlo:

http://www.profesorarossana.com/que_es_el_ojo_turco.php

Shakira, una aficionadilla...



Y aquí está mi nueva mochila. Ya os decía que los complementos, la ropa, la bisutería y similares tenían algo especial. Original, ¿eh? Creo que mi madre tiene pensado robármela ¬¬ Bueno, se la dejo, pero que no se acostumbre.



Y lo mejor de todo, ni comento. :P

jueves, 26 de enero de 2012

Enero productivo

Visto lo que tenía que ver y oído lo que tenía que oír en el día de hoy -mejor escrito, ayer y GRACIAS a tod@s los que me escribisteis :)-, os traigo una nueva entrada.

Vale, es extraño pero digamos que empecé el año a lo bestia, un poco con tendencia a la destrucción y, por qué no decirlo, también a la autodestrucción. No sé, será mi vena "bola" que ha querido sacar a la superficie toda la brutalidad junta y toda ahora, pero como les decía hoy a Vicky y Dani, ya no paso ni una. Y la verdad, a lo que como respuesta me esperaba algo así como: "Ahora empezarás a ser una mala persona", he recibido un "estoy contigo". Gracias Vicky. :P

No, no voy a ser mala, sólo diferente. Me gusto menos pero cierto es, seré más feliz. Total, que cada vez que me pasa algo que no me gusta, algo malo, algo que no me apetece que pase, algo que me voy a tener que echar a las costillas -o al capacho, como diría mi abuelo-, que me aburre… Cada vez que eso pasa, me he decidido a cambiarlo por hacer una cosa que tuviera pendiente del año pasado. Dado que estas situaciones no han parado de repetirse -empiezo a contar desde el 1 de Enero, lo demás ya ni importa- he tenido como digo: un Enero productivo. Empezando con energía, sí señor. :)

Después de hacer las bolitas, que fue ahí donde os dejé en la entrada anterior sobre las cosas que haría próximamente, lo siguiente que me planteé hacer para cuando mejorase de salud (puñetera alergia) era ir a hacerme la maldita tarjeta para PayPal. Al final me decidí por La Caixa, donde tenían una tarjeta válida para PayPal y con la de además podías pagar en tiendas físicas. Era lo que se dice una tarjeta "normal", con la diferencia de que era tarjeta monedero -sólo se puede meter dinero pero no ingresar-. Buffff, a ver dónde encuentro yo una sucursal de La Caixa ahora… Miraré en Google. Al final de la calle. AMO este pueblo xD Pues bien, fui a La Caixa, pero las normas de esa tarjeta habían sido modificadas y ahora para hacerla necesitabas tener una cuenta. Una cuenta para la que necesitas nómina, claro está, porque si no, siendo mayor de 26 años te arriesgas a quedarte en números rojos en tres meses con tanto puñetero cobro de comisiones. A ver ahora qué hago… La chica me ofreció una cybertarjeta. Se trata prácticamente de lo mismo excepto en dos cosas: puedes hacerla sin tener una cuenta en el banco e incluso sin necesidad de registrarte -puede ser anónima- pero… No te sirve para pagar en tiendas físicas porque es un mero trozo de cartón. Bueno, ¿para qué está mami? Para pagar en las tiendas físicas cuando yo no llevo dinero, que es siempre. (Es coña, que sé que luego he de aclararlo todo.) Pues bien, ya tengo mi tarjeta, ya tengo el registro en PayPal confirmado e incluso me han devuelvo esos cobros que hacen para comprobar la tarjeta. Preparada para gastar. La que no está preparada ahora soy yo, que siempre la cago con estas cosas…



Más… Fui a comprar los regalos de Reyes. Bueno, empecé como en Noviembre pero terminaré cerca de Marzo, que ya es mi cumple y cambiamos de celebración xD Mi colección de VW T1 aumentó -y va a seguir aumentando porque mañana voy a por otra-; fui por fin a Ikea donde compré más cosas para la decoración de mi cuarto de la música y además, tengo pendiente volver a ir a comprar las cosas que estaban agotadas; contesté a todos los mensajes privados que tenía, por lo que ahora pasaré de nuevo a hacer otra ronda y además añadiré las cartas que tengo pendientes y también, pasé a limpio los escritos de mi abuelo para su "libro" aparte de corregir sus dos cuadernos Rubio, uno de caligrafía y otro de cuentas. Mientras estoy con los escritos que me va dando escalonadamente para que le corrija e imprima en el P.C., también tengo en mente escribirle un libro a mi abuela con sus recetas de cocina. Es una cocinera espectacular y me gustaría mucho, no sólo que otros aprendiesen con sus recetas, sino poder repetirlas yo misma cuando ella no pueda hacérmelas. Si me sale bien todo y no me agobio mucho, la manera más fácil de hacerlo será ir a su casa a que me las vaya diciendo paso a paso, grabarla con el iPhone y luego pasarlo a limpio. Y porque mi abuelo prefiere escribir para practicar un poco -no fue al colegio, como muchos otros que pasan ya los 80 largos igual que él- si no hubiera preferido usar esta misma técnica con él porque… Vale, es un crack, pero lo de que me escriba: "Say ustete" y yo tenga que averiguar que es "seis o siete"… Tengo el cielo ganado. xD Mi madre aún no sabe cómo lo descifré y menos en ese contexto xD

Mis furgonetas (y la que falta por comprar mañana):




Las compras de Ikea (los osos de UNICEF no son de Ikea, es que los ha adoptado xD):



Mis nuevas luces para el cuarto de la música:



Y los cuadernos Rubio de mi abuelo:



Siguiente objetivo, dos de los tres lavabos que tenemos en los baños -somos fashion, ¿vale? Mi baño tiene dos lavabos :P- goteaban tanto en la boca del grifo como en las juntas. Vale, lo admito, esto fue sencillo y no me llevó más de 10 minutos, pero que llevemos aquí viviendo ya un año y pico y que tenga que hacer yo de hombre de la casa o no lo hace nadie… Otra cosa que me quité de encima.


¿Se notan las grietacas?



Pero sí, aún me han cabreado más veces, así que un día me hice la valentona y le metí mano a la harina. Lo de hacerse la valentona prácticamente podría ir con doble sentido porque aparte de que era la primera vez que me disponía hacer las tan ansiadas galletas -y mi madre sin saber la que se le venía encima, pensaba que iba a hacer galletas sin más. Ja, antes muerta que sencilla xD- también me parece que le tengo algo de alergia a la harina en polvo. Me empezó a picar todo pero hice las galletas. Y bueno, también me había tocado días antes poner el horno a calentar sin nada para quitarle el "olor a nuevo". Salía humo y me acojoné, ¿vale? xD Pero no menos que mi madre cuando vio que mis galletas estaban… ¡Azules!








No sólo repetiré la receta, sino que además me está entrando hambre ahora y creo que va a caer alguna… Quedan ya pocas y como sé que la próxima semana voy a tener con un 100% de probabilidades uno de los síntomas antes descritos, ya he pensado en qué voy a hacer lo siguiente. No os lo diré, será sorpresa, pero os daré una pista:



Las compré ayer y son aptas para mis alergias. Una pena que no hubiese de chocolate con leche -sólo estas y chocolate negro- pero… Como que me da lo mismo, las he probado y son súper caras pero están riquísimas. Entre lo buenas que están y lo que hacía que no probaba el chocolate, yo creo que hasta he engordado 200 gramos. Bueno, 20 gramos, vale. Y porque me he puesto sudadera de invierno, cuando me la quite ya los he perdido. xD

Por último, fui a comprar el terciopelo para envolver el cofre que tenía y que venía con una botella de vino que le regalaron a mi padre en Navidades. El cofre era muy bonito, pero abrirlo y encontrarte con todas las letras de El Corte Inglés para usarlo como caja para guardar cosas era un poco raro. Encima estaba súper contenta porque la mujer de la tienda me vendió el terciopelo a precio de retal y, aunque estaba un poco arrugado por ser el final y que no se pueda planchar, me gustó el montaje. Las dos partes son una pieza entera, no hay trozos cortados. Ahora tengo nuevo joyero. :) Y lo mejor es que además desde ayer, tengo con qué rellenarlo. :)

El antes:




El después (en la primera foto, aún a medias y con los rebordes):




Y el "relleno" :)





SIEMPRE quise dos anillos iguales a estos. Y los encontré los dos. Aún no me lo creo:





Mi perro del que estoy -TOTALMENTE- enamorada...:




Y mi nueva Les Paul. Es una hucha:



Ahora mismo tengo a medias otro par de cosas esperando a la próxima discusión, al próximo clásico, Champions, enfado, aburrimiento, pensamiento negativo, capacho lleno o similar. Os iré poniendo al día en próximas entradas -para quien quiera leer, pero chic@s, NO COBRO POR COMENTAR por aquí. Animaos, leñe :P

¡Ah! Y además ya me estoy mirando lo de las clases de guitarra. ;)


PD: Mi regalo de Reyes para mi madre...

miércoles, 25 de enero de 2012

¿Por qué las personas con Asperger son “raras”?

Si pincháis en el título, os lleva directamente al link del artículo. Es el mismo que pone al final como fuente. No me extiendo más porque supongo que nadie lo leerá ;)

Traducción y adaptación de un texto de Rudy Simone, escritora diagnosticada con Asperger.

Las personas no autistas ven números y sienten seguridad. Nosotros sentimos amenaza. A menos que seamos náufragos y llevemos flotando en el mar cuatro días sin alimentos, ver a otras personas no nos hace sentir seguros. Cuando hay otras personas a nuestro alrededor, nuestra amígdala cerebral se estimula causando una sobrecarga de adrenalina que provoca una reacción de huida. Como consecuencia, nos sentimos irritables, queremos salir corriendo o bien, si nos han entrenado para no tener estar reacciones, nos sentimos muy incómodos y sufrimos de una incapacidad temporal para hablar. Algunos de nosotros, debido a la adrenalina, intentamos cambiar el modo de ejecución y podemos parecer ingeniosos y encantadores por un período corto de tiempo. Pero estos comportamientos son solo una cortina de humo, las actuaciones cansan y no podemos mantenerlas por mucho tiempo.

Rudy Simon, Autora de varios libros sobre Asperger.
La sobrecarga sensorial es algo con lo que luchamos diariamente y hoy por hoy es parte de los criterios para diagnosticar los trastornos del espectro autista. Para algunas personas con Asperger, un ventilador de techo que gira bajo una luz es lo mismo que estar en un antro con luces estroboscópicas después de tomar varias copas. Incluso cuando vamos por la carretera, la luz del sol que se filtra entre los árboles hace que nos duela la cabeza. Los diferentes estampados y patrones en las alfombras nos provocan mareo y vértigo. Los anuncios fluorescentes de los supermercados hacen que nos queramos poner en posición fetal sobre cualquier mostrador. Las oficinas, almacenes y tiendas a las que tenemos que ir generalmente están llenas de fuentes que proporcionan una sobrecarga sensorial: Desde la iluminación barata hasta una mala selección de música pop. Si nos logramos controlar y no tenemos una crisis, es un hecho que no vamos a estar relajados o alegres en estos entornos.

No somos buenos para reconocer caras y nuestra memoria es fragmentada. Algunas personas autistas pueden recrear cualquier cosa después de verla una vez. A menudo recuerdo una serie de sonidos, sensaciones e imágenes como si fuera una videograbadora, pero se me puede hacer muy complicado recordar las caras de las personas que se parecen. A veces caminando en los pasillos veo a personas que se me hacen vagamente familiares, me quedo pensando ¿dónde lo he visto antes?, mientras la otra persona está pensando “¿Qué le pasa, porqué no saluda?”. Para cuando me doy cuenta de quién es la persona y volteo, ya es demasiado tarde y se encuentra muy lejos como para decir “hola”. Se que parece raro, pero soy capaz de recordar todo un párrafo de un libro y puedo decir los presidentes del país en orden; pero soy incapaz de recordar en dónde estábamos ayer a esta hora.

Siendo sinceros, no nos importan las pláticas “por compromiso” y todo nuestro mundo gira alrededor de lo que nos gusta. Si no estamos interesados en quién ganó American Idol, el sonido de esos debates es como “bla bla bla” de la maestra de Charlie Brown o el cacareo de las gallinas. Puedo pensar que eres aburrido porque no compartes mis pasiones e incluso puedo hablar una y otra vez sin parar sobre la genialidad de mi compositor favorito, sin notar el cansancio en tus ojos, tu postura de aburrimiento ni lo que pasa con la gente a mi alrededor mientras te platico. A veces tenemos una racha de “autoabsorción” que puede ser muy cansado, necesitamos aprender a controlar este factor de la personalidad.

Nuestra comprensión de las normas sociales es básica. Probablemente puedo ir por mi misma a las pastelería y encontrar el camino de regreso a casa pasando por la oficina de correos, pero no puedo platicar con profundidad sobre un tema o entender las connotaciones culturales del lenguaje.

Marchamos a nuestro propio ritmo y marchamos de forma peculiar. No nos limitamos a tomar el camino menos transitado, creamos uno nuevo. Sin embargo, debido a que tenemos dispraxia y/o disfunción propioceptiva, podemos no hacerlo agraciadamente. La dispraxia es un déficit en la planificación motora. La propiocepción es saber dónde están tus miembros, con respecto al otro. Quizá no sea necesario un corcho en el extremo de nuestro tenedor para evitar sacarnos el ojos, pero puedo tropezarme en las escaleras eléctricas o golpearme en la cara con la pelota de béisbol. Puedo parecer Isadora Duncan cuando bailo solo, pero en un baile de parejas seguro tomaré el camino equivocado.

Tenemos poca conciencia de género. Las mujeres con asperger generalmente no batallan por el peinado o las uñas perfectas como las otras niñas de su edad. Se nos hace una pérdida de tiempo. Quizá con la edad este aspecto se desarrolle un poco más, pero si pudiéramos elegir, continuaríamos sin que nos importasen mucho la feminidad y las modas. Probablemente nos sumerjamos en nuestros propios intereses y olvidemos cepillarnos el cabello, usemos ropa que no combina de forma que nos veamos despeinados y desaliñados.

Nos tomamos las cosas de forma literal, una broma de “toc, toc” es probable que nos haga correr a ver quién está tocando la puerta.

Por último, pero no menos importante, la ansiedad es nuestra emoción predominante. Añade a eso el estrés post-traumático de la soledad, la confusión y el acoso que sufrimos… una pequeña palmada en la espalda puede hacernos saltar fuera de nuestra propia piel. Es por esto que parecemos preocupados y controlados todo el tiempo. Este exceso de control somos nosotros, tratando de mantener el orden en el caos, tratando de sentirnos más seguros en este mundo loco. Muchas personas con Asperger toman fármacos contra la ansiedad, pero aún no hay ningún medicamento para hacernos “normales”. Y no, no podemos simplemente “superarlo” y no podemos simplemente “ser normales”. El cerebro es un órgano flexible y podemos aprender, pero siempre, siempre, tendremos Asperger. Lo digo en voz alta y lo digo orgullosa.


Fuente: http://www.beatpsicologia.com/blog/76/personas-con-asperger/

miércoles, 11 de enero de 2012

¿Rebobinamos?

Nunca suelo hacerme propósitos de Nuevo Año porque nunca los cumplo. Hace poco tiempo escuché decir en la radio que escucho normalmente todas las madrugadas, que el truco para cumplir con estos propósitos estaba en hacerlos dos veces. Para ello, sólo debes escribir tus deseos en una hoja antes de que llegue el nuevo año… Pongamos… Un mes antes. Luego, quince días antes de llegar la Nochevieja, debes empezar a cumplirlos. Ya sabéis, me apunto al gimnasio, dejo de fumar… El día 31 verás que la mitad están sin cumplir. De hecho, con la mayoría no habrás hecho ni el más mínimo intento de llevarlos a cabo. Ahí está el secreto, siendo aún día 31 puedes volver a reescribir tus propósitos haciendo que estos nuevos sean algo más factibles. La historia me pareció muy bonita, pero para mí tiene un fallo y es que yo no quiero propósitos.

Este año va a ser diferente, yo voy a hacer que sea diferente. Comienzo y termino a cumplir mis propósitos en el mismo día, con esta entrada y como el resultado no tiene que durar un tiempo determinado, digamos que… Es atemporal y ojalá sea para toda la vida. Por eso, he podido permitirme el pequeño lujo de haberoslo propuesto algo tarde.

Hoy (fecha del borrador) estuve hablando con una amiga mía sobre nuestra relación, que parece, ya nunca podrá volver a ser como antes. Bueno, a mí ya me conocéis, no soy ni positiva, ni feliz, ni creo en las cosas bonitas, le di una última oportunidad a la amistad y se fue al carajo y para colmo, pierdo a personas y a las que no pierdo, me cansé de darles oportunidades. Y ya no digo oportunidades de continuar una amistad, que parece que eso no es lo que desean. Yo lo que doy son nuevas oportunidades para que puedan hacerme daño. Otra vez. También es cierto que soy el tipo de persona a la que si le pides perdón (y a veces sin pedirlo, simplemente cuando noto arrepentimiento de la otra persona) lo olvido todo. Culpa mía, soy una floja. Pero a decir verdad, de entre las personas a las que pierdo, unas no me interesan para nada y otras sí. Así que pensé, en el nuevo año… ¿Qué sería lo más importante para mí? Debería ser yo, pero no he cambiado tanto. Sólo mi vena Gandhi, así que esto no me sirve. Mi familia y mis amigos. Y ya está. Todo lo demás me sobra (aunque nunca viene mal un edredón calentito, una camita cómoda, una casa, mis regalos de Reyes…). Ahora mismo me da igual que me digáis que es un post deprimente, que se me va la olla, que qué fumo (sí, Dani, ya sabemos que me vendes mierda, tío grunge…). No es una entrada deprimente, todo lo contrario, es una entrada para pedir perdón y volver al 2010.

¿Volver al 2010? Sí… Porque he cambiado. He cambiado mucho desde entonces y puede ser que a muchos os deba una explicación, tanto a los que os conocía antes de esa fecha, como a los que no. La verdad es que a partir de 2010 las cosas comenzaron a irme un poquito mejor, por eso quizá puede ser posible que a muchos os extrañe que quiera volver a aquel entonces. A veces la vida te permite rebobinar y volver a comenzar sólo con algunas cosas, pero por intentarlo no se pierde nada. A partir de esa fecha me mudé. AMO mi nueva casa. Tanto que hasta me planteé la idea de comenzar a trabajar para poder pagarla, pero tampoco podía comenzar la casa por el tejado. Es aquí donde estoy siendo un poco más feliz, donde tengo más posibilidades de llegar a mi máximo punto de felicidad (que no llega ni al considerado normal pero con el que yo ya me daría casi por satisfecha) y es aquí donde he dado pasitos por una vez, avanzando. Pero creía ver la luz al final y puede que me confundiera con alguna linterna. ¿Qué queréis? Por un ojo no veo bien de lejos y por otro, de cerca. Incluso el oftalmólogo me dijo que soy una especie rara. Le dije que: "¡Eh, sin faltar!" Le caí bien y me regaló un par de fundas de gafas, un spray para limpiarlas y dos descuentos. Por eso, por creer ver la salida, me aferré tanto que, cuando vi que podía no ser, me caí. Y me descuidé. Psicológicamente. Físicamente también, no sé qué cojones me llevó a cortarme el pelo así, a oscurecérmelo a pasar de tomarme las pastillas de la alergia y estar peor por mi tonta cabeza… Pero eh, quizá no sea la luz del sol al final del túnel, pero aún siendo una linterna, es luz y yo me aferro a ella. También os descuidé a vosotros, eso es lo que no consigo perdonarme. Bueno, no soy una chica perfecta, pero desde luego no soy así. Puedo descuidarme yo, puedo tratarme mal y ser la persona a la que peor le caigo, pero con vosotros no, nunca me había pasado eso. A partir de este año conocí o conocí mejor a gente que ahora es tremendamente importante para mí: Anna, Nata, Zeben, Gloria, Gema, Diego, Carles… Y esta no es forma de conservaros a mi lado.


Foto de pyromaniac, en DeviantArt.




Por eso quiero pedirle perdón a Ana Karen. Nos conocemos hace mucho tiempo ya y es cierto que estás algo "empanadilla" a veces como para poder darte cuenta de que te he fallado o guardarme rencor. No estuve ahí en tu cumpleaños. No recibiste uno de mis paquetetitos, regalos o de mis tarjetas de todos los años. Y ni siquiera este año me digné a mandarte una postal de Navidad o cumpleaños aunque tenía tu regalo comprado desde el verano. Bueno, en realidad este año no me he dignado a mandarle tarjetas de Navidad a NADIE. Y ni siquiera he podido saber si he recibido alguna porque hace al menos dos meses que no piso mi casa. Ana, en la carta te cuento mil cosas, en realidad, todo un resumen de lo que me ha pasado en este tiempo y de cómo me siento. Aún así, me sentía en deuda y si me lo permites, quiero rebobinar eso contigo. :)

Dani, fuiste el primero que notaste que estaba cambiada. Contigo fui sincera a medias. "Sí, estoy rara, pero estoy bien." La última parte era mentira. Al principio me sorprendí un poco de que te hubieses fijado porque no hablamos demasiado, pero creo que sí, nos conocemos. Puedes ser un picajoso, un pasota, un vacilón, el tío más raro del mundo y el hombre que es capaz de buscar, y no sólo eso, sino de encontrar la comercialidad en una mota de polvo; pero esto no impide que además seas un tipo sensible que sabe apreciar a sus amigos, que hace unos regalos de cumple estupendos y que además siempre está ahí, incluso cuando hay una discusión con un amigo común con el que te llevas mejor que conmigo, has sabido diferenciar amistades y quedarte con ambos sin dañar a ninguno. También quiero rebobinar esta parte contigo y volver a empezar. :)

No hace mucho que nos conocemos, pero siento que con Isa puedo hablar de cómo me siento y cómo se siente mi cabeza en cada momento porque ella me entiende. Además, cuando sientes que alguien te entiende también y no sólo eso, sino que te comprende y hasta ha pasado por lo mismo, te das cuenta de que no estás loco. O eso, o que no estás loco… Solo. A partir de ese día sois dos. Cuando pienso en ti, me acuerdo de una frase en un libro que debo releer y que decía algo así: "La medicina siempre asegura que la prueba de sus prácticas es la experiencia. Platón tenía razón, por tanto, cuando decía que para llegar a ser un verdadero médico se deben haber sufrido todas las enfermedades que uno pretende curar y todos los accidentes y adversidades que uno pretende diagnosticar. " Michel de Montaigne. Siento que quizá no te he ayudado mucho como siempre he pretendido por estar tan desaparecida. Rebobino. :)

Vicky, a ti quizá te he puesto entre la espada y la pared, y ahora cada vez que te escribo, me siento culpable y lo pienso. Quizá no debí ser tan pesada contigo cuando tuve ese problema con una persona en común. Quizá ni siquiera tenía que haber tocado el tema, pero fue mi maldita manía de dejarlo todo aclarado siempre y de que estuvieses presente cuando todo se desató la que me llevó a tocar el tema. No sólo has sabido tratar el tema de la mejor manera posible, sino que también a partir de aquello dimos pie a entablar una relación más estrecha con la que estoy cada día más feliz. Vamos, que si no fuera porque para nosotras está ya muy visto, te abría ese club de fans del que hemos hablado. Vuelvo un poco atrás también contigo pero quedándome con lo que obtuvimos hasta ahora. :)

Nata, o también conocida como "lo mejor de mi 2011", "miSofi", "preguntémosle a mami el remedio casero del día" o "tendremos ese bebé en común cueste lo que cueste", jajajjajaa. Ahora también tenemos sección decoración… Próximamente en sus mejores kioskos xD Contigo tengo muuuucho que rebobinar, porque debes pensar que estoy loca. Pero ya no en el buen sentido… Supongo que por tu carácter, que da pie a la confianza o al menos a mí y que eras como mi antigua yo, la de 2010 que intento recuperar ahora, me he desahogado tanto contigo y te he dejado con dosis tan alta de Álex que podría ser lógico que no quisieras volver a hablar conmigo hasta 2014. Cada vez que me iba mal algo, mensaje a Nata. Digamos que antes yo era como tú, con ese punto de pasotismo que nunca lleva a disputas, tratando a todos por igual y evitando conflictos, anteponiendo a la gente antes que a cualquier otra cosa y con esa actitud Gandhi de paz y amor y que si se matan, intento mediar, pero sino que se maten ellos y no me salpique. Ahora lo único que he conseguido es hacerte ver que soy una montaña rusa de emociones que, en realidad, sólo se pasea por emociones precarias, del día malo al día peor y de ese, al nefasto. O peor aún, ¡que soy una loca por el fútbol! Ni mucho menos. Te conté un mini resumen de todo lo que me había pasado con la gente, pero también te dije que antes de Febrero, la gente no sabía ni que había estado en equipos ni cuál era mi equipo favorito. O simplemente si me gustaba el fútbol… De hecho muchos se estarán enterando ahora de eso. Pero contigo me volví loca, vi que eras la única con la que podía hablar y que no se enfadaba porque eras neutral y encima me hiciste recordar los tiempos en los que mi mejor amiga y yo nos dábamos toques cuando marcaba nuestro equipo. Te conté lo que me pasó el otro día y con eso ya tengo una preocupación menos, aunque aún tengo que mirar la solución completa. Pero sea como sea, gracias por haberme escuchado. ¿Rebobino también contigo y lo olvidamos todo? :)

Tú me dices que no te quiero. Gloria, te quiero un montón y aunque seas prácticamente nueva en mi vida, como verás, te tengo tan presente y eres tan importante para mí, que te he guardado también tu propio huequecito. Sé que tú tampoco lo estás pasando bien pero, dicen que la vida da muchas vueltas, así que deberíamos confiar en todo eso que dicen aunque no lo notemos. Lo has pasado mal y lo sigues pasando mal a causa de tu familia, pero eh, no estés mal, ya sabes que por aquí tienes otra familia más. Y una amiga con la que contar para lo que quieras. Lo mejor de todo es que creo que debo rebobinar muchas cosas contigo y hace tan sólo dos días fuiste tú la que me dijiste que es al revés y que me debes muchas cosas. Sólo me debes una camiseta. Yo te pago a cambio de una firmita de esa CR mexicana. Podemos empezar juntas de cero dejando las cosas malas atrás, ¿quieres? :)

Soni, tú y yo nos conocemos tan bien, que yo creo que no nos hace falta ni hablar para saber cómo está la otra. Tienes asumidos todos mis miedos, podemos hablar de lo que sea y encima ahora eres feliz. No sabes lo que me alegro por ti. Anda que no hablamos veces de todo esto en nuestras -cortas- cartas. Aunque tiene que haber sido difícil empezar una nueva vida, con gente totalmente diferente, en un nuevo país donde hablan raro y encima te miran como si fueras un mono de feria (eso es que eres muy sexy, ¿cuándo lo vas a entender?) y para colmo, os pierden un paraguas, ajajajajjaa. No, ahora en serio, y para colmo, puede que yo no haya sabido estar en mi lugar como debería, aunque en parte a sido dejarme llevar y en parte no querer molestar. Elimino con tu permiso esa parte y para lo que quieras y en el idioma que quieras, aquí estaré. :)

Pincha, contigo también he tenido una relación un tanto rara de un tiempo a esta parte. Pasamos de hablar cada día sobre todo con nuestros mega mensajes a que no me diese tiempo a hacerte esa lista de canciones para tu primer viaje en avión. En el fondo, me pasa algo curioso contigo y es que creo que podríamos estar meses e incluso años sin hablar y luego retomar todos los temas como si no hubiese pasado el tiempo. Aún así quiero decirte que, aunque te pareciese súper raro lo que te decía en los primeros emails: "¡Lo temo todo, lo temo todo!", tú has sabido comprenderme y ayudarme cuando me ponía muy pesada incluso con el tema de mi rara familia. Pero Car, debía decirte todo esto. Ahora ya sabes lo que toca, comamos Oreo juntas viendo un partido Argentina - España que ahora SÍ puedo comerlas :)

A ti, Diego, te conozco prácticamente desde hace días. De hecho, aún me cuesta escribirte mensajes sin cohibirme, más aún cuando pareces ser la única persona que dice lo que hay en mi cabeza y yo no quiero decir. Una de dos, o te han pasado las mismas cosas o te sabes poner en el lugar de las personas, al menos de palabra. Sea como sea, me parece una cosa muy valiosa y aunque apenas nos conozcamos y te deba un mensaje desde hace tiempo, quiero seguir conociéndote sin lugar a dudas. Contigo no puedo rebobinar mucho porque me iría a la época en la que no nos conocíamos. Aunque... Con esa hermana en común, estábamos destinados a conocernos :)

Zeben, tú también piensas que se me va un poco la olla, ¿cierto? Y tampoco en el bien sentido… Eres un trozo de pan (ahora que no nos lee nadie) y lo sabes, no dejes que abusemos de eso, sea quien sea. Me has dado geniales consejos, debes pensar también que estoy loca por el fútbol y que parece que aparezco sólo cuando me va mal y cuando te va mal a ti no estoy. Tranquilo, sólo eran los efectos secundarios de una fiebre psicológica extraña que me dio. Los cacahuetes xD Tomaré unas pastillitas mágicas y prometo estar lista y en mi punto a los 50, cuando tengamos que empezar a vestir y desvestir santos. Y si pasan frío, ¡que se jodan y que Cupido hubiese acertado más con sus flechas! Ni que tuviese reservadas las defectuosas para nosotros… Que sepas que tienes pendiente ese viaje a Madrid y que los que te queremos, yo incluida, te esperaremos donde seas feliz, sea aquí o lejos. Olvida las rarezas pasadas, vuelvo a ser yo. :)

A minha amiga Daniela por respeito tanto a ela como a vocês, a falarei nos dois idiomas: espanhol e portuñol. Faz tanto tempo que não lhe escrevo uma carta que já duvido entre se foi em avião em classe turista, nadando ou me esqueci de dar-lhe a bóia e por isso vêm todos os problemas, hahahaha. Conhecemo-nos de casualidade, porque de casualidade entrei naquele foro para aprender português e ademais compartilhar uma paixão pela música e ainda considero do que foi muita mais casualidade que me animasse a participar num amigo inviável num idioma que não falava e com uma gente à que não conhecia de nada. Suponho que, como passa sempre, não sabíamos que dizer em nossas primeiras cartas. O idioma, o desconhecimento da outra… Inclusive se não recordação má, deixamos de escrever-nos por um tempo, mas voltamos a retomar a correspondência e agora és uma das pessoas à que escrevo umas cartas mais extensas e com a que compartilho mais coisas além de estar aprendendo português e um pouco de inglês. Temos visto que no fundo temos muitas mais coisas em comum das que pensávamos apesar da distância e como dizia, o idioma e te guardo um espaço especial entre meus amigos. :)

A mi amiga Daniela por respeto tanto a ella como a vosotros, la hablaré en los dos idiomas: español y portuñol. Hace tanto tiempo que no te escribo una carta que ya dudo entre si fue en avión en clase turista, nadando o me olvidé de darle el flotador y por eso vienen todos los problemas, hahahaha. Nos conocimos de casualidad, porque de casualidad entré en aquel foro para aprender portugués y además compartir una pasión por la música y aún considero que fue mucha más casualidad que me animase a participar en un amigo inviable en un idioma que no hablaba y con una gente a la que no conocía de nada. Supongo que, como pasa siempre, no sabíamos que decir en nuestras primeras cartas. El idioma, el desconocimiento de la otra… Incluso si no recuerdo mal, dejamos de escribirnos por un tiempo, pero volvimos a retomar la correspondencia y ahora eres una de las personas a la que escribo unas cartas más extensas y con la que comparto más cosas además de estar aprendiendo portugués y un poco de inglés. Hemos visto que en el fondo tenemos muchas más cosas en común de las que pensábamos a pesar de la distancia y como decía, el idioma y te guardo un espacio especial entre mis amigos. :)

A ver mi paciente… ¿Cómo se puso la señorita este año de turrones? Disfruta Gema, que a ti la vida tampoco te lo está poniendo fácil. Pero ya sabes lo que dicen, "si la vida te da la espalda, tócale el culo" y tú además que a eso siempre estás dispuesta… Vive cada momento como si fuera el último y di lo que sientes en cada momento, no dejes que el tren se escape como pasó con Álex, tú y yo (y Nata) sabemos de lo que hablo. Para todo lo demás, los malos momentos, ya sabes que me tienes aquí y que no soy la única, porque lo sabes, ¿verdad? Y a ver si te vemos más el pelo, aunque… La ausencia de noticias, son buenas noticias. Carpe diem, hazme caso. :)

Carles, anda que no he hablado yo contigo… Desde la cosa más tonta como las tildes de una palabra en catalán ("sí" va con tilde cuando es afirmación, ¡toma ya! xD) hasta de lo más íntimo. De nuevo eres otra persona con la que tengo un montón de cosas en común aunque, está claro, tú eres más valiente. Me tienes que poner más al día sobre cómo va esa salud, aunque en mi opinión lo mejor es mandar a todos los médicos a la porra. Cuanto más vas, peor te encuentras y más enfermedades detectan. Las veces que vas al médico son directamente proporcionales al número de dolores que tienes o vas a tener. Gracias por confiar en mí y no me llames deprimente, cojones, jajajajajja. :)

lunes, 9 de enero de 2012

La luz de un pequeño barco en la oscuridad

Como estoy malita, al final no he podido terminar de escribir la entrada especial que tenía para todos vosotros, pero la tengo a medias guardada como borrador en el blog. Mientras tanto, os dejo un artículo íntegro que estuve leyendo hoy y con el que me he sentido muy identificada, sobre todo hasta el segundo punto y aparte.

"Los humanos somos animales sociales, y no sólo necesitamos vivir con los demás, sino que además o sobre todo anhelamos ser comprendidos, es decir, ser capaces de comunicar hasta el más remoto rincón de nuestra intimidad con los seres queridos. De hecho, creo que éste es uno de los mayores malentendidos de la vida en pareja, un espejismo que puede provocar la ruina de la relación, porque muchos enamorados, sobre todo si son jóvenes, aspiran a la fusión absoluta con el amado, a quien imaginan como el alma gemela con quien compartirlo todo; y luego, claro, cuando la pareja muestra inevitablemente otros gustos o no entiende determinadas emociones, entonces algunos se lo toman a la tremenda, como si eso fuera la prueba irrefutable de que se han enamorado del hombre o la mujer equivocados.

Pero el caso es que la media naranja idéntica no existe, y es ilusorio pensar que pueda haber en el mundo una persona con quien entenderte al cien por cien. ¿A quién se le puede decir todo? Obviamente, a nadie. Y, sin embargo, ¡cuánto necesitamos decir y compartir! Todo esto lo pensé hace unas semanas, muy tarde en la noche, sola en un apartamento frente al mar. En el agua negra, lejos de la costa, parpadeaba una luz temblorosa y fluctuante, sin duda la pequeña luz de un barco de pescadores. Me encantó descubrirla, me encantó mirarla. Me sentí unida a esos pescadores en la oscuridad. ¿Quiénes irían en el barco? ¿Qué estarían pensando mientras subían y bajaban suavemente en el vaivén del agua? Nunca sabrán que ellos y yo estuvimos tan cerca en esa madrugada, unidos por los destellos de su fanal. Un mensaje luminoso llegado de extramuros. Señales de otro mundo. Y pensé: ¿a quién puedo decirle que estoy viendo esa luz, que me siento tan próxima a esos pescadores desconocidos como si fuéramos los últimos habitantes del planeta? Pero era tarde, no podía llamar a nadie e incluso me parecía una tontería y una cursilada soltarle todo esto a algún pobre amigo pillado por sorpresa. Y, sin embargo... ¿por qué la belleza no parece tan bella si no se puede compartir?
Uno es tantas cosas. Tantas pequeñas, ínfimas cosas. Esa luz entrevista en el agua negra. Un estremecimiento de alegría al escuchar una canción. Una reflexión, una pena, una caricia. Sentimientos, conocimientos y memorias. Todo un universo de menudencias imposible de transmitir a los demás. En uno de sus libros de memorias, Simone de Beauvoir decía que lo que más le apenaba de envejecer y de su cada vez más cercano horizonte de mortalidad era la desasosegante idea de que se perdieran todos los conocimientos que había acumulado en su ya larga vida. Todos los libros leídos. Las películas vistas. Los pensamientos hilvanados. Las músicas disfrutadas. Ese largo esfuerzo, esa compleja edificación intelectual y ese deleite desaparecerían sin dejar rastro al morir ella, como una bonita pompa de jabón al estallar. Y es que uno es eso, justamente. Somos una suma de bagatelas. Por eso en su precioso y premiado libro Tiempo de vida, escrito tras la muerte de su padre, Marcos Giralt Torrente se embarca en unas cuantas retahílas descriptivas de los gustos paternos: "Tenía debilidad por los fritos y por todo lo que llevara bechamel (...), le gustaban los embutidos, los macarrones, las albóndigas; le gustaba el repollo, la remolacha, el atún...". Unos párrafos tan triviales que resultan profundamente conmovedores. El leve y enredado garabato de nuestra identidad también se construye sobre el placer con que te comes unas croquetas.
En su momento no hablé a nadie del barco fantasmal y de la luz parpadeante, del mar negro y de la conmovedora cercanía que sentí por un instante con esos pescadores que jamás veré. Pero hoy estoy escribiendo sobre ello: qué privilegio. Para eso se escribe, se pinta, se compone una sonata. Para escapar del encierro de nuestra individualidad. Y para eso se lee, se va al cine, se escucha la música. Para unirnos a los demás, para saber que no estamos solos. Aunque después todo desaparezca, como decía Beauvoir. Pero en el entretanto están los amigos y los amados. Está la posibilidad de compartir de cuando en cuando una emoción profunda, y la suerte de poder sentirte acompañado, aunque sólo dure un momento, aunque sólo sea un chispazo, un espejismo, como la incierta luz de ese solitario barco en la negrura."


Está escrito por Rosa Montero y describe a la perfección lo que llevo sintiendo en los últimos meses: el estar obligados a ser personas sociables por ser parte de la sociedad (¿eso quién lo juzga?), el pensamiento de que no existe media naranja (pero tampoco vamos a conformarnos con lo primero que se nos cruce), las emociones, los tremendismos… Todo.

jueves, 5 de enero de 2012

¿Puedo hacerte una confesión?

Porque… Yo tampoco lo entiendo, pero supongo que siempre he sido así. Siempre he pertenecido a esa calaña de gente a la que se le suena denominar de forma algo despectiva: PASTELOSOS. Y digo que no lo entiendo porque mi familia nunca fue una familia cariñosa, lo cual no quiere decir que no nos queramos pero las muestras de cariño siempre fueron las mínimas y bastante escasas. Yo siempre fui el tipo de niña que, para dar un abrazo, necesitaba toda la confianza del mundo y que no me hicieran sentir ridícula por ser diferente a los adultos de mi familia, y digo adultos porque siempre he sido y continuo siendo de las pequeñas de mi familia. Cuando fui pequeña tuve pocas muestras físicas de aprecio, pero a veces yo daba alguna. Un beso, un abrazo, un "yo te quiero más a ti"… Tuve pocas oportunidades de mostrar este aprecio, así que supongo que sumado con la timidez, me acostumbre a irlas racionando aún más si cabe. Algunos días son más fructíferos que otros, son días en los que por cualquier tontería o simplemente porque sí, te sientes mejor. En ocasiones, esas sensaciones las cuales me siguen pasando aunque cada vez menos frecuentemente, hacen que me sienta más receptiva, más nerviosa, con menos miedo a expresar mis sentimientos. También es algo que sucede a la inversa, hay días en los que te levantas con el pie izquierdo y todo lo que sucede te parece horrible. Al interactuar con las personas, nunca sabes en qué estado está ella ni en cuál estarás tú en los próximos 20 segundos, pero la forma que tenemos de recibir el cariño de los demás, al menos para mí, es una parte fundamental para que esa persona e incluso las demás se coarten a la hora de volvértelo a ofrecer o no. Un beso a cambio de un "quita", un abrazo a cambio de una mala cara y las muestras van sobrando y acabando así quizá con una parte importante de la personalidad de la persona que ofrece el cariño.

Por eso hace unos días intentaba cambiar de pensamiento a mi amiga Nata. Venga, no puede ser normal que no creas en el amor, no puede ser verdad que puedas preferir otra cosa antes -trabajo- que estar con una persona que te quiera. Se lo estaba diciendo la persona que cambiaba besos por "quita", abrazos por malas caras, pocas oportunidades que mostrar y pocas que obtener. Aunque en el fondo la entendía perfectamente. En parte no y en parte sí. En parte no porque es evidente que habiendo obtenido cariño de parte de otra u otras personas, independientemente de si salió bien o mal, es "fácil" decir que ahora no se quiera eso. En parte sí porque comprendo que el amor y el cariño están idealizados y sobrevalorados. No sé si en mi cabeza o realmente es así, pero esto sucede.

Sé que nunca seré capaz de expresar lo que siento a alguien porque ya nunca volveré a tener la confianza suficiente para hacerlo. No es que sea vieja, pero tampoco joven y conmigo, las oportunidades ya quedaron atrás, así que me expresaré de otras formas.

Por todo lo dicho y aunque los días no sean precisamente los más adecuados para poner estos vídeos; amor idiota, le quiero a él y él quiera a otra. O aplicado a mí, amor idiota, nadie me quiere y un tío me acosa. xD Me gustaría que los vierais a ver que os parecen y cuál os gusta más. Los coreanos, unos cracks de los dramas románticos. Quizá simplemente nací en el lugar equivocado… Ya no soy de esas.


Comienzo con una historia que se identifica mucho con mi primer párrafo. Escogí esta historia porque al terminar de verla, me quedé con el pensamiento de que siempre sucede igual, uno se arrepiente de haber actuado de determinada forma cuando ya es tarde o, peor aún, sin solución. Al menos en este vídeo aunque ya no haya solución hay un arrepentimiento a tiempo que sirve para algo. La parte final musical también tiene cierta parte de mí.




Esta otra historia no es tan triste (aunque ya he dicho que los asiáticos tienen su toque en estas cosas) pero también es cierto que, a veces las cosas no son lo que parece y no se puede prejuzgar que alguien no te quiere por cómo ves que te trata en determinados momentos, nunca se saben las razones y menos si no te las quieren decir. Obviemos que los transplantes de córnea sólo se hacen con personas fallecidas, se le quitaría todo el romanticismo. Me encantan las motos y me encanta la fotografía. La experiencia en cuartos oscuros de fotografía me llevó a querer poner uno pequeño si alguna vez tengo casa propia.




Pasemos a maneras bonitas de decir las cosas sin "tener que decir nada". Creo que sobran las palabras, esta escena ya es mítica y yo realmente… Lo haría.




Y esto… También lo haría. Sí, bueno, quizá no estaría Paramore en el escenario, más que nada porque no conozco a mucha gente a quien le guste, pero siempre se puede cambiar el grupo y dejar todo lo demás. Desde luego no es algo que te esperes al ir a un concierto de tu grupo favorito… No tenéis que soportar la canción, a mí me gusta. "The only exception". Pastelosa. Va acorde con el tema…




Y siguiendo con las propuestas, quien dice concierto, dice cine. Eso sí, para dar estos pasos antes habría que remontarse al principio, tener pareja. Más que nada porque si no, queda como deslucido xD Cuanto menos es muy original.




En la estela de "Love Actually", esta propuesta se parece bastante, pero aún así está bastante currada. Para que luego me llamen a mí pastelosa, la vi colgada del muro de uno de los que más me tachan de ser una pastelosa de dimensiones. :P Siento no haber tenido tiempo para poner subtítulos, pero ya era mucho trajín. Si alguien no entiende algo, me ofrezco voluntaria para traducir lo que esté en mi mano dentro de mi bajo dominio de los idiomas. Es algo así como (no literal, que se entienda la idea):

- Hola enana.
- Esto es difícil pero ten paciencia conmigo.
- He estado pensando en nosotros yo que siempre dije…
- El matrimonio me asusta, ¡sal de mí!
- Y mis amigos casados decían…
- ¡Corre tonto!
- Así que siempre lo ignoré.
- Zorra por favor, el matrimonio no es para mí.
- Pero un día me di cuenta…
- Nadie me hace feliz como lo hace ella.
- Pero nadie nunca me hizo sentir esto antes… Así que mi cerebro dijo…
- ¡Imposible!
- Y me di cuenta de que quería envejecer contigo. Y mi corazón le preguntó a mi cerebro…
- Si te gusta, ¿por qué no le pones un anillo?
- Pensé en ello…
- Como un jefe.
- Así que Audrey Ooi Feng Ling…
- ¿Querrás…
- Casarte conmigo?
- Le pregunté a Audrey si quería casarse conmigo y dijo sí.




Uno más… Tengo amigos en esta universidad y no me hubiese importado participar. Siempre en el papel secundario de hacer de mala bailarina y que la cámara no alcanzase a grabarme, pero al menos hacer bulto. Y si no, siempre preferiría quien pide a ser pedida… Y lo mejor es que el chico tiene ritmo. :)




Y este último vídeo para terminar. ¿Qué mejor fin que alguien te espere hasta el final? :)

lunes, 2 de enero de 2012

¡¡Feliz Año Nuevo!!

Bueno, al menos eso es lo que dicen todos, aunque no entiendo tanta felicidad en algo más de 24 horas que llevamos de este nuevo año. En fin, la gente, que mira que es rarita, "esperasus" un poquillo más que a nadie le gusta que le juzguen por una primera impresión...

Aquí estoy un día más tomándome una Fanta caducada (y encima ahora se puede decir literalmente que caducó el año pasado xD), terminando de pintar una de mis bolas (?) y hablando con una loca por la otra línea. La otra línea es el Face y la loca cuando escriba, que se identifique. :P

Debería empezar aclarando que mi anterior entrada NO era una entrada depresiva. O al menos no trataba de serlo. Supongo que me expresé mal, es lo que tiene ser una pésima escritora, pero voy aprendiendo :P De hecho, intentaba expresar justo lo contrario. Intentaba decir simplemente que, mis Navidades no son mejores o peores porque salga o deje de salir, porque me acueste antes o después (ya te vale, Anna xD) o porque las pase en un sitio elegante, en mi casa o cantando la Macarena con una diadema de reno en medio de la terraza a -2 grados. Me importan las personas y lo demás, si ell@s están, ya corre de mi cuenta. Lo malo es que están lejos y esa era la única parte depresiva.

Peeeeeeeeeero... Si Mahoma no va a la montaña y como yo siempre ando con pseudos por mi escaso nivel económico, si las Navidades quieren ser rancias, ya me encargaré yo de endulzarlas. Y para comenzar, nada mejor que empezar el año con doce gominolas. Bueno, es lo que tiene que una sea alérgica a la fruta, pero veo que cada vez más gente pasa de las uvas y come gominolas, chocolate, aceitunas, naranjas... Yo creo que lo probé todo excepto las naranjas por lo evidente y las aceitunas. Imaginad meterte doce casi de golpe y que, al tratar de masticarlas para hacer sitio, una tenga hueso... Mejor asegurarte un año nuevo sin dentista de urgencia...

Pasemos a los propósitos. Seré breve: No tengo ninguno. Pero, ¿para qué? Si luego nadie los cumple... Dejar de fumar. No fumo. Dejar de beber. No bebo. Empezar a... Tampoco xD Guarros... xDD Apuntarme al gimnasio. ? Lo único que tengo pensado seguir haciendo es continuar lo que dejé a medias en el 2011 que, cierto es, hemos cambiado de año, pero lo que se quedó inacabado en el 2011, inacabado queda cuando pasa a ser 2012...

Aunque muchos visteis ya las fotos, aparte del pueblito, las casas iluminadas y la decoración del árbol, aquí van algunas fotos más de todo lo que hice por Navidad. He de recordar también que con eso de haberme puesto mala, muchas de las cosas que había en mi cabeza se quedaron en el tintero (por eso voy tan retrasada con las bolas Angry Birds...), pero las galletas he dicho que las hago y...


Mis informales árboles de Navidad. No hay una cosa más sencilla de hacer y para las que se necesiten menos materiales. Uno.



Y... Bueno, normalmente suelo enviar un montón de postales para Navidad, pero este año no he podido ir a casa, así que ni he enviado ni he podido ver si he recibido. De hecho no voy a casa desde hace... Más de un mes, me parece. Y espero no ir en un tiempo, porque además ya he visto a la familia en las Navidades y no me urge ir allí con el frío que debe hacer ahora. Pero vi un proyecto de cómo hacer una postal de Navidad y, aparte de hacer esta que os pongo, creo que haré una diferente cada año. Imaginación al poder y que no decaiga.



Por último, como ya sabéis, encontré unas bolas de Navidad para el árbol de oferta y... Bueno... Mis Angry Birds. :) Aún sigo con ellas. Esta vez comencé con unas verdes, que de estas tengo seis y luego pasaré a las amarillas. Si me da tiempo y veo por algún bazar azules, negras o blancas, me las quedo. Seguro que ahora que ya la Navidad prácticamente se ha pasado no las quiere nadie y yo, las que estoy haciendo ahora ya irán sin gorrito de Navidad y así son atemporales.


En el fondo, no quedan tan mal una vez colgadas en el árbol... ¿No...?


Mi nuevo propósito de año nuevo (vaaaaaaale, sí, me hice uno, a pesar de ser la rarita "del grupo" también tengo cosas que hacer...) es hacerme un libro de apuntes con todas las cosas que hago, las fundas de iPhone, los broches, las pulseras, los peluches, los rosarios... ¡Todo! Con el paso a paso, los patrones, los tutoriales y muy importante, los trucos. A veces tiende a írseme la olla (cosa que ya a nadie le sorprende) y acabo fallando siempre en el mismo sitio u olvido cómo se hacía algo y me lo invento. Aunque el resultado sea el mismo, mejor hacer las cosas bien.

Me temo que quiero hacerme una bufanda este invierno... ¿Alguien sabe cuántos ovillos necesito para una bufanda larga? :)