Seguidores

Google+ Followers

jueves, 25 de septiembre de 2008

Mi nuevo ukelele ^^

Jejejejeje…

Jejejejeje….

Jajajaaja…

¡Ja, ja!

¡¡¡Tengo un ukelele!!! Pero weno, como veis, no me hace demasiado ilusión, jjajaja. ¡¡Mola un montón!! Creía que iba a ser un poco chungo de tocar, porque es tan pequeñito (¡ostras! Voy a medirlo, que ahora tengo curiosidad XDD). Pues no llega a 60 centímetros, sí que es chico, sí. Imaginas el mástil y dentro del mástil, los trastes (para el que no sepa ni de lo que estoy hablando, es dónde colocar cada dedo, que pensé que ni cabrían); pero vamos, vi a tíos por YouTube tocándolo, así que pensé, si ellos pueden…

¡¡Y aprendí!! Bueno, aún no me sé todos los acordes (porque soy totalmente distintos a los de la guitarra, como el uke sólo tiene 4 cuerdas…); pero puedo tocar unas cuantas canciones. Y sobre todo, ésta:




Tocaba bien el tío, ¿no? Pues aprenderos bien el nombre, que es facilito: Israel (esto sí es fácil; pero el apellido…) Kamakawiwo’ole (facilito, lo que yo decía… XD). Mejor le podemos llamar Bruddah Iz, que es mucho más fácil ;)

Si la canción os suena un poco (sobre todo el principio), puede ser porque es la misma que la del anuncio de ‘Digestive Fontaneda’ y juraría que es un ukelele también. ¡Ya me podía haber contratado a mí para hacer el anuncio! Como Fontaneda, ahora toco el ukelele y no se me vería la cara, ¿qué más podría pedir? XDD Hombre, lo de los dibujos con la tierra, podría intentarlos; pero no creo yo que me quedases muy bien, ajajajjaa. Además, ya tengo 22 añazos para andar jugando con la tierra, ajjajajaa. XDDD



Bueno, no me enrollo más y aquí os dejo la foto de mi uke: ^^ (Un poco más grande que el teclado…)


martes, 9 de septiembre de 2008

CRÊPES


¡¡Por fin!! Por fin las hice. La foto es del chocolate líquido, las crêpes (buah!! Cómo estaban… Hmmmm…) y el después, jejejeje. Salieron unas cuántas; pero nos las comimos todas. Con nata, chocolate y mermelada de melocotón por separado todo, no hagamos esas mezclas tan extrañas. :p

La primera vez que hago crêpes y no creía que iban a estar tan ricas. Habrá que hacerlas de nuevo… Jejejejee.


¡Besos! ^^

lunes, 8 de septiembre de 2008

La importancia de una frase

Ya no me refiero a una frase importante como un “te quiero” o una a la que tratamos como insignificante porque la decimos sin pensar y como costumbre “buenas noches”; pero si lo pensamos bien y con detenimiento es, seguramente, la última frase de nuestro día.

El otro día estuve pensando en un par de amigos míos (no voy a decir su nombre para que se puedan mantener en el anonimato). Y pensé, cómo una frase puede variar tremendamente de significado según a la persona a la que se lo digas y las circunstancias, por ejemplo. Si a mi abuela le digo que el Miércoles fui a la peluquería, supongo que no me contestaría nada o harían algún comentario sobre mi pelo (bueno o malo, es indiferente, aunque supongo que si viene por parte de algún familiar, sería bueno =) ). Si se lo digo a uno de estos amigos, la respuesta probablemente no giraría en torno a mi pelo, porque ellos saben lo que estoy pensando y tratando de decir ocultamente en la sencilla frase (y sin aparente doble sentido) “el Miércoles fui a la peluquería”.

Todo este post comenzó siendo una pequeña paranoia que se convirtió minutos después en un agradecimiento a todas las personas que, aunque estéis lejos todos, estáis muy cerca (al menos, todo lo que yo podría desear como adecuado). ^^

Gracias por comprenderme sin palabras, que esto es complicado; pero además sin gestos, sin miradas, sin abrazos… Pocas personas pueden logarlo.


PD: Voy a leer un rato un libro que me compró mi madre :p
PD: Y sí, me he cortado el pelo, jajaajaja. :p